¿Cuáles son las causas de la corioamnionitis?  ¿Cómo se diagnóstica la corioamnionitis?

¿Qué es la corioamnionitis? Causas, síntomas y tratamiento

La corioamnionitis es una infección bacteriana que provoca la irritación e inflamación de las membranas fetales del amnios y el corion. Por lo general, esta infección bacteriana se produce en embarazos tardíos como resultado del desplazamiento de las bacterias desde la vagina hasta el útero, especialmente después de la rotura de las membranas fetales y durante el parto, aunque a veces se desconoce la causa exacta de la infección. Aunque no se trata necesariamente de una afección que ponga en peligro la vida, es importante evaluar la situación si empiezan a aparecer anomalías en el último mes de embarazo.

¿Por qué se produce la corioamnionitis?

Aunque hay múltiples formas de infectarse con corioamnionitis, el método más común de infección es a través de la ruoptura prolongada de las membranas fetales y o un parto largo que deja la vagina y el útero expuestos el uno al otro. Esto permite que las bacterias de la vagina (o, en algunos casos, del ano) se desplacen hasta el útero, lo que provocará la infección. La infección es relativamente común y se produce en muchos embarazos, especialmente cuando se diagnostica mediante un examen patológico de la placenta. Las complicaciones pueden incluir infecciones del bebé, en la región pélvica, infecciones uterinas y coágulos de sangre en la pelvis y los pulmones.

En el embarazo las membranas son prácticamente impenetrables, crean una barrera que aísla al feto y lo protege. Pero si se produce cualquier fisura en esas membranas los gérmenes pueden alcanzar el líquido amniótico y ahí se produce la infección. Hay otros factores de riesgo, como la amniocentesis, las transfusiones intrauterinas, los cerclajes uterinos.

Los gérmenes responsables muchas veces se encuentran en la vagina. Por tanto en la mayoría de las ocasiones no se necesita una exposición de riesgo, el problema está en que las membranas y la bolsa de líquido amniótico se fisura.

Prepara la llegada de tu bebé con hasta un 15% de descuento ⬇⬇⬇lista de nacimiento bebe

¿Qué síntomas o signos deben alertarnos de la la corioamnionitis?

  • Fiebre.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca en la madre (y en consecuencia en el feto).
  • Molestias en el útero, en la parte baja del abdomen. Contracciones dolorosas.
  • Pérdida del líquido amniótico.
  • Olor desagradable del líquido amniótico.
  • Leucocitosis materna (>15.000 leucocitos/mm3).

La leucocitosis es posible detectarla en una analítica de rutina. A veces es incluso necesario analizar el líquido amniótico.

El riesgo más importante es la infección en la madre, en el feto, aumento de la mortalidad perinatal, desprendimiento de la placenta, y por supuesto, parto prematuro.

Diagnóstico

Hay dos formas esenciales de hacer el diagnóstico de la corioamnionitis: La clínica, a partir de signos y síntomas físicos especiales, y la patológica, a partir del examen de la placenta. La infección suele descubrirse por la presencia de sensibilidad uterina y/o flujo vaginal anormal que se produce por una rotura prematura de membranas, junto con fiebre, aunque también puede ocurrir sin rotura de las membranas fetales. Otros síntomas, como los latidos rápidos del feto, la sudoración y una secreción vaginal de olor inusual, también pueden servir para evaluar físicamente si una madre tiene o no corioamnionitis.

La confirmación de la bacteria puede obtenerse a través de una muestra de sangre de la madre, así como de un muestreo del líquido amniótico para inspeccionar la presencia de bacterias. También se puede utilizar una ecografía para examinar la salud del feto.

¿Hay tratamiento para la corioamnionitis?

El tratamiento de la corioamnionitis es relativamente directo y sencillo. En última instancia, la madre debe dar a luz, ya que éste es el "tratamiento" final de la infección bacteriana. El médico puede recetar a la madre antibióticos, consistentes en amoxicilina, gentamicina y metronidazol, para ayudar a combatir la infección mientras la madre lleva al bebé a término. En combinación con el nacimiento del bebé y el tratamiento antibiótico, la bacteria será destruida poco después del parto. Una vez que el bebé haya nacido, también debe ser examinado para detectar la infección bacteriana y, si está presente, también puede recibir tratamiento en forma de antibióticos.

Pronóstico

Con un tratamiento adecuado y una evaluación tanto de la madre como del bebé, la corioamnionitis supone una pequeña amenaza para los bebés nacidos a término. Los bebés prematuros a los que se les diagnostica la bacteria tienen un 10-20% de posibilidades de desarrollar una neumonía, un 1-2% de posibilidades de desarrollar una meningitis y hasta un 15% de posibilidades de morir debido a complicaciones respiratorias y cerebrales. El riesgo de que los bebés nacidos a término sufran estas complicaciones es mucho menor y, en la gran mayoría de los casos, responden bien al tratamiento antibiótico habitual. Es importante que el bebé nazca lo antes posible tras el desarrollo de la corioamnionitis, pero también es un acto de equilibrio, ya que los bebés que se exponen a la bacteria y nacen antes de tiempo tendrán más probabilidades de sufrir las complicaciones mencionadas.

¿Se puede prevenir la corioamnionitis?

Los médicos aconsejan tomar suplementos de cinc en la dieta, evitar la intimidad de pareja en la segunda mitad del embarazo, siempre que se trate de embarazos de riesgo y detectar cualquier infección leve cervicovaginal.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!