¬ŅC√≥mo superar la p√©rdida de un empleo?

¬ŅQu√© pasa por la mente de un desempleado? ¬ŅC√≥mo mantiene el √°nimo? ¬ŅC√≥mo mantener el esfuerzo y la motivaci√≥n a largo plazo? No te rindas, no flaquees, mantente centrado en tu objetivo... Lejos de los t√≥picos, el parado lucha, se esfuerza y a veces se consume.

Sumario

  1. Los riesgos para la salud mental por la pérdida de empleo
  2. ¬ŅC√≥mo afrontar la p√©rdida de empleo?

Ansiedad por pérdida de empleo

El trabajo desempe√Īa un papel importante en la vida. Es una fuente de ingresos, pero tambi√©n contribuye al desarrollo personal. Perder el empleo, quedarse sin trabajo o experimentar condiciones laborales precarias tiene consecuencias en la situaci√≥n econ√≥mica de un hogar. Pero tambi√©n puede experimentarse como una p√©rdida de identidad, un fracaso y causar aislamiento social.

Con el impacto de la pandemia en el empleo, muchas personas han perdido o corren el riesgo de perder su trabajo. En estos momentos difíciles de la vida, es importante seguir cuidándose y atreverse a pedir ayuda.

Los riesgos para la salud mental por la pérdida de empleo

El trabajo es un elemento importante para el bienestar mental o su deterioro. Un trabajo es una fuente de ingresos y seguridad, pero en muchas situaciones también contribuye al desarrollo y la realización personal. El trabajo proporciona un estatus social, una identidad y una sensación de plenitud. Por eso, el anuncio de un despido y la llegada del paro pueden ser muy difíciles:

  • Temor por las finanzas.
  • Ansiedad por la incertidumbre de encontrar un trabajo r√°pidamente.
  • P√©rdida de confianza y autoestima.

Cualquiera puede verse afectado por la ansiedad asociada a la pérdida de un empleo. Cada uno lo vive a su manera. Pero es importante prestar atención a lo que se siente y atreverse a hablar de ello con los demás. Con alguien cercano en quien confíes y/o con un profesional como tu médico de cabecera, por ejemplo.

Perder un trabajo es similar al luto

Perder el trabajo, al igual que perder a alguien, suele ser considerado similar por los psic√≥logos. Las etapas de la p√©rdida son similares. Tienes que llorar la p√©rdida de tu trabajo, de tu identidad, a veces de tu pasi√≥n, de tus compa√Īeros, de tu entorno cotidiano, de tus h√°bitos... En definitiva, de toda tu vida o casi. Porque tu trabajo es tu identidad. Aunque a veces te canses de √©l, se te pega a la piel, te da un lugar en la sociedad. Sin trabajo, no tienes ninguna raz√≥n, o casi ninguna, para levantarte por la ma√Īana. A veces incluso sientes que ya no existes.

Autocuidado

Uno de los riesgos del desempleo es aislarse y abandonar las actividades de ocio habituales. Sin embargo, en la medida de lo posible, es especialmente importante durante este periodo:

  • Cuidarse (actividad f√≠sica, dieta equilibrada, etc.)
  • Continuar con las actividades de ocio (deportes, voluntariado, etc.)
  • Mantener en contacto con los amigos y familiares.

Un periodo de desempleo también puede ser una oportunidad para adquirir nuevos conocimientos, por ejemplo a través de la formación continua. Algunos cursos de formación pueden ser financiados por el seguro de desempleo.

Pide ayuda

A veces, la pérdida de un trabajo y el desempleo pueden provocar ansiedad o depresión. Tanto si estos síntomas son temporales como si son duraderos, es importante tomarlos en serio y hablar de ellos, por ejemplo, con el médico de cabecera. También puedes hablar con un trabajador social. Aunque no son expertos en salud mental, pueden escuchar tu sufrimiento y derivarte a un especialista (psiquiatra, psicólogo-psicoterapeuta, por ejemplo) si es necesario.

¬ŅC√≥mo afrontar la p√©rdida de empleo?

Tal vez ya hayas perdido tu trabajo o estás en proceso de perderlo. Le pasa a todo el mundo... o a casi todo el mundo hoy en día... Desgraciadamente o no dependiendo de cómo veas los acontecimientos de tu vida que no siempre controlas. La pérdida de un puesto de trabajo se considera a menudo como una etapa larga y difícil. No es raro que la depresión se instale, con una lasitud y una falta de energía general que no te ayudará a recuperarte. Estos son nuestros consejos para afrontar la pérdida de empleo.

