Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Violencia familiar embarazo

La violencia familiar (también conocida como violencia doméstica) es un problema grave y, desafortunadamente, puede comenzar o empeorar durante el embarazo. A continuación, puede encontrar información sobre cómo reconocer la violencia familiar y qué hacer al respecto.

Tipos de violencia familiar

Se puede describir la violencia familiar como: "Conducta violenta, amenazante o de otro tipo por parte de una persona que coacciona o controla a uno o a varios miembros de la familia".

Puede involucrar muchos tipos de abuso:

Abuso físico, incluyendo empujones, golpes, patadas, conducción temeraria, restricción física, etc.

  • Abuso emocional, incluyendo, hacer que la víctima se sienta culpable, acoso, gritar, espiar, insultar, etc.
  • Abuso sexual, incluyendo violación, contacto físico no deseado, chistes sexuales, sexo forzado sin anticoncepción, dolor deliberado durante el sexo y cualquier otro tipo de actividad sexual forzada o no deseada.
  • Abuso financiero, que incluye tomar el control de todo el dinero y las finanzas, impedir que alguien trabaje, restringir su acceso al dinero, tarjetas de crédito o cuentas bancarias y robo de identidad para obtener crédito.
  • Abuso social, incluye mantener a alguien alejado de familiares y amigos, controlar a quienes ven, monitorear llamadas telefónicas y correos electrónicos, denigrar a su familia o amigos, e insultar o criticar delante de otros.
  • Abuso verbal, críticas, insultos, ataques a la inteligencia de alguien o a su físico, gritos, etc.

Violencia doméstica durante el embarazo

Las mujeres corren un mayor riesgo de sufrir violencia doméstica de parte de su pareja durante el embarazo, así como hasta un mes después del nacimiento. Pueden experimentar este abuso por primera vez o puede empeorar durante el embarazo.

Algo que subyace en la violencia doméstica puede ser el sesgo de género de un compañero: puede tener la opinión de que un hombre debe controlar la casa y la relación, mientras que una mujer debe estar disponible para él física y emocionalmente. A los hombres que se involucran en la violencia familiar les puede molestar que su pareja embarazada sea menos capaz de hacer los quehaceres domésticos o que no estén disponibles sexual o emocionalmente para ellos. Esto puede llevar a que muestren un comportamiento controlador y abusivo.

Las mujeres más jóvenes y las mujeres que tienen un embarazo no planificado corren más riesgo de sufrir violencia doméstica durante el embarazo.

La violencia familiar es peligrosa y está asociada a varios tipos de daños, tanto a una madre embarazada como a su bebé por nacer. Éstas incluyen:

  • Bajo peso al nacer.
  • Aborto involuntario o parto prematuro.
  • Sufrimiento y lesión fetal.
  • Depresión, ansiedad y estrés experimentado por la madre durante el embarazo que puede afectar la salud mental de un niño más adelante en la vida.

Si la madre fuma, bebe o abusa de drogas, esto también puede afectar al bebé nonato.

¿Cuáles son las señales de advertencia a tener en cuenta?

La violencia doméstica implica dominación, y si una pareja comienza a ser más celosa, posesiva y controladora, es posible que:

  • Te espíe o vigile con frecuencia.
  • Te acuse repetidamente de infidelidad.
  • Trate de asustarte o de lastimarte.
  • Te ponga nerviosa o te de miedo decir que no.
  • Controle a quién ves o qué te pones.
  • Te critique con frecuencia, y trate de desanimarte.
  • Te diga que estás imaginando cosas o inventándolas.
  • Te restringa el acceso al dinero o prohibirte que vayas a ciertos lugares.
  • Te obligue a hacer cosas.
  • Te diga que no tendrás apoyo si te vas.

¿Qué debo hacer si me maltratan?

Si te están maltratando, es importante para ti y para tu bebé que busques consejo y recibas apoyo lo antes posible. Habla con tu familia o médico y denuncia en la policía.

Debes pedir ayuda inmediatamente. A la primera señal de abuso llama al 016. (Teléfono gratuito, funciona las 24 horas del día y no deja rastro en la factura).

Si crees que estás en peligro o crees que alguien puede estarlo, llama a la policía.

¿Qué debo hacer si alguien que conozco está siendo abusado?

Si te preocupa que alguien pueda estar sufriendo violencia doméstica, y ves claras las señales de abuso, intenta hablar con la persona que te preocupa o con otros miembros de su familia. También puedes llamar al 016.

Si una mujer embarazada te cuenta que está siendo abusada, puedes apoyarla de la siguiente manera:

  • Escuchando sin emitir ningún juicio y siendo solidario.
  • Diciéndole que le crees y que no es culpa suya.
  • Preguntándole si necesita ayuda y ofreciéndole el número de teléfono de asistencia a las víctimas de violencia: 016.
  • Haciéndole saber que si quiere irás con ella a la policía a poner una denuncia.
  • Manteniéndote en contacto permanente para saber cómo está.
  • Denunciando.