Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Son enfermedades que afectan a las arterias del corazón y del resto del organismo (principalmente cerebro, riñón y miembros inferiores). Las más importantes son:

  • Infarto de miocardio
  • Trombosis cerebral

prevenir el riesgo cardiovascular

Son muy graves y la principal causa de muerte en los países desarrollados.

¿Qué es el riesgo cardiovascular?

Es la probabilidad de sufrir una de estas enfermedades dentro de un determinado plazo de tiempo.

Depende de que se tengan o no, uno o más factores que predisponen a padecer estas enfermedades.

¿De qué depende el riesgo cardiovascular?

En población general depende, sobre todo, de los hábitos y estilos de vida:

  • Alimentación inadecuada: en cantidad (contenido calórico) y/o en calidad (exceso de grasas, azúcares refinidos, etc), que ocasiona obesidad.
  • Actividad física escasa o sedentarismo.
  • Tabaco.
  • Beber exceso de alcohol.
  • Ansiedad y estrés.
  • Estos factores, principalmente, la obesidad y el sedentarismo, favorecen la aparición y/o empeoran otros factores de riesgo cardiovascular:
  • Hipertensión.
  • Aumento del colesterol.
  • Diabetes.

¿Qué pasa si se tienen varios factores de riesgo cardiovascular?

Cuando se tienen varios factores de riesgo cardiovascular a la vez, aunque cada unos esté sólo ligeramente alterado (exceso moderado de peso, poca actividad física, se fuma, tensión un poco alta y colesterol algo aumentado) el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular es igual, o incluso mayor, que si existe un solo factor que esté muy alterado.

¿Cómo se puede prevenir el riesgo cardiovascular?

La mejor forma de prevenir el riesgo cardiovascular es:

  • No fumar.
  • Mantener el peso adecuado.
  • Seguir una dieta variada y equilibrada: Evitar grasas (fritura, bollería industrial, carnes grasas y derivados lácteos enteros). Aumentar el consumo de pescados, fruta, vegetales, legumbres y cereales.
  • Hacer ejercicio físico regular: caminar 30 minutos diarios al menos 4 ó 5 veces a la semana.

Estas medidas, además, contribuyen a lograr y/o mantener el control adecuado de la presión arterial, el colesterol y el azúcar.

Consulte a su médico para que le de el mejor asesoramiento.

Fuente: MadridSalud

Comparte este artículo!