Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

endometritis, epi

¿Qué es la enfermedad inflamatoria pélvica?

La enfermedad inflamatoria pélvica (EPI) es una infección de los órganos reproductores femeninos. La pelvis está en la parte inferior del abdomen e incluye las trompas de Falopio, los ovarios, el cuello uterino y el útero.

Varios tipos diferentes de bacterias pueden causar EPI, incluida la misma bacteria que causa las infecciones de transmisión s e x u a l (ETS), la gonorrea y la clamidia. Lo que ocurre comúnmente es que las bacterias primero ingresan a la vagina y causan una infección. A medida que pasa el tiempo, esta infección puede pasar a los órganos pélvicos.

La EPI puede volverse extremadamente peligrosa, incluso potencialmente mortal, si la infección se propaga a la sangre. Si sospecha que puede tener una infección, consulte a su médico lo antes posible.

Factores de riesgo para enfermedad inflamatoria pélvica

Su riesgo de enfermedad inflamatoria pélvica aumenta si tiene gonorrea o clamidia, o si ha tenido una ETS antes. Sin embargo, puede desarrollar EPI sin tener una ETS.

Otros factores que pueden aumentar su riesgo de EPI incluyen:

  • Tener relaciones íntimas en la adolescencia e inicio de juventud.
  • Tener múltiples parejas para las relaciones.
  • Tener relaciones sin preservativo.
  • Recientemente se le insertó un dispositivo intrauterino (DIU).
  • Duchas vaginales.
  • Tener antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica

Síntomas de la enfermedad inflamatoria pélvica

Algunas mujeres con enfermedad inflamatoria pélvica no tienen síntomas. Para las mujeres que tienen síntomas, estos pueden incluir:

  • Dolor en la parte inferior del abdomen (el síntoma más común).
  • Dolor en la parte superior del abdomen.
  • Fiebre.
  • Relaciones dolorosas.
  • Dolor al orinar.
  • Sangrado irregular.
  • Flujo vaginal en mayor cantidad o maloliente.
  • Cansancio.

La enfermedad inflamatoria pélvica puede causar dolor leve o moderado. Sin embargo, algunas mujeres tienen dolor y síntomas severos, como:

  • Dolor agudo en el abdomen
  • Vómitos.
  • Desmayos.
  • Fiebre alta.

Si tiene síntomas graves, consulte a su médico de inmediato o vaya a urgencias. La infección puede haberse propagado a su torrente sanguíneo u otras partes de su cuerpo. Esto puede ser mortal.

Pruebas de enfermedad inflamatoria pélvica

Diagnóstico de EPI

Su médico puede diagnosticar EPI después de escuchar sus síntomas. En la mayoría de los casos, su médico realizará pruebas para confirmar el diagnóstico.

Las pruebas pueden incluir:

  • Examen pélvico para revisar sus órganos pélvicos.
  • Cultivo cervical para verificar si tiene infecciones del cuello uterino.
  • Examen de orina para verificar si hay signos de sangre, cáncer y otras enfermedades en la orina.
  • Después de recolectar muestras, su médico envía estas muestras a un laboratorio.

Evaluar daños

Si su médico determina que tiene una enfermedad inflamatoria pélvica, es posible que le realicen más pruebas y verifiquen si hay daños en el área pélvica. La EPI puede causar cicatrices en las trompas de Falopio y daños permanentes en los órganos reproductivos.

Las pruebas adicionales incluyen:

  • Ultrasonido pélvico. Esta es una prueba de imagen que utiliza ondas sonoras para crear imágenes de sus órganos internos.
  • Biopsia del endometrio. En este procedimiento ambulatorio, un médico extrae y examina una pequeña muestra del revestimiento de su útero.
  • Laparoscopía. Una laparoscopia es un procedimiento ambulatorio en el que un médico inserta un instrumento flexible a través de una incisión en su abdomen y toma imágenes de sus órganos pélvicos.

Tratamiento para la enfermedad inflamatoria pélvica

Es probable que su médico le recete antibióticos para tratar la EPI. Debido a que su médico puede no conocer el tipo de bacteria que causó su infección, podrían darle dos tipos diferentes de antibióticos para tratar una variedad de bacterias.

A los pocos días de comenzar el tratamiento, sus síntomas pueden mejorar o desaparecer. Sin embargo, debe terminar su medicamento, incluso si se siente mejor. Suspender su medicamento temprano puede hacer que la infección regrese.

Si está enferma o embarazada, no puede tragar píldoras o tiene un absceso (bolsa de pus causada por la infección) en su pelvis, su médico puede enviarla al hospital para recibir tratamiento.

La enfermedad inflamatoria pélvica puede requerir cirugía. Esto es raro y solo es necesario si se rompe un absceso en la pelvis o si su médico sospecha que se romperá. También puede ser necesario si la infección no responde al tratamiento.

Las bacterias que causan EPI pueden propagarse a través del contacto íntimo. Si es activa, su pareja también debe recibir tratamiento para la EPI. Los hombres pueden ser portadores silenciosos de bacterias que causan la enfermedad inflamatoria pélvica.

Su infección puede reaparecer si su pareja no recibe tratamiento. Se le puede pedir que se abstenga de mantener relaciones hasta que se resuelva la infección.

Formas de prevenir la enfermedad inflamatoria pélvica

Puede reducir su riesgo de EPI si:

  • Usa preservativos.
  • Se realiza la prueba de infecciones de transmisión - ETS.
  • Evita las duchas vaginales.
  • Evita limpiarse de atrás hacia adelante después de usar el baño para evitar que las bacterias entren en la vagina.

Complicaciones a largo plazo de la enfermedad inflamatoria pélvica

Pida una cita con el médico si cree que tiene EPI. Otras afecciones, como una infección urinaria, pueden sentirse como enfermedad inflamatoria pélvica. Sin embargo, su médico puede hacer una prueba de EPI y descartar otras afecciones.

Si no trata su EPI, sus síntomas pueden empeorar y provocar problemas, como:

  • Infertilidad, incapacidad para concebir un hijo.
  • Embarazo ectópico, un embarazo que ocurre fuera del útero.
  • Dolor pélvico crónico, dolor en la parte inferior del abdomen causado por la cicatrización de las trompas de Falopio y otros órganos pélvicos.
  • La infección también puede extenderse a otras partes de su cuerpo. Si se propaga a la sangre, puede poner en peligro la vida.

Perspectivas a largo plazo para la enfermedad inflamatoria pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica es una condición muy tratable y la mayoría de las mujeres se recuperan por completo.

Sin embargo, aproximadamente 1 de cada 8 mujeres con antecedentes de EPI tendrá dificultades para quedar embarazada. El embarazo todavía es posible para la mayoría de las mujeres.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.