¬ŅPuedo dar el pecho si tengo los pezones planos o invertidos?

Cuando te preparas para amamantar a tu beb√©, es posible que pases mucho tiempo preocupada por todas las cosas que podr√≠an salir mal. ¬ŅProducir√°s suficiente leche? ¬ŅY si el beb√© no se agarra bien? ¬Ņhasta qu√© punto te va a doler?

Una cosa en la que probablemente no pienses es en la anatomía de tus pezones, y en si los tuyos son propicios para la lactancia típica. En realidad, muchas mujeres tienen variaciones anatómicas normales en sus pezones.

La diferencia m√°s com√ļn es tener los pezones planos o invertidos, a veces tambi√©n llamados pezones retra√≠dos. Esto no afecta a tu capacidad para producir leche materna o amamantar a tu beb√©, pero puede hacer que la lactancia sea un poco m√°s complicada (al menos al principio).

Para dar el pecho con éxito con los pezones invertidos, necesitarás ayuda, práctica y paciencia. La práctica y la paciencia dependen de ti, pero nosotros podemos ayudarte con la parte de la asistencia. Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre la lactancia con pezones planos o invertidos.

¬ŅQu√© son los pezones invertidos?

En lugar de sobresalir hacia el exterior como lo hacen normalmente los pezones, los pezones invertidos se encuentran planos contra la areola o giran hacia el interior de la misma. Esto puede ser más evidente cuando se aplica presión a la areola.

El grado de aplanamiento o inversión varía mucho, y no sólo de una persona a otra: Se puede tener dos totalmente invertidos o uno solo o que sólo estén parcialmente invertidos.

Para saber si tienes los pezones planos o invertidos, puedes hacer la "prueba del pellizco". Así es como se hace:

  1. Coloca el pulgar y el primer dedo sobre la areola, a unos 2 centímetros de la base del pezón.
  2. Presiona el pulgar y el dedo juntos.
  3. Si el pezón no sobresale ni se extiende, se considera plano.
  4. Si el pezón se retrae o se hunde, se considera invertido. Los pezones realmente invertidos son raros.

Otro signo de pezones planos o invertidos es la ausencia de movimiento del pezón cuando se le estimula o en respuesta al frío. Si los pezones sobresalen (se extienden) como respuesta a un estímulo, no deberían suponer un problema durante la lactancia.

¬ŅQu√© causa los pezones invertidos?

Muchas mujeres nacen con los pezones invertidos. De hecho, alrededor del 10 por ciento de las mujeres tienen al menos uno, y en la mayor√≠a de los casos, no est√° causado por ninguna otra condici√≥n m√©dica. No duele ni causa ning√ļn problema espec√≠fico.

Por lo general, si naces ya con ellos así, no tienes que preocuparte. Pero si un pezón invertido es algo nuevo para ti, merece la pena que te lo revisen. A veces el propio embarazo es la causa de este cambio, pero en raras ocasiones, un pezón invertido puede ser un signo de algo más grave, como un cáncer de mama.

Los pezones invertidos también pueden aparecer después de una cirugía de mama, un traumatismo mamario, durante la menopausia, durante o después de una mastitis, o incluso después de la lactancia (si has sufrido alguna cicatriz en los conductos mamarios).

¬ŅSon permanentes?

Puede que sí, o puede que no. Depende del grado de inversión del pezón: los pezones ligeramente invertidos pueden empezar a sobresalir más con el paso del tiempo, especialmente cuando se atraviesa el típico ciclo vital de los cambios reproductivos femeninos (es decir, la menstruación, el embarazo, la lactancia y la menopausia).

Los cambios físicos, como los cambios de temperatura o la estimulación, también pueden afectar temporalmente al aspecto.

Si el pezón invertido es simplemente una anomalía genética, no necesitas hacer nada para tratarlo. Sin embargo, es posible que quieras hacerlo si tienes fuertes sentimientos sobre la apariencia de tu pezón invertido o estás preocupada por tu capacidad de amamantar en el futuro.

Hay formas de favorecer que el pezón invierta su dirección natural, aunque no hay garantía de que funcionen o de que puedas mantener los resultados:

  • La t√©cnica Hoffman, una terapia manual que consiste en masajear el tejido mamario y la areola.
  • Extractores de pez√≥n o conchas mamarias que ejercen una presi√≥n inversa sobre el tejido mamario para que el pez√≥n sobresalga.
  • T√©cnicas de succi√≥n, similares a los sacaleches, que sacan el pez√≥n y lo alejan de la areola.
  • Tambi√©n puedes optar por la cirug√≠a pl√°stica. Existen procedimientos de correcci√≥n quir√ļrgica, as√≠ como inyecciones cosm√©ticas que pueden hacer que el pez√≥n sobresalga. En el pasado, la cirug√≠a sol√≠a implicar el corte de los conductos de la leche detr√°s del pez√≥n, lo que significaba que la mujer ya no pod√≠a amamantar, pero los procedimientos modernos preservan los conductos de la leche, y en su lugar estiran el tejido conectivo para que los pezones puedan sobresalir.

Repercusiones en la lactancia materna

No hay ninguna razón anatómica por la que una mujer con pezones invertidos no pueda dar el pecho. Esta afección no afecta a los conductos lácteos, por lo que seguirán produciendo leche y ésta podrá seguir saliendo por el pezón.

De hecho, las matronas, los asesores de lactancia y otros expertos en lactancia materna son conocidos por recordar a las mujeres que se llama lactancia materna, no lactancia del pez√≥n, porque aunque los pezones desempe√Īan un papel importante, no son la √ļnica parte del cuerpo responsable de una lactancia exitosa.

El propio acto de amamantar puede ser a menudo un "tratamiento" para los pezones invertidos. La fuerza repetida que ejerce el bebé al succionar el pecho durante las tomas puede aflojar las adherencias que causan los pezones invertidos, permitiendo que el pezón sobresalga más con el tiempo.

Dicho esto, suele haber una mayor curva de aprendizaje en la lactancia cuando se trabaja con pezones invertidos. Puede que necesites m√°s pr√°ctica para que t√ļ y tu beb√© consig√°is un buen agarre (un componente fundamental para el √©xito de la lactancia), y puede que necesites preparar tus pezones antes de las sesiones de lactancia, utilizando t√©cnicas de estimulaci√≥n, o incluso ajustando tu posici√≥n de lactancia para que tu beb√© pueda agarrarse m√°s f√°cilmente.

Cómo facilitar la lactancia con pezones planos o invertidos:

  • Utiliza un sacaleches para extraer suavemente el pez√≥n y facilitar el agarre del beb√©. La mayor√≠a de los pezones se alargan con s√≥lo uno o dos minutos de bombeo. Cuando veas que el pez√≥n se alarga, retira el sacaleches y coloca r√°pidamente a tu beb√© en el pecho. ‚áĒ ¬ŅC√≥mo extraer la leche materna de forma manual?
  • Evita que tus pechos se congestionen. Es m√°s dif√≠cil sacar un pez√≥n plano o invertido cuando el pecho est√° demasiado lleno. Para evitar que los pechos se congestionen, aseg√ļrate de dar el pecho al menos de 8 a 12 veces en cada periodo de 24 horas.
  • Presta especial atenci√≥n a la posici√≥n y al agarre del beb√©. La boca del beb√© debe estar bien abierta y llena de tejido mamario. Cuando el beb√© est√© bien colocado, el pez√≥n estar√° en la parte posterior de la boca del beb√©, cerca de la uni√≥n del paladar duro y blando.
  • Algunas mujeres optan por llevar conchas mamarias (dispositivos de pl√°stico, circulares y con forma de c√ļpula con una abertura en la parte posterior que se colocan sobre el pez√≥n) durante el embarazo para provocar lentamente la extensi√≥n del pez√≥n plano o invertido. Sin embargo, las investigaciones demuestran que las conchas mamarias rara vez son √ļtiles y, de hecho, pueden ser m√°s perjudiciales que beneficiosas, ya que aumentan la ansiedad de las madres. Puede valer la pena esperar hasta despu√©s del nacimiento del beb√© para ver si hay alg√ļn problema con la lactancia antes de explorar esta opci√≥n.
  • Considera la posibilidad de utilizar un protector de pezones (un dispositivo circular con una espiga que permite el flujo de leche materna) para facilitar el apego, favorecer la transferencia de leche y mantener la lactancia. Normalmente, el protector de pezones se utiliza al principio de la toma para animar al beb√© a agarrarse y se retira cuando empieza a mamar y tragar, pero puede utilizarse durante toda la toma.

Existen diferentes tipos de pezoneras y sus efectos sobre la lactancia son variados. Por ejemplo, es más probable que un protector de pezones de goma gruesa (látex) interfiera en la transferencia de leche que un protector de silicona ultrafino. Los protectores de pezones están pensados para un uso a corto plazo (sólo hasta que el bebé haya aprendido a agarrarse bien o los pezones ya no estén planos o invertidos). Consulta siempre a tu médico antes de utilizar un protector de pezones. Dado que los protectores de pezones pueden interferir en la transferencia de leche, debes pesar a tu bebé de forma rutinaria (al menos semanalmente) para asegurarte de que está ganando una cantidad adecuada de peso.

** Es una buena idea consultar con tu obstetra/ginecólogo, matrona o incluso con un asesor de lactancia independiente antes de utilizar una de estas estrategias para amamantar con los pezones invertidos.

Impacto en la producción de leche

Recuerda que un pezón invertido no afecta a los conductos lácteos ni a la cantidad de leche que se produce o se distribuye al bebé.

Sin embargo, hay un peque√Īo inconveniente. Dado que los pezones invertidos pueden dificultar que el beb√© se agarre completamente al pecho para alimentarse, pueden alterar el delicado equilibrio entre la oferta y la demanda de la producci√≥n de leche materna.

¬ŅQu√© queremos decir con esto? Pues que tu cuerpo sabe la cantidad de leche que debe producir para las necesidades espec√≠ficas de tu beb√© en funci√≥n de la duraci√≥n y la frecuencia de sus tomas, as√≠ como de la intensidad de su reflejo de succi√≥n. Un pez√≥n invertido puede ser frustrante para un reci√©n nacido, que puede no ser capaz de averiguar c√≥mo agarrarse al pecho, por lo que el beb√© puede tener dificultades para "demandar" la cantidad adecuada de "suministro" de leche materna para llenar su vientre.

De este modo, se puede reducir tu suministro de leche en general, pero por sí solos, los pezones invertidos no influyen directamente en la cantidad de leche que puedes producir o alimentar a tu bebé.

Tambi√©n te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.