Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Niños que muerden

¿Qué hacer cuándo un niño muerde o es mordido por otro?

Morder es muy común en los niños pequeños. Comprender por qué los niños muerden y cuál es la mejor manera de responder puede ayudar a los padres y cuidadores a lidiar con este comportamiento desafiante. Afortunadamente, los niños que muerden generalmente dejan de hacerlo una vez que aprenden otras formas de expresarse.

¿Por qué muerden los niños?

Morder es una parte normal del desarrollo infantil y no es necesariamente una señal de que algo anda mal.

Algunas de las principales razones por las cuales los niños muerden pueden ser:

  • Exploración: los niños muy pequeños a menudo muerden solo para ver qué sucede.
  • Dentición: morder las cosas cuando les están saliendo los dientes les calma el dolor.
  • Accidental: un niño muy pequeño puede morder sin sentido, por ejemplo, cuando da un beso.
  • Imitación: los niños tienden a repetir cosas que han visto hacer a otros, incluso morder.
  • Impulsivo: a los niños menores de 3 años les resulta difícil controlarse, y algunas veces solo hacen algo impulsivamente sin pensar en las consecuencias.
  • Cansancio, hambre o enfermedad: algunos niños muerden cuando se sienten mal, cansados ​​o hambrientos.
  • Llamar la atención: algunos niños usan la mordida para llamar la atención, ¡porque es seguro que se producirá una reacción!
  • Exceso de excitación: a veces los niños muerden cuando están muy estimulados o abrumados
  • Frustración: los niños pequeños pueden morder cuando tienen una rabieta para expresar frustración o cuando se sienten impotentes.
  • Estrés: cuando un niño está bajo estrés, puede morder para mostrar angustia o ansiedad.

Cómo responder cuando tu hijo muerde

La forma en que responda a las mordeduras es importante, porque es probable que tu reacción influya en el comportamiento de tu hijo en el futuro.

Qué hacer cuando el niño muerde:

  • Mantener la calma: esto te ayudará a encontrar la mejor manera de enfrentar la situación, mientras modelas el autocontrol de tu hijo.
  • Retira al niño de la situación; por ejemplo, separándolo de los niños con los que estaba jugando.
  • Dile a tu hijo que morder duele y que no debe hacerlo.
  • Intenta reaccionar de acuerdo a la situación. Por ejemplo, si tu hijo te muerde para exigir su atención, puedes alejarte.
  • Para evitar que la mordedura se convierta en un hábito, es importante ayudar al niño a aprender a usar las palabras para expresar sus sentimientos, y también a fomentar el buen comportamiento.

Qué no hacer cuando el niño muerde:

  • Nunca lo muerdas.
  • Nunca le pidas que se muerda a sí mismo, para que 'sepa cómo se siente'.
  • No le grites a un niño que te mordió; esto no los ayudará a aprender un comportamiento apropiado.

Puede ser molesto si tu hijo te muerde, pero aún lo es más cuando muerden a otro. Si no estabas en ese momento, es posible que te enteres de la mordedura por un comunicado del cuidador del centro infantil o por otros padres.

Te sentirás avergonzada, enojada, culpable y preocupada por las reacciones de los afectados. Es comprensible que los involucrados (por ejemplo, los padres del niño mordido) se sientan molestos por la mordedura, por lo que es una buena idea pedir disculpas tan pronto como sea posible después del incidente.

Si estás allí cuando suceda, lo más importante es consolar al niño que ha sido mordido y tratar a tu hijo de manera apropiada, utilizando las estrategias anteriores.

¿Qué pasa si otro niño muerde a mi hijo?

Si otro niño ha mordido a tu hijo, te sentirás enojada con el niño, su familia o las personas que estaban a cargo cuando sucedió (como el personal del centro de cuidado infantil). Y si la mordedura ha sucedido en más de una ocasión, es probable que te sientas frustrada.

Desafortunadamente, cuando los niños pequeños son atendidos en grupos grandes, los incidentes de mordeduras son casi inevitables. Sin embargo, el personal que cuida a niños pequeños está acostumbrado a tales incidentes, y tendrá estrategias para lidiar con ellos. La seguridad de los niños es importante para ellos, y harán lo que puedan para resolver la situación.

Dónde buscar ayuda

Si sientes que necesitas ayuda para enfrentar una situación de mordedura, es posible que desees obtener asesoramiento de un profesional. Habla con tu médico de cabecera, enfermera, pediatra o psicólogo infantil.