¬ŅCu√°ndo puede el beb√© entender el significado de la palabra "no"?

La disciplina es un tema controvertido en los c√≠rculos de padres. Cualquier buen padre quiere lo mejor para su beb√©, y  tiene que encontrar el equilibrio adecuado entre fomentar el crecimiento de su hijo y corregir su mal comportamiento. Uno de los retos m√°s dif√≠ciles al principio es que los beb√©s y los ni√Īos peque√Īos desarrollan la capacidad de sobrepasar los l√≠mites antes de estar realmente preparados para algunas t√©cnicas de disciplina habituales. ¬ŅCu√°ndo puede el beb√© entender el significado de la palabra "no"?

Los beb√©s reci√©n nacidos est√°n empezando a conocer el mundo. Son tan dependientes que a√ļn no tienen la capacidad de entender o superar los l√≠mites. Ninguna cantidad de mimos y atenciones va a malcriarles.

Lo que s√≠ puedes hacer es acostumbrarte a decir un "no" amable pero firme. Si tu beb√© muerde mientras le das el pecho, di "no", rompe el enganche con cuidado y vuelve a colocarlo para que se vuelva a enganchar. El hecho de que tu beb√© sea demasiado peque√Īo para la disciplina no significa que no puedas hacer ajustes para tu comodidad.

De 6 a 12 meses

En alg√ļn momento entre los 6 y los 12 meses, la mayor√≠a de los beb√©s empiezan a entender el "no". Eso no significa que est√©n preparados para responder como t√ļ quieres, lo que puede ser frustrante. Ayuda a tu beb√© a captar el significado m√°s r√°pidamente con estas estrategias:

  1. Mira y ponte seria. Mantén una expresión firme. Dile "no" en un tono más bajo y plano que el habitual. Cuando el bebé cese, sonríe, levanta las cejas y eleva el tono de tu voz para que te oiga y vea que estás contenta.
  2. Redirige. Los beb√©s a√ļn no tienen la memoria ni el control mental para recordar lo que est√° prohibido o para resistir las tentaciones. Apartarlo f√≠sicamente de la situaci√≥n es una forma de demostrarle "No, esto no se hace".
  3. Utiliza un lenguaje positivo. Esto no significa que tengas que elogiar a tu hijo cuando est√©s molesta. Significa decirle a tu hijo lo que debe hacer, en lugar de lo que no debe hacer. "No" implica que debe hacer algo de otra manera, pero es posible que los beb√©s a√ļn no conozcan el comportamiento alternativo que quieres. Al jugar con la mascota de la familia, por ejemplo, "suave" o "toque suave" son instrucciones m√°s √ļtiles que "no".
  4. No te r√≠as. Muchas de las conductas de los ni√Īos peque√Īos nos resultan divertidas. Pero cualquier sonrisa o carcajada tuya es una se√Īal de ne√≥n gigante que dice "¬°¬°¬°Hazlo otra vez!!!". Mant√©n la calma hasta que no est√© cerca, y entonces r√≠ete todo lo que quieras.

De 12 a 18 meses

Despu√©s del primer cumplea√Īos de tu beb√©, el desarrollo del lenguaje y el crecimiento cognitivo se orientan m√°s hacia la primera infancia. Poco a poco, tu beb√© empieza no s√≥lo a entender el "no", sino a ser m√°s capaz de dejar de hacer lo que est√° haciendo, al menos durante un tiempo.

Seguirás dedicando la mayor parte del tiempo a redirigirle y a utilizar un lenguaje positivo para ayudarle a entender por qué algunas cosas están prohibidas. Utiliza puertas para bebés, cierres de armarios y estantes altos para mantener los objetos rompibles fuera de su alcance. Di "caliente" para la estufa y el grifo. Di "cogidos de la mano" cuando te acerques a la calle. Ayuda a tu bebé a entender cuáles son las normas, para que tenga sentido escuchar "no" cuando incumpla una norma.

Si tu beb√© se porta mal repetidamente en algo grave o inseguro, como morderte, es una buena edad para introducir la idea del tiempo de espera. Designa un lugar tranquilo y sin juguetes. La regla general para la duraci√≥n del tiempo de descanso es un minuto por a√Īo de edad. Usa tu criterio. Treinta segundos pueden ser suficientes para tu hijo, o puede que descubras que tu beb√© responde mejor a dos minutos de "tiempo de espera" sentado contigo, en lugar de sentado solo. Sea lo que sea que funcione para tu beb√©, termina siempre el tiempo de reflexi√≥n con un abrazo y un beso.

Aunque mucha gente se ha criado en hogares en los que se daban azotes, las investigaciones más recientes dejan claro que los azotes son ineficaces e incluso perjudiciales como disciplina. Incluso si algunas personas "crecieron bien", eso no hace que los azotes sean una práctica saludable para usar con tus hijos. Si tu hijo no responde a los tiempos de espera, mantén la constancia y habla con tu pediatra para que te dé consejos de disciplina, pero no recurras a los golpes.

ūüĒÖ Tambi√©n te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!