Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

fontanelas

Todos los bebés nacen con fontanelas en la parte superior de su cabeza.

El pequeño cráneo de tu bebé consta de varios huesos separados, durante sus primeros dos años de vida estos huesos se irán uniendo hasta formar una masa ósea única. Hasta que eso ocurra habrán fontanelas en las uniones principales de sus huesos.

La misión de las fontanelas es proteger los huesos del cráneo para que puedan desarrollarse con normalidad. También permiten que durante el parto, la cabeza, que es relativamente grande, pueda descender a través del canal del parto, adaptándose al espacio. Si el cráneo del bebé estuviera completamente formado no podría hacerlo. Por eso en los recién nacidos los huesos del cráneo no están unidos y tienen zonas en su parte superior con espacios, que se unirán más adelante.

Las fontanelas están compuestas por membranas resistentes y flexibles y varían en su tamaño. Cuanto más grandes son, más tiempo tardarán en cerrarse. En algunos bebés ocurre sobre los nueves meses, otros bebés pueden necesitar hasta dos años. La media está entre los doce y dieciocho meses.

Son muchos los padres que les da miedo tocarle la cabeza al bebé e incluso a la hora de bañarlos van con mucho cuidado al lavarle el pelo. No debes preocuparte, el cerebro de tu bebé está muy bien protegido con una membrana protectora resistente sobre las fontanelas.

También te interesa leer: Consejos para los cuidados básicos de tu bebé