practicar deportes niños

Los niños de hoy tienen la habilidad de evitar los deportes y jugar con sus aparatos electrónicos. Con una interacción social baja y la estimulación constante de varios videojuegos, perderán la oportunidad de tener experiencias significativas y aprender habilidades para la vida.

Mientras sus hijos están en la escuela, existen múltiples oportunidades para fomentar nuevas amistades, desarrollar vínculos especiales con los miembros de su equipo y descubrir en qué deportes se destacan.

Animar a sus hijos para que participen en algún deporte puede tener numerosos beneficios para la salud física y el bienestar mental general de su hijo. Los deportes pueden ayudar a formar el carácter y desarrollar la fuerza interior que su hijo llevará consigo durante toda su vida.

Por qué sus hijos deberían hacer más deportes

Sea cual sea el deporte, ​​animar a sus hijos a practicarlo es probablemente una de las cosas más beneficiosas que puede hacer por su autoestima y alejarlos de jugar con videojuegos todo el día.

Promueve el trabajo en equipo y habilidades de liderazgo

Una parte esencial de jugar en un equipo es que tiene que trabajar con un grupo de personas y desarrollar una manera de trabajar juntos en sinergia para lograr un conjunto común de objetivos.

Practicar deportes por lo general implica confiar en diferentes miembros del equipo para poder jugar el juego de manera efectiva. Su hijo desarrollará habilidades de comunicación y resolución de problemas que serán útiles durante el curso de su vida.

Aumenta la felicidad

El ejercicio libera hormonas que nos hacen sentir bien y felices durante un largo período de tiempo. Algunas investigaciones han demostrado que los que practican deporte con regularidad son más felices que los niños que no participan en ninguno.

Practicar deportes con los miembros del equipo ayudará a su hijo a mantenerse feliz y mejorar su estado de ánimo también fuera del ámbito deportivo, lo que los mantendrá optimistas y positivos al asumir responsabilidades diarias.

Reduce el estrés

Practicar deportes es un excelente eliminador de estrés para sus hijos. Los niños a menudo tienen un montón de tareas y otras responsabilidades, como estudiar para exámenes finales que los hacen sentir estresados ​​y ansiosos.

Practicar deportes puede ayudar a aliviar el estrés, permitiendo que los niños se suelten y se centren en su equipo. Los vínculos formados con los miembros de su equipo también proporcionan un sistema de apoyo cuando necesitan desahogarse y relajarse.

Da un sentido de pertenencia

Ser parte de un equipo fomenta un sentido de pertenencia debido al vínculo que se crea entre los componentes.

A menudo puede ser difícil lidiar con los diferentes grupos que se forman en los colegios, pero cuando se forma parte de un equipo deportivo, los compañeros se convierten en amigos y en personas en las que el niño puede confiar.

Enseña la disciplina.

Los deportes pueden ayudar a su hijo a ser disciplinado a medida que aprenden a jugar según las reglas y seguir a su entrenador mientras lo guía a través del juego.

Mientras aprenden una buena disciplina, también comprenden la importancia del compromiso y lo crucial que es estar ahí para que su equipo pueda tener éxito.

Alienta un estilo de vida saludable

Mantenerse en forma y saludable comienza a una edad temprana y es importante mantener la movilidad y la flexibilidad para cuando seamos mayores. Practicar deportes también ayuda a combatir la obesidad, que puede provocar diabetes y otros problemas de salud.

Además, para poder competir de manera eficiente, se debe mantener una buena dieta, mientras que se deben evitar el alcohol y otras sustancias. Por lo tanto, los niños que practican deportes a menudo se abstienen de estas sustancias y terminan viviendo vidas más saludables.

Mejora la memoria y la concentración

Practicar un deporte, exige concentración. Ya sea para regatear una pelota a través de la cancha o para evitar un gol, cada deportista se compromete con su cerebro para realizar estas actividades.

Mientras mejora su concentración y enfoque, el ejercicio no solo mantiene su ritmo cardíaco alto, sino que también ayuda a mejorar la salud de su cerebro, específicamente cuando se trata de la memoria y el aprendizaje.

Jugar un deporte implica diversión

Además de todos los beneficios para la salud física y mental, practicar deportes es muy divertido y, una vez que su hijo encuentre un deporte que le encante, se aplicará y lo disfrutará a fondo.

Comparte este artículo!