Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Ojo con los Piojos - Salud y Cuidados Infantiles

El piojo de la cabeza suele afectar a niñas y niños entre 3 y 10 años de cualquier nivel social y su aparición no significa que se tengan malos hábitos higiénicos. Aparecen en cualquier estación del año.

La existencia de piojos en nuestras hijas e hijos no debe ser motivo de vergüenza y ocultación, al contrario, debemos informar lo más rápido posible al colegio para establecer las medidas adecuadas y controlar la transmisión entre la población escolar.

No existe justificación para la exclusión del medio escolar de los niños y niñas afectados. Aplicando el tratamiento de forma correcta, conseguiremos hacerlos desaparecer.

Los piojos son unos insectos pequeños sin alas, que se localizan en el cabello. No saltan ni vuelan, sólo andan. Se alimentan de la sangre que chupan al picar la piel de la cabeza, produciendo picor e irritación.

Sólo viven en el pelo de las personas y no en los animales o mascotas; tampoco en las clases ni respaldos de las sillas ni asientos del autobús.

La hembra adulta del piojo tiene una vida de 7 a 10 días durante los cuales pone muchos huevos (liendres), sobre todo en la zona de la nuca y detrás de las orejas.

Las liendres son de color blanco nacarado, brillantes y duras. A simple vista se pueden confundir con caspa, pero se diferencia porque la liendre está pegada firmemente al pelo y la caspa está suelta.

Pasan con mucha facilidad de una cabeza a otra por proximidad física, al juntarse las cabezas o a través del intercambio de peines, adornos para el pelo, viseras, gorros, toallas, etc.

¿Qué hacer si el niño o la niña se rasca y se queja de picor?

  • Es posible que tenga piojos.
  • Revisa la cabeza buscando liendres o piojos, sobre todo en la nuca y detrás de las orejas.
  • No todas las personas con liendres tienen piojos, pueden ser cáscaras vacías del huevo.
  • Si no encuentras liendres o piojos, repite la revisión una vez a la semana.

¿Cómo tratar los piojos?

  • Inicia el tratamiento sólo si descubres piojos o liendres.
  • Elije una loción o crema antiparasitaria.
  • Aplica la loción una sola vez en cabello seco o húmedo (según se utilice loción o crema).
  • Déjala actuar durante 10-30 minutos sin cubrir el cabello con toallas (puede utilizarse un gorro de plástico).
  • Lava después el cabello con el champú que utilices habitualmente.
  • Déjalo secar al aire, no utilices secador.
  • Revisa a diario la cabeza y si encuentras algún piojo o liendre, elimínalos con la mano o con la lendrera (humedeciendo previamente el pelo).
  • Repite el tratamiento con el mismo producto transcurridos 7-10 días de la primera aplicación.
  • Aunque observes que no quedan liendres, sigue peinando el pelo con la lendrera durante 2 semanas más.
  • Lava los objetos personales (peines, cepillos, adornos…) y la ropa (jersey, sudaderas, camisetas, sábanas, toallas…) con agua muy caliente.
  • No es necesario cortar el pelo.
  • Debe revisarse, y si es necesario, tratar a toda la familia.

Recuerda:

  • Lavar y cepillar el cabello frecuentemente.
  • Revisar la cabeza por lo menos una vez a la semana.
  • No utilizar lociones ni champú contra los piojos “para prevenir” su aparición, porque favorecen la resistencia a los productos.
  • Nunca apliques los productos antiparasitarios en menores de seis meses.
  • En menores de dos años no se recomienda el uso de loción o champú antiparasitario, se quitarán con la mano o con la lendrera. Si no consigues eliminarlos, acude a tu pediatra.

Fuente: RiojaSalud