Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La enfermedad produce temor en el ser humano, y es que, al final, la debilidad física pone al enfermo frente a sus propias limitaciones.

asumir cancer

Es inevitable pensar en la muerte cuando escuchas la palabra cáncer. No se trata de una relación causa-efecto sino de la lógica que rige la mente humana. Y es que, la muerte es ese fantasma que sólo asoma por la cabeza ante un momento de máxima dificultad. Sin embargo, por dura que sea la enfermedad, se le debe hacer frente. Por tanto, en primer lugar, después de recibir la noticia de un cáncer, se debe de tener un tiempo para poder asumir la nueva realidad.

Asumir algo así puede ser un tanto más fácil en la teoría que en la práctica. Es decir, nada como poder contar con la ayuda de un psicólogo para adoptar una nueva meta ante la vida. De momento, aquí tienes un poco de esperanza para hacer frente a una situación de este tipo:

  • Piensa en los ejemplos positivos de personas que han tenido una enfermedad grave y la han superado. Es decir, no pienses en los casos de personas que fallecieron, porque entonces, te deprimirás. Enfoca toda tu atención y tu energía en lo positivo.
  • Piensa en todas las personas que te quieren de verdad y déjate ayudar por ellas. Es decir, permítete estar débil a nivel emocional, sin ganas de hacer planes o sin querer ver a gente. No intentes complacer a nadie, escucha tus emociones y cuida de ti.
  • El silencio te ayudará más de lo que piensas. Y es que, de normal, un enfermo tiene una lucha interior muy fuerte en tanto que con frecuencia se pregunta por las razones por las que le ha tenido que suceder eso. Por tanto, el diálogo con una persona externa, a veces, puede generar más ruido que bienestar.
  • Si tienes fe en Dios agárrate con mucha fuerza a tu fe que te dará luz.
  • Intenta tener ocupaciones a corto plazo para pensar en algo diferente.