Las Uñas del Recién Nacido

¿Es necesario cortar las uñas del recién nacido? ¿Cuándo es el momento ideal para cortar las uñas del recién nacido? ¿Cómo evitar que el bebé se arañe con las uñas?

Cuando el bebé nace tiene las uñas largas, pero los primeros días las tiene muy frágiles y es frecuente que durante las primeras dos o tres semanas se le astillen y se le rompan con mucha facilidad. Las uñas de las manos suelen crecer más rápido que la de los pies. Después de la tercera o cuarta semana empiezan a crecer más fuertes y ya se pueden empezar a cortar, para hacerlo usa tijeras con punta redonda.

Cuando cortes las uñas del bebé, deja que las esquinas de estas sobresalgan un poco de la carne, ya que si las dejas muy al rente, al crecer pueden hundirse en la piel y causarle problemas. Te aconsejamos que sostengas la mano de tu bebé en la palma de tu mano por seguridad. Entonces toma la punta de su dedo entre tu pulgar y tu índice. Finalmente, córtale la uña con cuidado, pero evita cortar demasiado cerca de la piel en los bordes para evitar cualquier riesgo de infección cuando vuelva a crecer.

Los bebés suelen arañarse con mucha frecuencia, incluso después de cortarles las uñas, esto es normal ya que no controlan el movimiento de sus manos. Los arañazos mayoritariamente son superficiales y no debes de preocuparte, se curan rápidamente. Para evitar los arañazos se suele poner manoplas para cubrir las manos del bebé y calcetines en los pies.

Si el bebé se hace mucho daño, por ejemplo. Es aconsejable no cortarlas antes de las 3 o 4 semanas, sino limarlas con una lima de cristal.

Piensa en la higiene

El bebé es frágil y cualquier riesgo de infección debe ser evitado cuidadosamente. Para ello, recuerda desinfectar regularmente el par de tijeras de punta redonda con alcohol de 90%. ¿Es necesario especificar también que este par de tijeras está destinado exclusivamente al bebé? Asegúrate de poner las tijeras en su bolsa de aseo para que ningún otro miembro de la familia pueda usarlas.

Frecuencia de corte

Si las uñas de los bebés crecen relativamente rápido, te aconsejamos que establezcas un corte semanal, cada sábado por ejemplo. Sin embargo, verás que las uñas de los pies crecen más lentamente, así que un recorte mensual es más que suficiente.

Consejos para un corte seguro y sin estrés

Finalmente, si tienes miedo de hacerle daño al bebé mientras le cortas las uñas, espera a que se duerma para hacer el trabajo. Este es un momento ideal para la siesta, especialmente si no pones a tu bebé a dormir en la oscuridad, porque por supuesto necesitarás buena luz para evitar cualquier accidente.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!