Caramelos caseros de Menta, Anís, Fresa, Limón - Recetas Caseras

Receta para hacer Caramelos Caseros de Sabores

¿Cuál es tu caramelo favorito? Ya sean de chocolate o de frutas, todos aman los dulces. ¿Qué mejor que elegir tus propios sabores y colores y compartirlo con todos los que conoces? ¿Cómo hacer los clásicos caramelos duros o piruletas? Son fáciles de hacer y difíciles de estropear. Se pueden combinar diferentes sabores y colores para crear el caramelo perfecto para cualquiera.

Los ingredientes que necesitas para hacer Caramelos Caseros de sabores son:

  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharada de maicena
  • 1/2 taza de jarabe de maíz ligero
  • 90 ml de agua
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de sabor, usa esencias o jugos naturales.
  • 2 gotas de colorante alimenticio (esto es opcional)
  • Necesitarás más mantequilla para engrasar

Otras cosas que necesitas:

  • Una cacerola
  • Una cuchara de madera
  • Un termómetro de caramelos
  • Papel encerado - esto es para el almacenamiento o envolver los caramelos (advertencia: estos caramelo se pegan, especialmente entre sí)
  • Tijeras de cocina para cortar los caramelos
  • Bandeja tipo horno

Caramelos de Menta, Anís, Fresa, Limón - Recetas Caseras

Preparación de los Caramelos Caseros de sabores:

Mezcla el azúcar y la maicena en la cacerola. Añade el jarabe de maíz ligero, el agua, la mantequilla y la sal. Revuelve con la cuchara de madera para mezclar uniformemente. Coloca la cacerola a fuego medio y revuelve hasta que la mezcla se aclare.

Pon el fuego a alta temperatura. Tómate este tiempo para engrasar bien una bandeja con mantequilla. Remueve la mezcla hasta que hierva y luego deja de revolver. Mide la temperatura de la mezcla con el termómetro de caramelos. Cuando la temperatura alcance los 132º, retira la mezcla del fuego y añade el colorante y saborizante de alimentos. Revuelve suavemente.

Vierte la mezcla en la bandeja engrasada. Espera hasta que la mezcla esté lo suficientemente fría para manejarla. Luego saca el caramelo de la bandeja y empieza a trabajar en él. Estira, gira y diviértete con él. Tira del caramelo como si fuera una cuerda y retuerce varias veces para obtener la textura correcta que quieras.

Una vez que tengas la forma deseada, empieza a cortarla. Usa las tijeras de cocina para cortar la “cuerda” en el tamaño que quieras. Espera hasta que los dulces empiecen a dejar de pegarse y envuélvelos en el papel encerado. ¡Ahí tienes, estás acabado!

Los clásicos caramelos duros masticables son el caramelo perfecto para cualquier día. Son fáciles de hacer y pueden ser cambiados de la forma que quieras. Prueba diferentes sabores, colores, o incluso ambos. Los giros los hacen únicos y también tienen un sabor delicioso. Compártelos con tu familia y amigos y seguro que les encantarán.

🔆 Otras recetas que te encantarán:

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños