Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado
 

cuidados cordon umbilical

Cuidados y aseo del cordón umbilical

El cordón umbilical tiene que caerse y para ello debe secarse. Por eso lo recomendable es no bañar al bebé sumergiéndolo en agua hasta un par de días después de haberse caído el ombligo y que la piel que lo rodea esté seca y la zona no esté inflamada.

Para asear al bebé hasta que se le caiga el cordón, utiliza una esponja suave y vete pasando por todo el cuerpo, evitando el cordón. Puede ocurrir que el cordón se manche con las eses del bebé, en ese caso puedes lavarlo rápidamente y secarlo bien.

Si piensas que el bebé siente dolor al tocarle el cordón, no te preocupes, éste no tiene sensibilidad.

Cómo cuidar el cordón umbilical

Lava bien tus manos  antes de manipular el cordón.

Para evitar infecciones se debe usar un antiséptico (Clorhexidina en spray o Alcohol de 70º) dos veces al día. El alcohol de 70 ayuda a secar más.

En caso de usar gasa estéril para tapar el cordón, cambiarla dos o tres veces al día y siempre en caso de que se manche. Coloca la gasa empapada (sin chorrear) en el antiséptico rodeando el cordón.

Al poner el pañal deja el cordón por fuera. Contribuirá a que se seque más rápido y a que no se manche de pipi y/o de caca.

¿Cómo saber si hay infección?

Si el cordón desprende mal olor, secreción amarillenta o la piel de alrededor presenta inflamación es probable que exista infección. Si aparece fiebre la infección puede ser mayor. Consulta con el pediatra para tratamiento.

¿Cuándo se cae el cordón?

Depende de cada bebé, a unos se les cae durante los primeros días y a otros a las tres o cuatro semanas. Cuando el cordón se caiga la base debe estar bien seca, Si notas secreción consulta con el pediatra.

También te puede interesar leer: Hernia umbilical