¿Es seguro jugar a los bolos durante el embarazo?

Puede que te preocupe si los bolos son seguros durante el embarazo porque exigen levantar el peso de una bola e inclinarse. En este artículo encontrarás la respuesta a tu pregunta y más información sobre cómo jugar a este divertido juego.

¿Es seguro jugar a los bolos durante el embarazo?

Sí, es seguro jugar a los bolos siempre que se tomen algunas precauciones, que la bola no sea pesada y que no se tengan problemas como:

  • Placenta previa.
  • Antecedentes de parto prematuro.
  • Enfermedades del corazón.
  • Ser portadora de múltiplos.
  • Diástasis de rectos.
  • Lesiones previas de rodilla o espalda.

Debes hablar con tu médico si tienes síntomas como dolor abdominal, contracciones o sangrado vaginal.

Dificultades para jugar a los bolos estando embarazada

  • A medida que avanza el embarazo, los bolos pueden resultar incómodos por varias razones:
  • Al crecer la barriga, hay un exceso de presión en la espalda para sostener el cuerpo.
  • El cambio del centro de gravedad hace que sea difícil mantener el equilibrio mientras se juega a los bolos en la pista.
  • Tus articulaciones y ligamentos comienzan a perder la fuerza tanto en la parte superior como en la inferior del cuerpo, y los bolos utilizan más la fuerza de la parte superior del cuerpo.
  • Las articulaciones y los ligamentos se aflojan y es más probable que se produzcan sobreextensiones, esguinces, distensiones o dislocaciones.

¿Cuáles son los beneficios de jugar a los bolos (y otras actividades de bajo impacto) durante el embarazo?

Los expertos sugieren que las mujeres embarazadas realicen ejercicios de bajo impacto, como caminar a paso ligero, nadar, montar en bicicleta y practicar yoga prenatal. Puedes considerar incluirlos en tu rutina diaria porque:

  • Se sabe que reducen el riesgo de padecer enfermedades crónicas como la hipertensión y la diabetes.
  • Ejercen una tensión mínima sobre las articulaciones y, por tanto, son mejores que las actividades de alta intensidad, como la natación.
  • Las actividades recreativas como los bolos mejoran el estado de ánimo y reducen el riesgo de depresión.
  • También mejoran el ritmo cardíaco y la resistencia, al igual que los ejercicios aeróbicos.
  • Pueden mejorar tu salud mental y beneficiar tu recuperación posparto.

Recuerda que puedes empezar a hacer cualquier tipo de ejercicio durante el embarazo sólo después de consultar a tu médico. Además, no debes abusar de ellos.

Consejos de seguridad para jugar a los bolos durante el embarazo

Las bolas pueden ejercer presión sobre los hombros, las articulaciones y la espalda. También puede resbalar en la pista. Por lo tanto, toma algunas medidas de seguridad para evitar caídas y lesiones.

  • Elige pelotas más ligeras para evitar una presión innecesaria sobre la espalda. Los ligamentos y las articulaciones se vuelven flexibles durante el embarazo y, por lo tanto, las posibilidades de forzar o lesionar la espalda son altas.
  • Elige los bolos fáciles de manejar y de pequeño tamaño.
  • Ten cuidado al jugar a los bolos, ya que las pistas están alisadas con aceites para que las bolas se muevan con facilidad.
  • Si sientes que el movimiento tiene un efecto molesto en tus articulaciones, deja de hacerlo.
  • Mantén la espalda recta y dobla las rodillas mientras levantas la bola. Esto ayuda a eliminar la tensión de la espalda y evita que se lesionen los tejidos de la columna vertebral y del fémur.
  • Y lo más importante, deja de jugar si no te sientes cómoda.

¿Es seguro jugar a los bolos en el primer trimestre del embarazo?

Sí, es seguro jugar a los bolos durante el primer trimestre. Pero no te agotes y elige una bola que sea cómoda de levantar.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños