Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

cocina para niños

Consejos para introducir a tus hijos en la comida casera y saludable

¿Tienes un niño pequeño en casa que ama estar en la cocina y ayudar? Considérate afortunada, porque podrías tener el chef más lindo de todos los tiempos. Aprovecha al máximo el tiempo que pasen juntos en la cocina y averigua qué tareas son las adecuadas para tu hijo y cuál es el mejor momento para asignarlas.

Si bien algunos niños están interesados ​​en meterse en la cocina a una edad muy temprana para ayudar a preparar, cocinar y limpiar, hay otros que prefieren otras actividades. Si tus hijos entran en la categoría anterior, no tienes nada de qué preocuparte. El último grupo podría necesitar algunos estímulos y podrías experimentar con los siguientes consejos para motivar a tus hijos:

Haz que se involucren fuera de la cocina:

Comienza por involucrar a tus hijos en tareas relacionadas con la cocina fuera de ésta, como elegir productos frescos y otros alimentos en un mercado. Otra forma divertida sería cultivar tus propios vegetales. Esta actividad podría aumentar su interés en aprender cómo estas materias primas se transforman en sus platos favoritos.

Muéstrales cómo preparar la comida:

Después de haber elegido los ingredientes, los niños podrían estar más interesados ​​en aprender a limpiar, preparar y cocinar los ingredientes para hacer sus recetas preferidas.

Pide su opinión:

Mientras preparas una receta para los niños, pídeles que prueben la comida y verifiquen los niveles de sal y / o especias o la cocción de su pasta favorita. Esto les ayudará a comprender sabores y conceptos como cocinar pasta al dente.

Incítales a que ayuden con la limpieza:

Una vez que hayan terminado de comprar, preparar y cocinar, asegúrate de enseñar también a los niños que hay que fregar lo que se ha ensuciado, recoger la mesa, etc.

Tareas de cocina apropiadas para cada edad

Tanto los chefs profesionales como los cocineros caseros creen que ningún niño es demasiado viejo o demasiado joven para entrar en la cocina. Cuanto más interés muestre el niño, más rápido podrás involucrarlo. Pero, si te preocupa la adecuación a la edad de varias tareas de cocina, aquí tiene una clasificación aproximada:

6 meses - 2 años:

Los bebés comienzan a observar y aprender cuando tienen alrededor de 6 meses de edad, y sentarlos en una silla alta en la cocina hará que sea más fácil que puedan observar todo lo que se hace.

2-4 años:

Algunos niños pequeños pueden ser más rápidos que otros cuando se trata de habilidades básicas como caminar y hablar. Del mismo modo, aunque podrían necesitar varias instrucciones. Algunos niños podrían completar tareas sencillas como, enjuagar frutas y verduras, rociar sal o condimentos sobre la comida, partir algunas hortalizas para una ensalada y más.

4-6 años:

Procura que la cocina sea más accesible para su niño en edad preescolar colocando ollas y sartenes a una altura más baja y colocando los ingredientes clave al nivel de los ojos. A esta edad, tu hijo puede cascar huevos para batirlos, extender una crema de frutos secos o mermelada en su sándwiches, pelar un huevo cocido e incluso cortar plátanos y otros alimentos blandos con un cuchillo de plástico.

6-9 años:

Los niños que comiencen temprano serán unos verdaderos profesionales cuando lleguen a  primaria y podrán realizar tareas más complicadas como leer recetas, preparar un plato de pasta simple, usar un cuchillo de pelar, rallar queso y verter la masa en un pastel o muffin entre otras cosas.

9-12 años:

A esta edad, muchos niños podrían estar listos para enfrentar el calor, literalmente, cocinando los alimentos. Comienza con tareas sencillas, como hervir huevos o cocinar pasta, y pasa gradualmente a platos más complicados.

     

No te olvides de:

  • Enseñar a los niños a encender y apagar la vitrocerámica, cocina de gas, etc. Correctamente.
  • Enséñales consejos de seguridad en la cocina.
  • Diles cómo colocar las ollas y sartenes de la manera correcta.
  • Acostúmbralos a que usen guantes para horno para evitar quemaduras.
  • Permíteles probar los cuchillos grandes con alimentos blandos como la mantequilla o los plátanos hasta que aprendan a usarlos bien.

Las mentes jóvenes son fáciles de moldear y una introducción temprana a la cocina casera y las comidas compartidas en la mesa familiar podrían ayudar a los niños a comprender la importancia de cocinar de manera saludable y compartir la comida con familiares y amigos.

Recetas fáciles para que hagan los niños: Taller de cocina infantil

Recetas infantiles