¿Cómo detectar la hipersensibilidad en los niños?

Algunos niños son más sensibles que otros. Abrumados por sus emociones, les resulta difícil enfrentarse a ellas solos. ¿Cómo podemos reconocer a un niño hipersensible? ¿Cuáles son las causas de la hipersensibilidad? ¿Cómo ayudar a un niño hipersensible?

¿Cómo reconocer a un niño hipersensible?

Se considera que un niño es hipersensible cuando no puede gestionar las emociones que siente porque le desbordan. A diferencia de otros niños, sus canales sensoriales están muy desarrollados y perciben con mayor intensidad lo que experimentan. Un niño hipersensible es un niño cuyos sensores están muy abiertos al mundo. Además de sus propias emociones, percibe las de quienes le rodean y las energías de los lugares donde vive.

En la vida cotidiana, la hipersensibilidad de un niño puede manifestarse de varias maneras:

  • Un niño con un oído muy sutil y sensible puede entrar en un estado de hipnosis si la vibración de la música es armoniosa. Por otro lado, es posible que le resulte difícil tolerar los ruidos fuertes o que no pueda permanecer mucho tiempo en una habitación ruidosa. Puede ocurrir que un niño hipersensible oiga sonidos que otros no oyen.
  • La sensibilidad también puede ser cutánea. Por ejemplo, si una prenda es incómoda por su material o porque es demasiado ajustada o por su etiqueta que pica, el niño hipersensible no podrá soportarla.
  • Si la sensibilidad es gustativa, el niño puede bloquear ciertos alimentos cuyos sabores y texturas percibe con fuerza.

Sea cual sea el canal, el niño será más reactivo y susceptible en cuanto se vea desbordado en su capacidad de afrontar lo que es complicado para él.

Además de esta sensibilidad, existe una forma de inteligencia que se caracteriza por la interpretación basada en las percepciones. El problema es que las interpretaciones del niño hipersensible suelen convertirse en creencias si no se retoman y trabajan con un adulto. Desgraciadamente, estas creencias no siempre estarán del lado de las más reconfortantes y alentadoras hacia ellos mismos. Por su inteligencia e intransigencia, siempre se esforzará por alcanzar un nivel mucho más alto. Como resultado, el niño hipersensible se enfrenta constantemente a una discrepancia entre su ambición y lo que cree que es, lo que le hace sentirse infeliz y ansioso. En un intento de lidiar con esta ansiedad, el niño trata de controlar, rigidizar y dominar todo, hasta el punto de que ya no es posible.

¿Qué causa la hipersensibilidad?

La hipersensibilidad es multifactorial:

  1. Puede ser hereditario. Es decir, puede ser transmitida por uno de los dos progenitores. Hay que tener en cuenta que con la epigenética, ahora sabemos que cualquier experiencia marca la memoria celular y se transmite en la herencia genética. Este descubrimiento es revolucionario porque nos invita a dejar de lado la culpa y el sentimiento de fatalidad para abrazar el sentimiento de responsabilidad. Entendiendo que nada es definitivo, podemos decidir qué queremos vivir y qué queremos transmitir a nuestros hijos y nietos.
  2. Puede estar relacionado con experiencias en el útero, en el nacimiento y/o en todas las etapas tempranas de la vida. Los recuerdos corporales y todas las huellas tempranas pueden intervenir en la reacción de tal o cual niño. Algunos de los reflejos arcaicos que se integran normalmente en las primeras etapas de la vida pueden no estar todavía integrados y generar desequilibrios, agitación, trastornos de la atención, etc.
  3. Puede verse favorecido por trastornos psicoafectivos que debilitan la seguridad y el desarrollo interior del niño.
  4. Los factores de toxicidad ambiental también podrían estar implicados en la hipersensibilidad: disruptores endocrinos, exceso de azúcar, alimentos demasiado procesados, colorantes, ondas electromagnéticas, etc.

¿Cómo ayudar a un niño hipersensible?

Tranquilizándolos, una y otra vez. ¿Pero cómo? Ayudándoles a encontrar formas de autorregulación. Obviamente, esto no implica frases como "no te preocupes", "no es grave" o "todo está bien". En concreto, se trata de ser más flexible y más comprensivo ante las reacciones del niño, de ponerse en su lugar. A continuación, buscar con el niño soluciones que le permitan avanzar a pesar de las situaciones que le resulten difíciles.

Estas soluciones pueden ser la meditación, las técnicas de respiración o las actividades que permiten al niño descargar una sobrecarga emocional mediante movimientos corporales. El papel de los padres y de los adultos cercanos al niño es animarle y acompañarle en este camino de progreso hacia una mayor armonía interior y autocontrol. Se trata de mostrarles que pueden ser artífices de su propia vida, que pueden activar un abanico más amplio de posibilidades, que pueden ser actores de su propia vida, más comprometidos, más responsables, más respetuosos consigo mismos y con los demás, en definitiva, más realizados.

Sin embargo, si las manifestaciones de hipersensibilidad se vuelven incapacitantes a diario e impiden que el niño crezca con serenidad, y los padres ya no saben cómo ayudar, lo mejor es consultar a un especialista.

¿Un niño hipersensible se convertirá en un adulto hipersensible?

Es imposible responder a esta pregunta de forma afirmativa o negativa. Cada niño es diferente. La hipersensibilidad tiene aspectos positivos que sería una pena descartar al crecer sólo para encajar. Lo que podemos desear para estos niños es que mantengan intacta esta capacidad de sentir el mundo y a los demás, y que se sientan alcanzados y comprendidos por su entorno adulto para que puedan crecer con lo que son. De este modo, pueden ser adultos hipersensibles felices.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!