Mantener una mentalidad positiva y din√°mica

  • El primer consejo es no entrar en p√°nico. La idea es proceder por etapas, para dar todos los pasos necesarios y preservar tu salud financiera a pesar de este calvario. Retirar todos tus ahorros o vender tus acciones para obtener dinero inmediato no es necesariamente lo mejor.
  • Perder un trabajo es una situaci√≥n temporal. Con el tiempo volver√°s a encontrar un empleo. Quiz√°s incluso un trabajo m√°s interesante, en una empresa m√°s din√°mica o con compa√Īeros a√ļn m√°s agradables. La idea es mantenerse activo y movilizado.
  • Si sientes la necesidad, date un respiro, sin sentirte culpable. Si tienes medios econ√≥micos para tomarte unos d√≠as de descanso para digerir la situaci√≥n, acepta esta necesidad. La idea es desestresarse antes de embarcarse en la b√ļsqueda de un nuevo empleo.
  • Llama a tus seres queridos para que te apoyen y te levanten el √°nimo durante este tiempo. Perder un trabajo puede ser una experiencia vergonzosa y puede llevar al retraimiento. Sin embargo, el √°nimo de un buen amigo o el consejo de un pariente sabio pueden ayudar a recuperarse r√°pidamente.
  • M√°rcate objetivos diarios que puedas alcanzar. Cada d√≠a, algunos objetivos estar√°n relacionados con tu b√ļsqueda de empleo (actualizar tu CV, contactar con empresas, etc.). Pero a√Īade a tu jornada otros objetivos satisfactorios y rentables durante este periodo (formaci√≥n para actualizar sus conocimientos, desarrollar nuevas habilidades, etc.).
  • Lo primero que hay que hacer tras perder el empleo es preservar los ingresos recurriendo a las ayudas disponibles. Para todos tus tr√°mites, necesitar√°s la documentaci√≥n emitida por tu empleador para demostrar tu situaci√≥n. El subsidio de desempleo es la primera ayuda que se solicita. Cuanto antes lo hagas, mejor, para recibir r√°pidamente los primeros pagos.
  • Cuando se contrata un pr√©stamo, se suele recomendar que tambi√©n se contrate un seguro (como para una hipoteca, por ejemplo). El seguro permitir√° hacer frente a los vencimientos de reembolso del cr√©dito en caso de p√©rdida de empleo. Basta con ponerse en contacto con el personal del banco o aseguradora para ejecutar esta garant√≠a.
  • Reajusta de nuevo tu presupuesto. T√≥mate el tiempo necesario para examinar tus finanzas, tu situaci√≥n y tus objetivos. Eval√ļa tu flexibilidad. ¬ŅCu√°nto tiempo puedes estar en el paro antes de que eso afecte a tu vida?
  • Para que tu presupuesto est√© m√°s o menos equilibrado, debes intentar reducir tus gastos al m√°ximo. S√≥lo deben pagarse las compras y facturas estrictamente necesarias. Hay que estudiar todas las posibilidades de aplazar los gastos sin coste y sin incomodar la vida familiar. Es importante priorizar tus necesidades. Las necesidades incluyen todos los gastos esenciales (alimentaci√≥n, vivienda, etc.).
  • Cuidado, el objetivo es no acumular retrasos en los pagos o deudas que compliquen a√ļn m√°s la situaci√≥n financiera. Puedes pedir ayuda a tu asesor bancario inform√°ndole de la situaci√≥n. Un trabajador social tambi√©n puede apoyarte en todos los pasos que debes dar durante este periodo y posiblemente darte consejos adicionales para preservar tu presupuesto. No dudes en ser proactivo con tus acreedores. Ll√°malos y da el primer paso. Expl√≠cales tu situaci√≥n y busca un compromiso.
  • Hoy en d√≠a, en Internet, hay muchos cursos de formaci√≥n online gratuitos que permiten desarrollar nuevas habilidades. As√≠ que, ¬Ņpor qu√© no aprovechar la oportunidad de a√Īadir algunas l√≠neas a tu CV? A veces, las bibliotecas ofrecen acceso gratuito a formaci√≥n en l√≠nea, revistas y libros.
  • Lo primero que hay que hacer cuando se pierde el empleo es actualizar el CV. El objetivo es disponer de un curr√≠culum vitae preciso y actualizado para presentarlo a posibles futuros empleadores. Hay muchos solicitantes de empleo para un solo puesto, por lo que a veces es necesario ser original y creativo.

En conclusi√≥n, la p√©rdida de empleo: ¬Ņun mal para un bien? Como puedes ver, la p√©rdida de un empleo puede plantear dudas y dificultades financieras. Pero la mejor manera de reaccionar es volver a movilizar r√°pidamente tu energ√≠a para tomar todas las medidas necesarias para reducir las dificultades. Entonces, la a veces deprimente, b√ļsqueda de empleo cuando se acumulan los rechazos puede completarse con nuevos aprendizajes, nuevas actividades y nuevas salidas a bajo riesgo. ¬ŅY si la p√©rdida de tu trabajo fuera la oportunidad perfecta para descubrir tus talentos?

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!