Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Tareas del Hogar para Niños

¿Cómo pueden ayudar los niños en casa?

Desgraciadamente, las tareas domésticas son inevitables, pero se pueden hacer más divertidas involucrando a los niños. Pero, si crees que tus hijos no querrán tener nada que ver con la limpieza y demás, aquí hay algunos consejos para motivarlos a compartir la carga.

Cómo asignar tareas domésticas a los niños

Las tareas domésticas definitivamente no son las actividades más interesantes para hacer en familia, pero los expertos en crianza de niños dicen que hacer que sus hijos formen parte de ellas les enseñará a ser responsables. Los expertos también opinan que todos tenemos un anhelo de ser necesitados y sentir que hemos hecho una contribución significativa, ya sea en el trabajo, el colegio o en casa. Asignar tareas específicas a sus hijos también saciará su papel como contribuyente.

Aquí está el plan de acción para abordar las tareas domésticas como familia:

Trazar las tareas

Comienza por hacer una lista de las tareas que deben hacerse y pide a tus hijos que escojan sus favoritas. Recuerda verificar la edad apropiada de las tareas elegidas. Con esta información, crea uno o dos gráficos que enumeren las tareas diarias y semanales, el programa y la persona responsable. No olvides ubicarla en un área que sea accesible para todos. Siempre puedes cambiar las tareas para hacer que el calendario sea más desafiante y emocionante.

Escribe instrucciones claras:

Se precisa/o en tus instrucciones, especialmente para los niños más pequeños: por ejemplo, debes decir "recoge los juguetes y colócalos en sus respectivas cajas o contenedores" en lugar de "limpia el área de juegos".

Ayúdales a aprender las tareas

Trabaja en equipo y enseña pacientemente a los niños cómo deben hacerse las cosas. Podría ayudar que primero lo hicieras tú, luego dejar que lo hagan ellos mientras supervisas y finalmente permitirles que lo hagan solos. Esto motivará a los niños a aprender rápidamente y a desempeñarse bien.

No seas estricta/o con los plazos:

Concéntrate en hacer la tarea bien y no rápidamente o descuidadamente. No enfocarse en una fecha límite le quitará la presión a tu hijo, dándole más espacio para que se desempeñe bien. Es importante darles tiempo para que se acomoden a su nueva rutina.

Tener un sistema de recompensa:

Los beneficios monetarios por cada tarea completada siguen siendo un tema debatido y los expertos creen que no se debe enseñar a los niños que las tareas se realizan por dinero. Los niños pequeños pueden ser recompensados ​​con cosas simples como una pegatina en la tabla de tareas o unos minutos extra de tiempo de juego en la noche. Sin embargo, las asignaciones podrían funcionar para niños mayores que entienden el valor del dinero y pueden tener más necesidades de dinero.

Asignar tareas apropiadas para cada edad

No subestimes las habilidades de tu hijo, porque los niños pequeños de hoy manejan la tecnología mejor que nosotros. Sin embargo, al introducirlos en las tareas domésticas, asegúrate de proporcionar tareas apropiadas para su edad, como las siguientes:

Edades 2-3:

  • Apilar libros o juguetes que están desordenados.
  • Poner la ropa en la cesta de la ropa sucia.
  • Limpiar las cosas que derraman.

Edades 4-5:

  • Ayudar a colocar la compra.
  • Regar las plantas.
  • Limpiar la mesa.

Edades 6-7:

  • Ayudar en la cocina.
  • Ayudar a preparar la merienda para el colegio.
  • Limpiar y ordenar sus habitaciones.

Edades 8-9:

  • Pasear una mascota.
  • Doblar su ropa y guardarla.
  • Preparar su propio desayuno y merienda.

A partir de los 10 años:

  • Cuidar a sus hermanos más pequeños.
  • Recoger la mesa, fregar los platos, tirar la basura.
  • Barrer, limpiar el polvo.
  • Ayudar a lavar el coche.

Con una lista de tareas apropiadas para su edad y una tabla de tareas organizadas, está todo listo para seguir adelante y conquistar todas las tareas domésticas en familia.