Cómo interpretar los dibujos de los niños, Dibujos infantiles, El significado de los dibujos en los niños

El dibujo es un medio de expresión para el niño. También es un reflejo de su desarrollo psicomotor, que evoluciona a medida que el niño crece. ¿Te gustaría saber qué expresa tu hijo a través de sus dibujos?

¿Cómo evolucionan los dibujos de los niños?

Cuando los niños empiezan a caminar, pueden sostener un lápiz en la mano y hacer bocetos. Sólo hacia los 2 años intentan dibujar personajes: en el papel aparece un círculo con ojos y un abdomen dentro. Entre los 2 y los 3 años, el "hombre" se vuelve más claro. El niño dibuja brazos, piernas y pelo en forma de palos. Alrededor de los 3 años, el círculo, que era a la vez cabeza y cuerpo, se dividirá en dos partes distintas. La aparición del cuello llega más tarde, alrededor de los 5/6 años.

El desarrollo es muy parecido para el dibujo de una casa (uno de los objetos más dibujados por los niños, además de los personajes). A medida que el niño crece, la casa se vuelve más detallada y realista.

El niño siempre se proyecta en su dibujo

El niño se proyecta inconscientemente en sus dibujos. Se muestra tal y como se siente, muestra lo que sabe y expresa lo que les gustaría decir.

A menudo, el niño se valora a sí mismo en su dibujo, se aplica más a dibujarse a sí mismo que a dibujar otros personajes. Por ejemplo, su representación es más imponente, colorida y contiene más detalles (pelo, ropa, expresión facial) que la de otros.

A través de los dibujos de un niño, también podemos saber cómo se siente. Por ejemplo, una niño de 4,5 años, hace un dibujo de sí mismo con su hermano pequeño. Él tiene cabeza, ojos, boca, nariz, piernas y brazos, mientras que su hermano es sólo un garabato. Esto puede reflejar una forma de celos por parte del niño hacia su hermano pequeño, que ha ocupado gran parte del tiempo de sus padres desde su nacimiento.

Elementos a tener en cuenta para una buena interpretación del dibujo de un niño

La interpretación del dibujo de un niño no puede hacerse de forma aislada. Para que sea válido, debe estar vinculado a un contexto. El dibujo de un niño no puede interpretarse sin conocer al niño que lo ha dibujado y el entorno sociocultural en el que vive. Por otro lado, la interpretación requiere observar al niño cuando dibuja, anotando las vacilaciones, las dificultades, la atención o la falta de atención, las historias que asocia con su dibujo, etc. Así, una buena interpretación debe basarse en el análisis de los elementos que componen un dibujo, pero también en la síntesis de todos los dibujos. No debe preocuparte demasiado si tu hijo ha hecho un dibujo muy oscuro, con líneas muy marcadas, pero todos los demás son más bien alegres y armoniosos. A través de sus dibujos, a los niños les gusta mostrar su estado de ánimo.

Los colores, las líneas, el lugar del dibujo en la página... ¿Qué significan?

No hay instrucciones para descifrar y entender los dibujos de los niños. Sin embargo, ciertas características pueden revelar rasgos de carácter. Por ejemplo, los rasgos finos y vacilantes pueden indicar timidez o una personalidad introvertida. Por el contrario, los rasgos incontrolados y muy fuertes pueden ser un signo de ansiedad o agresividad. Sin embargo, hay que tener en cuenta la salud del niño. Además, a los niños más ingeniosos les gusta dibujar curvas y a los niños realistas líneas rectas y ángulos.

Además de la grafología del dibujo, los colores también son indicativos de la personalidad del niño. Los extrovertidos prefieren el rojo, el amarillo y el naranja, que les gusta combinar, mientras que los introvertidos se conforman con colores más fríos (azul, verde, gris, etc.) y en número limitado. La calidez de un diseño con colores vivos y atrevidos refleja el equilibrio.

Los personajes proporcionan una gran cantidad de información sobre la personalidad del niño

A los niños les gusta dibujar personajes. Tanto si existen como si son ficticios, proporcionan información sobre la personalidad del niño y sus relaciones emocionales con los demás. El lugar que ocupa un personaje en la hoja, pero también el orden en que aparece en relación con otros personajes es muy revelador. El personaje 'querido' suele dibujarse primero. Por el contrario, el "no querido" está descuidado o ausente. El personaje añadido es, la mayoría de las veces, el doble del propio autor, valorado o devaluado según el contexto", explica el psicólogo.

Por último, la forma en que se dibujan los personajes de un mismo dibujo en relación con los demás (tamaño, lugar, lo que hacen, etc.) suele ser representativa de la relación emocional del niño con su familia.

El dibujo de los niños: Señales que deben hacer saltar la alarma

Hay varias formas de indicar que algo va mal y que debes consultar con el médico:

Alrededor de los 6 años, si el niño nunca utiliza colores brillantes en sus dibujos y, en cambio, elige el negro, el gris o el marrón, esto puede indicar problemas familiares o escolares o depresión.

Si el niño siempre ha dibujado con armonía y alegría y de repente todos los dibujos se vuelven tristes. Esto puede ser una señal de ruptura. En este caso, los padres no deben mostrar su preocupación al niño, sino intentar investigar su entorno para ver si algo le ha perturbado.

Si el niño hace dibujos que no tienen nada que ver con su edad. Por ejemplo, un niño de 6 años que sólo hace garabatos para representarse a sí mismo. Este signo de regresión y autodesprecio puede ser una señal de abuso.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!