El chupete, ¿es bueno o malo para el bebé? Pros y contras

Chupete o chupa al bebé desde el nacimiento, ¿Es una buena idea? Cuándo, Cómo y Cuál Elegir

El chupete: ¡Qué tentación cuando estás angustiada por un bebé que no puede dejar de llorar, o cuando no consigues consolar su llanto! Aquí están nuestros consejos sobre cómo usarlo correctamente.

Los bebés tienen una necesidad natural de chupar

Todos los bebés necesitan satisfacer su necesidad de chupar. Pero, ¿deberías darle a tu recién nacido una chupa para calmar su llanto y arriesgarte a crear un mal hábito?

Una cosa es cierta: si la necesidad de succionar de tu bebé se satisface con el biberón (o el pecho), no hay necesidad de ofrecerle un chupete extra. Pero tu bebé también puede llorar mucho y sólo el chupete lo calmará. ¿Por qué evitar que lo haga en este caso?

Cuándo Introducir el Chupete

Uno de los dilemas más comunes es cuándo es el momento adecuado para presentar el chupete en la vida de tu pequeño tesoro. Si eres mamá lactante, te recomendamos esperar hasta después de las seis semanas. La succión del pecho durante las primeras semanas es crucial para establecer una lactancia exitosa, y la introducción temprana del chupete podría interferir en este proceso.

Recuerda, la clave está en encontrar el equilibrio. No obstante, existen situaciones en las que el chupete puede convertirse en tu aliado indispensable. ¿Tu bebé se muestra inquieto al separarse de ti? ¡Ahí es donde entra en juego el chupete! Úsalo en momentos en los que tu pequeño necesite succión no nutritiva para tranquilizarse, como cuando experimenta la separación momentánea de su mamá.

La dependencia del chupete es la misma que la del pulgar

Lo más importante es responder de forma específica a las necesidades de tu bebé y no anticiparse a ellas. No se trata, por ejemplo, de "meterle" el chupete en la boca a la primera señal de agitación, sin intentar primero mecerlo o hablarle. ¡Un pequeño abrazo será sin duda más efectivo que un un chupete! Pero si tu bebé sólo puede dormir con su chupa, no tiene sentido privarlo de él. Especialmente si se lo quitas una vez que esté dormido.

Y no te preocupes: La dependencia del chupete es la misma que la del pulgar. Ni más ni menos. En cuanto a los otros argumentos contra el chupete, la mayoría son infundados.
No, chupar un chupete no distorsiona el paladar más que chupar el pulgar. No, el chupete no causa aerofagia. Por último, debes saber que muchos niños abandonan espontáneamente su chupete alrededor de los 8 o 9 meses de edad, cuando empiezan a interesarse por el mundo que les rodea y empiezan a manipular objetos.

La Tetina Ideal: Recta, Plana y Silicona, ¡Por Favor!

Ahora, hablemos de la joya de la corona del chupete: La tetina. No todas las tetinas son iguales, y elegir la adecuada puede marcar la diferencia en la comodidad y desarrollo oral de tu bebé.

Opta por una tetina fisiológica, es decir, recta y plana. ¿Por qué? Porque facilita que tu pequeño selle los labios alrededor de ella, colocando la lengua en su posición natural. ¡Menos problemas para el desarrollo oral y más tranquilidad para ti!

En el eterno debate entre silicona y látex, inclina la balanza hacia la silicona. Este material es duradero, resistente a olores y sabores, fácil de limpiar y, lo más importante, menos propenso a causar alergias.

El Cuello del chupete: Cuanto Más Fino, Mejor

Ahora bien, hablemos del cuello del chupete, ese detalle aparentemente insignificante pero de suma importancia. Cuanto más fino sea este cuello, mejor. ¿Por qué? Porque es la zona donde tu bebé une los labios al cerrar la boca mientras succiona. Un cuello más delgado facilita esta tarea y contribuye a un desarrollo oral saludable.

El reflejo de extrusión y el chupete

Antes de sumergirnos en los detalles, es crucial entender el "reflejo de extrusión". Este instinto de supervivencia lleva a los bebés a empujar cualquier objeto no nutritivo que se les coloque en la boca. ¡No te alarmes si tu bebé rechaza inicialmente el chupete! Dale tiempo para adaptarse y respeta su instinto natural.

¿Que opinan los médicos sobre el uso de la chupa?

Hay médicos que están en contra del uso del chupete. Otros en cambio piensan que usado con moderación puede ser útil, ya que algunos bebés encuentran consuelo y se relajan al succionar.

