El mes de octubre llega poco a poco a su final, por ello, nada como pensar en la llegada de una fecha que algunos celebran desde la tradición española y otros, se dejan influir por otras tendencias de Estados Unidos: ¿El día de Todos los Santos o Halloween, qué prefieres?

La verdad es que se pueden vivir ambos momentos sin que ninguno de los dos excluya al otro. Es decir, el día de Todos los Santos es una fecha especial para recordar la ausencia de nuestros seres queridos desaparecidos. Por ello, acostumbramos a llevar flores al cementerio de tal forma que las lápidas están más bonitas que nunca. Muchos creyentes también acuden a misa durante ese día para pedir por la memoria de aquellos que ya no están.

Sin embargo, de una forma más lúdica, alocada y divertida se puede pasar una noche de terror en una fiesta de Halloween. Esta tendencia va en aumento especialmente, en las grandes ciudades donde la oferta de ocio es muy variada. Pero los niños también suelen disfrazarse en el colegio durante estas fechas. Y tú como adulto también puedes hacerlo, sencillamente, porque vale la pena hacer actividades distintas, e incluso, vale la pena volver a ser un poco niño cada cierto tiempo.

La tradición de los disfraces es más propia de Carnaval sin embargo, en Halloween se opta por atuendos que estén vinculados con el miedo y con el terror. Puedes organizar una cena con tus amigas, ir al cine a ver una película de miedo, o sencillamente, leer un libro de terror para meterte un poquito más en el espíritu de Halloween que un año más ya está muy cerca.