Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

ser padre

Este artículo va enfocado especialmente a los futuros papás, ¿Cómo se sienten ellos durante el embarazo?

Convertirse en padres, por primera vez, es una experiencia extraordinaria. El apoyo de la pareja de una mujer embarazada es fundamental, cuanto más unidos estén, más disfrutarán de la experiencia del embarazo, el parto y crianza.

En las primeras semanas (hasta las 14 semanas de embarazo), las mujeres embarazadas pueden sentirse muy cansadas y con las molestias típicas producidas por la gestación y los cambios hormonales. Después del primer trimestre, muchas mujeres se encuentran mucho mejor.

Hacia el final del embarazo (alrededor de 27 a 40 semanas), el bebé puede sentirse muy pesado. El cansancio y la irritabilidad de las primeras semanas a menudo regresan, y la pareja puede comenzar a sentirse asustado por el nacimiento.

Si hay ansiedad y nervios en la pareja, es necesario que lo hablen y se den ánimos y apoyo mutuo. Si aún no lo hacían, ahora es el momento de comenzar a compartir las tareas domésticas.

Hazle saber a tu pareja que no está sola. Algunos consejos básicos para el futuro papá:

Comer bien es mucho más fácil si lo hacen juntos: comiencen a adquirir hábitos alimenticios saludables que en un futuro transmitirán a sus hijos.

El humo del cigarrillo es peligroso para los bebés, así que si eres fumador y no puedes o no quieres dejar de fumar no fumes cerca de tu pareja.

Acompaña a tu pareja a los controles médicos y habla con ella de todo lo que le preocupe.

Infórmate sobre el embarazo y el parto. La mayoría de los hombres se quedan con su pareja durante el trabajo de parto, pero si por cualquier motivo prefieres no estar presente, habla con tu compañera y escucha cómo se siente. Es posible que puedan pensar en un amigo o familiar que pueda acompañarla en tu lugar.

Los sentimientos del padre

El hecho de que la mujer sea la que gesta al bebé no significa que el embarazo no tenga ningún impacto en el padre. Ya sea que el embarazo haya sido planeado durante meses o años, o sea inesperado, probablemente sentirá una variedad de emociones. Un bebé significa nuevas responsabilidades para las que puede que no se sienta preparado, sea cual sea su edad.

Una pareja puede tener sentimientos encontrados sobre el embarazo. Es común que los dos se sientan así. Un primer embarazo es un evento muy importante. Cambiará la vida y el cambio puede generar miedos e incertidumbre en algunos momentos, incluso siendo muy deseado.

Los problemas de dinero, los gastos adicionales, el trabajo pueden ser una preocupación. Es posible que te preocupe que la casa ya no sea adecuada o que te sientas obligado a permanecer en un trabajo que no te gusta o que a partir de ahora te de un miedo terrible quedar en paro.

Algunos hombres se sienten excluidos durante el embarazo y después del parto.

Sexo en el embarazo

Por lo general, no hay una razón médica para evitar el sexo, pero tenga en cuenta:

Sus senos pueden ser muy sensibles en las primeras semanas.

No tener relaciones sexuales si hay sangrado o dolor.

Asegúrate de que se sienta cómoda; es posible que deba probar algunas posiciones diferentes a medida que avanza el embarazo.

Si no estás teniendo relaciones sexuales, trata de encontrar otras formas de intimidad, pero habla sobre ello con tu pareja.

A algunos hombres les resulta difícil hacer el amor durante el embarazo. Pueden sentirse incómodos con el embarazo. Si esto sucede, hablen de cómo se sienten. Teniendo en cuenta de que tu pareja también puede sentirse incómoda con sus cambios y puede sentirse herida si cree que no te gustas su apariencia. Puede ser una buena idea hablar con en amigos que ya son padres y que han pasado por esto.

Prepárate para el nacimiento

Algunos consejos para futuros padres a tener en cuenta las últimas semanas:

Asegúrate de poder ser contactado en todo momento.

Planifica cómo van a llegar al hospital cuando llegue el parto.

Si vas a usar tu propio coche, asegúrate de que tenga gasolina, también puedes hacer una prueba para ver cuánto tiempo te lleva llegar desde tu casa al hospital.

Recuerda que también debes preparar una bolsa para ti, incluyendo refrigerios, una cámara, un cambio de ropa, etc.

Primeras semanas después del parto

Después del parto es bueno contar con la ayuda de familiares y amigos. Para que la pareja pueda descansar. Aunque no siempre se tiene gente cerca, así que la colaboración y trabajo en conjunto de la pareja es fundamental para adaptarse a la nueva vida. A tener en cuenta:

Demasiados visitantes pueden agotar a la pareja e interferir en un momento tan especial en el que están descubriendo y aprendiendo a ser padres.

Planifiquen turnos para cuidar al bebé para que ambos puedan descansar bien todos los días.

Compartir las tareas domésticas básicas, pero no se obsesionen con mantener el lugar impecable.

Usa todo el tiempo que puedas para conocer al bebé; aprende a cambiar los pañales, a bañarlo, crea vínculos, abrázalo y jugar con él o ella.

Si el bebé se está alimentando con lactancia materna, puedes ofrecerle a tu pareja un refrigerio y/o una bebida mientras esté amamantando; si se trata de lactancia artificial, puedes preparar biberones y compartir los turnos de alimentación.

Se considerado con el sexo: Respeta la cuarentena, puede tomar semanas o meses antes de que tu pareja deje de sentirse dolorida, así que hablen de otras formas de mostrarse su amor mutuo hasta que el sexo sea cómodo.

Algunas madres se deprimen y necesitan mucho apoyo adicional, tanto práctico como emocional. Asegúrate de saber cómo detectar los síntomas de la depresión postparto y dónde obtener ayuda.

También puedes deprimirte. Tu pareja enfrenta los mayores cambios, pero eso no significa que debas ignorar tus propios sentimientos. Hablen mucho de cómo se sienten y escúchense, también pueden hablar con otras parejas que ya han pasado por esta etapa. Sean pacientes, todo lleva un proceso de adaptación.

También te puede interesar leer: Embarazo Empático - Síntomas de Embarazo en el Hombre