¿Cuáles son las ventajas del chupete para bebés?

chupete bebe

La chupa podría reducir el riesgo de muerte súbita

Según algunos estudios parece que los chupetes reducen el número de muertes súbitas. La Academia Americana de Pediatría también ha incluido el chupete como recomendación para prevenir este síndrome. â‡’ Cómo Prevenir la Muerte súbita e inesperada en bebés y Preguntas frecuentes Síndrome de Muerte Súbita del Lactante

Los chupetes tranquilizan a los recién nacidos

Chupar un chupete a menudo tiene un efecto calmante en los recién nacidos. Los hace sentir bien y los calma. Al chupar, secretan endorfinas, la hormona del placer. Es aconsejable no dar el chupete a los primeros gritos. Sin embargo, después de cambiar el pañal, alimentarlo y darle un gran abrazo, si el bebé no se calma el chupete no está contraindicado, sino todo lo contrario.

El chupete alivia algunas de las dolencias de los bebés

La chupa puede finalmente jugar un papel en el alivio del dolor. La lactancia materna permite a los niños tranquilizarse. El dolor es entonces algo olvidado... En ese caso el uso de un chupete tiene un efecto analgésico, especialmente durante la dentición o los cólicos.

¿Cuáles son las desventajas del chupete para bebés?

El chupete también tiene desventajas.

El chupete causa alteraciones del sueño

¿Qué padre no se ha despertado por su hijo cuando pierde su chupete y no puede volver a dormir sin él? Aunque los chupetes promueven el sueño, también pueden interrumpir el sueño de todos. Es aconsejable quitarlo de la boca de los pequeños tan pronto como se duerman.

El chupete puede ser a veces un obstáculo para la lactancia

Los recién nacidos tienen que hacer más esfuerzo para chupar el pecho que para chupar un chupete. Por lo tanto, es aconsejable integrar el chupete una vez que la lactancia esté bien establecida.

El chupete distorsiona el paladar del bebé, al igual que el pulgar

Desde un punto de vista fisiológico, la chupa, como el pulgar, moverá los dientes hacia adelante, deformando el paladar y las mandíbulas de los niños. Para limitar estos impactos, es aconsejable evitar el uso del chupete después de los 2 años.

Consejos para el uso de chupetes

No debes ofrecerle un chupete a tu bebé, si lo vas amamantar hasta que no haya establecido bien la rutina de la lactancia. Al menos espera 5 ó 6 semanas.

En todo caso, si piensas ofrecerle un chupete al bebé es importante usarlo de manera adecuada:

  • Consulta con el Profesional: Antes de tomar decisiones importantes, como la introducción del chupete, siempre es sabio consultar con un pediatra. Cada bebé es único, y un consejo personalizado nunca está de más.
  • Límites Razonables: Utiliza el chupete en situaciones específicas, evitando una dependencia excesiva. Reserva su uso para momentos que realmente lo requieran, como el consuelo en ausencia temporal de mamá.
  • Busca otras opciones para tranquilizar a tu bebé cuando llore.
  • Siempre supervisa el uso del chupete y manténlo limpio. Los chupetes pueden ensuciarse fácilmente, así que asegúrate de esterilizarlos regularmente y revisar si tienen alguna señal de desgaste o daño.
  • Estimula al bebé para que se acostumbre a dormir sin el chupete.
  • Si es posible quítale el chupete sobre los 15 meses, con esa edad la necesidad de succionar va desapareciendo. No lo retrases más allá de los 18 meses.

El chupete en el recién nacido

Conclusión: El Chupete Bien Utilizado es un Gran Aliado

En resumen, el chupete puede ser un gran aliado para calmar a tu bebé en momentos de necesidad, pero es importante saber cuándo introducirlo y cómo usarlo correctamente. Recuerda esperar si estás amamantando, elige una tetina fisiológica de silicona y mantén el chupete limpio. No olvides que el tamaño importa, ¡así que no cambies el chupete a medida que tu bebé crezca!

En última instancia, cada bebé es único, y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Observa las señales de tu bebé y ajústate a sus necesidades. ¡El chupete puede ser un pequeño amigo reconfortante para tu pequeño tesoro!

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado a aclarar tus dudas sobre el uso del chupete. Recuerda siempre consultar con un profesional de la salud infantil si tienes preguntas específicas sobre tu bebé. ❤️👶🍼

También te puede interesar leer:

El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.