Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Cómo aumentar la autoestima

La autoestima es la opinión que tienes de ti mismo. Las personas con autoestima saludable se aprecian a sí mismas y valoran sus logros. Si bien todos carecemos de confianza ocasionalmente, las personas con baja autoestima se sienten infelices o insatisfechas consigo mismas la mayor parte del tiempo. Esto puede remediarse, pero requiere atención y práctica diaria para aumentar la autoestima.

Consulta a tu médico para obtener información, consejos y referencias si tienes problemas para mejorar la autoestima o si la baja autoestima está causando problemas como la depresión.

Características de baja autoestima

Por lo general, una persona con baja autoestima:

  • Es extremadamente crítico consigo misma.
  • Menosprecia o ignora sus cualidades positivas.
  • Se juzga de forma inferior a sus pares.
  • Utiliza palabras negativas para describirse como, gordo, feo o desagradable.
  • Tiene discusiones consigo mismo (esto se llama "diálogo interno") que siempre son negativos, críticos y de autoculpabilidad.
  • Asume que la suerte juega un papel importante en todos sus logros y no toma el crédito por ellos.
  • Se culpan a sí mismos cuando las cosas van mal en lugar de tener en cuenta otras cosas sobre las que no tienen control, como las acciones de otras personas o las fuerzas económicas.
  • No cree a una persona que le felicita.

Baja autoestima y calidad de vida

Una baja autoestima puede reducir la calidad de vida de una persona de muchas maneras diferentes, que incluyen:

  • Sentimientos negativos: la autocrítica constante puede conducir a sentimientos persistentes de tristeza, depresión, ansiedad, ira, vergüenza o culpa.
  • Problemas de relación: por ejemplo, pueden tolerar todo tipo de comportamiento irrazonable de parte de la pareja porque creen que deben ganarse el amor y la amistad, no pueden ser amados. Alternativamente, una persona con baja autoestima puede sentirse enojada e intimidar a otras personas.
  • Miedo a intentarlo: la persona puede dudar de sus habilidades o valor y evitar desafíos.
  • Perfeccionismo: una persona puede esforzarse obsesivamente para convertirse en un triunfador.
  • Miedo al juicio: pueden evitar actividades que involucren a otras personas, como deportes o eventos sociales, porque temen ser juzgados negativamente. La persona se siente cohibida y estresada por los demás y constantemente busca "signos" de que a la gente no le gusten.
  • Baja capacidad de recuperación: a una persona con baja autoestima le resulta difícil hacer frente a un evento de la vida desafiante porque ya se cree "desesperanzado".
  • Falta de autocuidado: la persona se descuida a sí misma.
  • Comportamientos autodestructivos: la baja autoestima pone a la persona en mayor riesgo de autolesión, por ejemplo, trastorno alimentario, abuso de sustancias, etc.

Si en algún momento te preocupa tu salud mental o la salud mental de un ser querido, acude a un médico de inmediato.

Causas de baja autoestima

Algunas de las muchas causas de baja autoestima pueden incluir:

  • Infancia infeliz donde los padres (u otras personas importantes, como los maestros) eran extremadamente críticos.
  • Bajo rendimiento académico en la escuela que resulta en una falta de confianza.
  • Evento de vida estresante en curso, como ruptura de la relación o problemas financieros.
  • Mal trato por parte de una pareja, padre o cuidador, por ejemplo, estar en una relación abusiva.
  • Problema médico continuo como dolor crónico, enfermedad grave o discapacidad física.
  • Enfermedad mental como un trastorno de ansiedad o depresión.
  • Los problemas crónicos pueden ser desmoralizantes y conducir a problemas de autoestima.

Construcción de autoestima

La autoestima está fuertemente relacionada con la forma en que ves y reaccionas a las cosas que suceden en tu vida. Las sugerencias para desarrollar la autoestima incluyen:

  • Habla positivamente: trátate como lo harías con tu mejor amigo. Sé solidario, amable y comprensivo. No seas duro contigo mismo cuando cometes un error.
  • Desafía el "diálogo interno" negativo: cada vez que te critiques, detente y busca evidencia objetiva de que la crítica es cierta. (Si crees que no puedes ser objetivo, pídele su opinión a un amigo de confianza). Te darás cuenta de que la mayor parte de tu diálogo interno negativo es infundado.
  • No te compares con los demás: reconoce que cada persona es diferente y que cada vida humana tiene valor por derecho propio. Haz un esfuerzo por aceptarte a ti mismo.
  • Reconoce lo positivo: por ejemplo, no ignores los cumplidos o rasgos positivos, No achaques tus logros a la "suerte".
  • Aprecia tus cualidades especiales: recuerda tus puntos positivos todos los días. Escribe una lista y consúltala a menudo. (Si crees que no puedes pensar en nada bueno sobre si, pídele a un amigo de confianza que te ayude a escribir la lista).
  • Olvida el pasado: concéntrate en vivir en el aquí y ahora en lugar de revivir viejas heridas y decepciones.
  • Regálate un mensaje positivo todos los días.
  • Deja de preocuparte: "preocuparse" es simplemente preocuparse por el futuro. Acepta que no puedes ver ni cambiar el futuro e intenta mantener tus pensamientos aquí y ahora.
  • Diviértete: programa actividades y eventos agradables cada semana.
  • Ejercicio: es un buen impulso para el cerebro para todo tipo de cosas, pero especialmente para combatir la depresión y ayudarte a sentirte bien. Los objetivos deben ser paso a paso, como comenzar con una caminata cerca de casa una vez al día, inscribirse en una clase de gimnasia o ir a nadar.
  • Sea asertivo: comunica tus necesidades, deseos, sentimientos, creencias y opiniones a los demás de manera directa y honesta.
  • Practica las sugerencias anteriores todos los días: se necesita esfuerzo y vigilancia para reemplazar los pensamientos y comportamientos inútiles por versiones más saludables. Date tiempo para establecer los nuevos hábitos. Mantén un diario para registrar tu progreso.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.