Baños o Coberturas para Tartas, Pasteles, Bizcochos

Receta para hacer Coberturas o baños para tartas, pasteles, bizcochos, rosquillas...

Baño o cobertura para abrillantar

  • 75 gramos de azúcar
  • 100 gramos de goma arábiga (impide la cristalización del azúcar)
  • Alcohol (apto para cocina)

En un bote con tapa echa el azúcar, la goma y tres cucharadas de agua. Deja reposar en un lugar templado unas doce horas.

Cuando pase ese tiempo, pasa por un colador fino. Si vas a usarlo sobre la marcha no necesitas añadir alcohol, a no ser que esté muy espeso, entonces puedes añadirle un poco. Si lo vas a reservar para usarlo otro día debes añadirle dos vasos de alcohol.

Con este preparado puedes abrillantar tartas, yemas, pasteles...

Baño o cobertura para acaramelar

  • 1 taza de azúcar
  • Limón

Pon en un cazo a fuego alto media taza de agua, el azúcar y unas gotas de limón. Cuando comience a hervir baja la intensidad del fuego y continua la cocción hasta que se reduzca el agua y el caramelo tome color (parecido a la miel fuerte). No dejes que se oscurezca mucho ya que tendría un gusto amargo. Retira del fuego y usa inmediatamente.

Baño o cobertura blanca

  • 100 gramos de azúcar
  • 1 clara de huevo

Cuece a fuego muy lento la clara de huevo con el azúcar. Remueve con una cuchara de madera hasta obtener una mezcla de color blanco.

Bate con un tenedor hasta que espese y adquiera brillo (ten paciencia, lleva un buen rato). Usa inmediatamente extendiéndolo con un pincel.

Se usa para bañar roscones, rosquillas, bizcochos...

Baño o cobertura de chocolate

  • 8 onzas de chocolate
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/2 cucharada de mantequilla o margarina

Hierve en un cazo el azúcar, la mantequilla, una taza pequeña de agua y el chocolate. Remueve hasta que el chocolate se deshaga. Sigue hirviendo a fuego lento, sin dejar de remover, hasta que quede líquido y al levantar la cuchara caiga como hilo.

Se emplea para bañar tartas y bizcochos.

Baño o dulce de yemas para tartas y pasteles

  • 4 yemas de huevo
  • 100 gramos de azúcar

Hierve el azúcar con cuatro cucharadas de agua hasta conseguir un almíbar a punto de hebre fina. Cuando este en su punto deja enfriar un poco.

Pon las yemas en otro caso (que no sea de aluminio) y agrega el almíbar templado. Debes hacerlo poco a poco y sin dejar de remover. Pon el recipiente al fuego y remueve enérgicamente con varillas hasta que espese. Retira del fuego.

Este baño se usa para pasteles o tartas. Para extenderlo, vierte en el centro y distribuye por toda la superficie con ayuda de una espátula. Deja enfriar.

🔆 Otras recetas que te encantarán:

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños