Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado
 

endometriosis

La endometriosis sucede cuando fragmentos del tejido que cubre el útero se van implantando en órganos pélvicos. La mayoría de las veces los implantes se desarrollan en las trompas de falopio, en el útero o en los ligamentos que le dan soporte o en la parte externa de los ovarios. Aunque parece que también pueden ser el resultado del flujo menstrual que sube por las trompas y cae en la cavidad pélvica.

Estos fragmentos o células te producirán sangrado cuando empieces a menstruar. Esto ocurre por los implantes que están incrustados en otro tejido y no hay lugar donde pueda ir la sangre. Irritando esta, el tejido que está alrededor y favoreciendo el desarrollo de quistes. Que a su vez pueden formar cicatrices y adherencias en los ovarios o trompas, llegando incluso a impedir el embarazo.

Muchas mujeres con endometriosis no padecen síntomas y no necesitan tratamiento. Pero en otros casos la endometriosis es progresiva volviéndose dolorosa. La edad más frecuente es entre 25 y 40 años y suelen padecerla más las mujeres sin hijos.

Algunos de los síntomas de endometriosis son: periodos muy abundantes y dolorosos, dolor durante las relaciones sexuales, infertilidad, etc.

La endometriosis, puede ser detectada en la exploración ginecológica. Para confirmar el diagnóstico se utiliza un laparoscopio, intervención quirúrgica donde el cirujano hace una pequeña incisión en el abdomen, para introducir el laparoscopio y a través del endoscopio examinar los órganos pélvicos.

Los síntomas de la endometriosis pueden ir aumentando y disminuyendo, pero suele ocurrir que con el tiempo se agraven. No es un trastorno canceroso, pero si puede llevar a la infertilidad.

El fin del tratamiento de la endometriosis consiste en aliviar los síntomas. Y en los casos de que la mujer quiera tener un bebés, intentar hacer posible el embarazo y llevarlo a término.

En principio el médico recomendará analgésicos para aliviar los dolores menstruales. Pero en algunos casos no es suficiente para aliviar los síntomas.

Algunas medidas caseras para aliviar los dolores menstruales pueden ser los baños y las compresas calientes. Hacer ejercicio de forma regular también ayuda.

Durante el ciclo menstrual, el aumento y disminución de hormonas, aumentan el tamaño de los implantes que se rompen y sangran. Por esto, los tratamientos hormonales son eficaces para reducir o eliminar el dolor.

  • Píldoras anticonceptivas: Tomarlas a largo plazo puede reducir o eliminar el dolor, ya que ayudan a controlar las hormonas responsables de que se acumule tejido endometrial todos los meses.
  • Agonistas y antagonistas de la hormona liberadora de gonadotrofina y Danazol: Bloquean la producción de hormonas que estimulan los ovarios, evitando por tanto la menstruación y los síntomas. El Danazol tiene efectos secundarios como el vello facial o el acné.
  • Medroxiprogesterona: Es inyectable y detiene la menstruación y el crecimiento de los implantes. Tiene efectos secundarios como la subida de peso.

Los tratamientos hormonales impiden el embarazo. Por eso, cuando una mujer quiere quedar embarazada se acude a la cirugía para eliminar los implantes y aumentar así las posibilidades. Si la cirugía no funciona, se puede acudir a la fertilización in vitro.

Con endometriosis se eleva el riesgo de sufrir un embarazo ectópico.

Consulta con tu médico cualquier duda.

También te puede interesar leer: Embarazo ectópico y Revisión ginecológica: En qué consiste y cuándo ir