Cómo hacer dulce leche

Cómo hacer dulce de leche - Recetas Caseras

El dulce de leche es muy popular entre los argentinos, chilenos y uruguayos. El dulce de leche se puede utilizar en todas partes: en las tortitas, en los gofres o incluso en el pan del desayuno. Pero los más golosos preferirán tomarlo directamente con una cuchara.

Hay una ténica en la que se utiliza una lata de leche condensada sin abrir, se pone en un cazo al baño María durante 2 o 3 horas a fuego lento. Este método da un dulce de leche más espeso, granulado y claro. La diferencia también está en el sabor.

Este método funciona muy bien, pero el sabor es más parecido al de la leche condensada. El resultado visual es el más conocido (la versión clara del dulce de leche), pero no se acerca tanto al sabor del dulce de leche tradicional.

Así que aquí tienen la receta tradicional, es decir, el segundo método que es una receta hecha con leche, azúcar y bicarbonato.

Los ingredientes que necesitas:

Método tradicional:

  • 2 litros de leche entera
  • 450 gramos de azúcar o panela
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 0,25 cucharadita de bicarbonato de sodio

Método de cocción en el horno:

  • 400 gramos de leche condensada azucarada
  • 1 cucharada de vainilla

Si no tienes tiempo o no te apetece hacerlo siempre puedes comprarlo hecho: â‡“

Elaboración del dulce de leche:

Método tradicional:

Combina todos los ingredientes en un recipiente grande y pon a fuego medio, revuelve hasta que el azúcar o la panela estén bien disueltos. Reduce el fuego a bajo.

Continua la cocción hasta que la mezcla se haya reducido considerablemente y comience a espesar y el color cambie de un beige cremoso a un tono caramelo. El dulce de leche tardará entre 2 ½ horas y 3 horas en estar listo.

Durante la primera 1 ½ horas, tendrás que remover de vez en cuando para evitar que la leche hierva y se pegue. Durante la última hora, se debe remover con más frecuencia y vigilar muy de cerca para evitar que se queme. También puedes bajar el fuego. Cuece hasta que adquiera un color ámbar oscuro o un tono caramelo y tenga una consistencia cremosa. Recuerda que se espesará más cuando se enfríe.

Puede servirse caliente o frío y debe conservarse refrigerado.

Método al baño maría en el horno:

Precalentar el horno a 200°C.

Vierte la leche condensada en un molde cuadrado o en una tartera; puedes añadir una cucharadita de vainilla o canela si lo deseas. Cubrir con papel de aluminio.

Coloca el recipiente cuadrado en una fuente más grande, llena la fuente grande con agua caliente, el nivel del agua debe estar entre ½ - ¾ del recipiente cuadrado que contiene la leche condensada.

Hornea durante de 3 horas a 3 ½ horas. Si el nivel de agua disminuye, añade la cantidad necesaria. Durante la última hora, puedes comprobar cada 30 minutos si el caramelo está listo. Debe tener un color ámbar denso. También puedes comprobarlo por el gusto.

Una vez que el caramelo esté listo, sácalo del horno y déjalo enfriar. Una vez que se pueda manipular, utiliza un tenedor o un batidor para mezclar bien. Se puede comer caliente o frío. Guárdalo en el frigorífico.

🔆 Otras recetas que te encantarán:

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños