¿Es segura la canela durante la lactancia?

¿Es seguro tomar canela durante la lactancia?

La canela se utiliza para dar sabor a la bollería, los desayunos, los cereales, la fruta, el pollo y el café, entre otros. Las recetas, especialmente las de dulces, suelen utilizar la canela por su sabor dulce y agradable.

Pero antes de llegar a la pregunta de si es seguro comer canela durante la lactancia, hablemos de los beneficios de la canela para la salud.

Beneficios de la canela para la salud

La canela tiene un alto contenido de cinamaldehído. Este compuesto mejora el metabolismo y puede ayudar a las personas a perder peso. Es habitual que la gente la añada a su café o al vinagre de sidra de manzana para aprovechar los beneficios para su metabolismo.

Los antioxidantes son muy beneficiosos para el organismo, ya que eliminan los radicales libres y reducen el daño causado por la oxidación. También pueden evitar el desarrollo de muchas enfermedades, como las cardíacas y algunos tipos de cáncer.

El cuerpo utiliza la inflamación para combatir las infecciones, reparar los daños y mantenerse sano. Sin embargo, si la respuesta inflamatoria de tu cuerpo lucha contra su propio tejido, se convierte en un problema. La respuesta inflamatoria del cuerpo aumenta los síntomas en enfermedades como el asma, la artritis, la enfermedad de Crohn, la hepatitis activa y otras. Para aquellos que sufren una respuesta inflamatoria aumentada, la canela puede utilizarse por sus propiedades antiinflamatorias.

Los estudios han demostrado que el consumo de canela puede ayudar a las personas a combatir las infecciones. A lo largo de los años, la canela se ha utilizado para tratar el mal aliento (causado por las bacterias de la boca), los dolores de muelas, los problemas de digestión, etc. Algunos estudios sugieren incluso que el consumo de canela puede ayudar a las personas a combatir ciertos tipos de cáncer, como el de colon.

La salud intestinal es importante para combatir las infecciones y mejorar el bienestar general. La canela tiene propiedades prebióticas que ayudan a que el intestino desarrolle bacterias saludables, suprimiendo el crecimiento de las bacterias patógenas (malas). Si se consume con regularidad, la canela puede contribuir a la salud intestinal y a una digestión más saludable.

El manganeso es un nutriente importante para fomentar la salud en general. Ayuda al cuerpo a formar tejidos conectivos, huesos, coagulación de la sangre y hormonas sexuales. El consumo de manganeso también puede ayudar al metabolismo, la absorción de calcio y la regulación del azúcar en sangre. Dado que la canela es una buena fuente de manganeso, las personas pueden obtener estos beneficios al consumirla. La canela también tiene pequeñas cantidades de calcio y fibra. Tanto el calcio como la fibra contribuyen a la salud física general.

Algunos estudios sugieren que el consumo regular de canela puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

El consumo de canela puede reducir la presión arterial. Los primeros estudios indican que consumirla con cierta regularidad puede ayudar a controlar la hipertensión arterial crónica. Sin embargo, es necesario realizar más estudios antes de poder utilizarla con seguridad para controlar la hipertensión. Mientras tanto, se puede utilizar como complemento de la medicina tradicional para reducir la presión arterial.

La canela puede reducir el azúcar en sangre y aumentar la sensibilidad a la insulina. Para las personas que padecen diabetes, el consumo de canela puede ayudarles a controlar su enfermedad sin necesidad de más inyecciones de insulina. Aunque tiene potentes efectos antidiabéticos, los diabéticos deben tener siempre cuidado de controlar sus niveles de azúcar en sangre. A pesar de que puede disminuir la necesidad de insulina, la canela nunca debe utilizarse para sustituir la medicación de emergencia para diabéticos.

La canela puede utilizarse para aliviar las molestias digestivas en los adultos. Se ha utilizado en muchas culturas para tratar los gases y los desequilibrios digestivos. Para facilitar la digestión, muchas personas preparan la canela en una bebida caliente como el té. Beber té de canela caliente puede ayudar a reducir o aliviar los problemas digestivos.

Canela y lactancia

Aunque la canela tiene muchos beneficios para la salud, utilizarla como medicamento durante la lactancia supone ciertos riesgos. La cumarina, un componente de la canela que le da sabor, puede ser perjudicial en grandes cantidades. Dado que los niveles de cumarina son menores en la canela de Ceilán que en la casia, su consumo es más seguro.

La canela se utiliza a menudo por su capacidad para aumentar el metabolismo. Sin embargo, si este efecto se transmite a un bebé lactante a través de la leche materna, puede causar problemas. El aumento del metabolismo y la disminución de los niveles de azúcar en sangre pueden ser peligrosos para el bebé. Consumir demasiada canela durante la lactancia puede causar estos problemas.

Es importante señalar que la canela no está regulada por la FDA. Por ello, se desconocen todos los efectos y riesgos del consumo de canela durante la lactancia.

Además, consumir grandes cantidades de canela durante la lactancia puede crear leche materna con sabor a canela. Esto puede hacer que tu bebé deje de tomar tu leche porque no le gusta el cambio de sabor. También puede causar indigestión a tu bebé, ya que su cuerpo aún se está desarrollando y puede no estar preparado para digerir la canela. En casos extremos, tu bebé puede desarrollar una reacción alérgica a la canela.

Dado que estos posibles riesgos para tu bebé aún no han sido suficientemente estudiados, es importante que consultes a un médico antes de tomar o consumir canela durante la lactancia. Tu médico será el más indicado para ayudarte a realizar cualquier cambio en tu dieta durante el embarazo y la lactancia.

¿Se puede comer canela durante la lactancia?

La canela, cuando se utiliza en los alimentos, se considera generalmente segura para las nuevas madres que están amamantando. La mayor parte del riesgo para el bebé se produce cuando se toman suplementos de canela o se comen grandes cantidades de canela durante la lactancia.

Las cantidades de canela utilizadas en ciertos alimentos pueden no suponer tanto riesgo para tu hijo lactante. Si comes regularmente platos con canela, debes tener en cuenta cómo reacciona tu hijo a tu leche.

Si tu bebé se niega a tomarla, desarrolla indigestión o muestra signos de reacción alérgica, deja de consumir canela. Para los bebés con sensibilidad a la canela, incluso pequeñas cantidades consumidas por la madre pueden causar problemas.

Si no estás segura de si la canela está causando los síntomas de tu hijo, consulta a tu médico. Tu médico debería poder informarte sobre los riesgos y beneficios de consumir canela durante la lactancia.

¿Puedo beber té de canela durante la lactancia?

El té de canela puede ser una bebida relajante y beneficiosa para las madres lactantes. Las mujeres disfrutan bebiendo té de canela porque refuerza la inmunidad y el metabolismo a la vez que ayuda a la digestión.

Sin embargo, beber demasiado té de canela durante la lactancia puede ser un riesgo para el recién nacido. En lugar de utilizar canela en polvo, prepara tu té de canela ligeramente con una pequeña rama de canela.

También es importante que te asegures de tomar sólo una taza de té de canela al día, especialmente si estás consumiendo otro tipo de canela. Si tu hijo presenta síntomas de sensibilidad a la canela, deja de tomar el té de canela y consulta a tu médico.

También te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!