Envejecimiento prematuro de la placenta: ¿Cuáles son los riesgos para el bebé?

La placenta es el órgano que, durante la gestación, transmite al feto los nutrientes que necesita para desarrollarse y crecer. Evoluciona a lo largo de los nueve meses y se expulsa del útero de forma natural durante el parto. Pero, ¿qué ocurre si la placenta envejece prematuramente durante el embarazo?

La placenta es uno de los órganos más importantes durante el embarazo, ya que se encarga de alimentar al bebé durante la gestación. Comienza a formarse una vez que el embrión se implanta en el útero. A través de la circulación de la sangre, permite a la madre proporcionar al feto el oxígeno y los nutrientes que necesita para su correcto desarrollo. Además, la placenta permite al bebé expulsar los desechos, transmite hormonas y protege al feto física e inmunológicamente.

Durante un embarazo normal, el ciclo de vida de la placenta termina con el parto. Ya no necesita realizar sus funciones, y es en este momento cuando se calcifica. A continuación, se expulsa del útero de forma natural. Sin embargo, en algunos casos, la placenta envejece prematuramente, es decir, antes del final del embarazo. ¿Qué ocurre entonces? Te lo contamos todo.

¿Cómo saber si la placenta está envejeciendo prematuramente?

Una placenta envejecida, vieja o hipermadura no alimenta al bebé con normalidad. Esto puede provocar que el niño no se desarrolla a un ritmo normal, sino más lentamente.

La única forma de detectar el envejecimiento prematuro de la placenta es mediante una ecografía. Una de las cosas que se busca es cualquier síntoma de calcificación (la placenta se calcifica naturalmente a medida que madura. Suele alcanzar un estado de calcificación avanzada al final del embarazo). Según el tamaño del feto, también se puede ver si se está desarrollando a buen ritmo.

Si el médico detecta un envejecimiento prematuro de la placenta, puede recomendar a la futura madre que descanse o incluso que tome un tratamiento que mejore el flujo sanguíneo hacia el órgano. Esto estimularía el desarrollo del bebé.

¿Qué consecuencias tiene en el embarazo?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

El envejecimiento de la placenta puede afectar al crecimiento del feto, ya que al no realizar sus funciones, no transmite al bebé el oxígeno y los nutrientes que necesita para desarrollarse.

Pero antes de alarmarte, es importante tener en cuenta algunas cosas. En primer lugar, debes saber que existen diferentes grados de madurez para este órgano (I, II y III). Además, el hecho de que la placenta madure prematuramente no significa necesariamente que no cumpla sus funciones. Es importante recordar que el envejecimiento de la placenta es un proceso natural a lo largo de la gestación. Se puede decir que una placenta ha envejecido prematuramente si ha alcanzado los grados II o III antes de la semana 34 de embarazo.

Para prevenir posibles riesgos para tu salud y la de tu bebé, es necesario acudir a todas las citas médicas obligatorias durante el embarazo, para asegurar el correcto desarrollo del feto. Si la placenta ha dejado de funcionar antes de lo previsto, tu ginecólogo-obstetra puede recomendarte inducir el parto, para no poner en peligro al bebé. La mejor solución para ti dependerá del consejo médico.

¿Cuáles son las posibles causas del envejecimiento de la placenta?

Algunos factores pueden influir en el envejecimiento prematuro de la placenta, como:

  • El tabaquismo, que puede provocar la calcificación de la placenta.
  • Enfermedades como la hipertensión o la diabetes.
  • Patologías renales y vasculares.
  • Síndrome antifosfolípido, que afecta al sistema inmunitario y hace que la madre produzca anticuerpos que atacan a la placenta.
  • Un parto por cesárea anterior.

Aunque estos factores pueden ser importantes para la duración del ciclo de vida de la placenta, no es posible predecir si será así. Además, aunque algunos de estos casos son inevitables, es posible reducir el riesgo de envejecimiento prematuro de la placenta adoptando un estilo de vida sano y equilibrado y cuidando tu salud durante el embarazo. Por ello, es aconsejable vigilar la dieta y realizar un seguimiento prenatal serio y constante durante la gestación.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños