iniciar manualidades bebe

Puedes introducir a tu hijo en el mundo de las manualidades en casa tan pronto como sea capaz de sentarse en la trona. Al principio, tu bebé disfrutará explorando materiales con sus manos, como arrugando diferentes tipos de papel, pintando con los dedos o aplastando plastilina. Como se lleva todo a la boca, debes proporcionarle materiales no tóxicos y supervisarle en todo momento para que no se atragante.

A medida que el niño crezca y practique, proporciónale diversas herramientas (brocha, rodillo, tijeras) para trabajar con los materiales. También dale objetos para que haga impresiones o huellas (pasapurés, esponja, corcho)

Las manualidades son buenas para el desarrollo de los niños

Además de estimular la imaginación y la creatividad, hacer manualidades tiene muchos beneficios para tu hijo. Por ejemplo:

  1. Mejora la precisión al cortar, pegar o manipular la plastilina;
  2. Desarrolla el lenguaje y el vocabulario al describir lo que está haciendo (por ejemplo, "estoy pintando con los dedos", "estoy pegando una hoja de árbol en la cartulina") y al hablar de sus creaciones (por ejemplo, "he dibujado a papá").
  3. Despierta sus sentidos cuando toca los materiales y observa el mundo que le rodea para reproducirlo.
  4. Las actividades artísticas también ayudan a tu hijo a tomar decisiones y a hacerse valer, por ejemplo, cuando elige un color en lugar de otro. También practican la concentración, la paciencia y la perseverancia al utilizar las tijeras o el pincel. Por último, terminar una creación les ayuda a mejorar su autoestima y a sentirse orgullosos de sí mismos.

Requisitos para realizar actividades manuales divertidas

  • Deja que tu hijo explore libremente. Dale materiales sencillos, sin imponer un modelo o tema.
  • Oriéntalo hacia actividades adaptadas a su edad y capacidades. Si tu hijo intenta algo demasiado complicado, puede desanimarse, pedirte que lo hagas por él o abandonar.
  • Lo importante es que la actividad sea divertida y lúdica, independientemente del resultado.
  • Deja que tu hijo tome la iniciativa. Puedes enseñarle la forma correcta de pegar o recortar, pero no insistas en la técnica. Y no hagas las cosas por ellos.
    Atrévete a variar. Para dibujar, por ejemplo, puedes ofrecerle diferentes tipos de lápices de colores (ceras, rotuladores, pinturas), papel (blanco, de cartulina, de seda) y formatos (grande, pequeño). También puedes ofrecerle diversos soportes: plato de cartón, piedra pequeña, rollo de papel higiénico... La actividad también puede realizarse en diferentes lugares: sobre una mesa, en una hoja de papel pegada a la pared, en una caja de cartón...

¿Qué materiales debo utilizar?

No necesitas muchos materiales para hacer manualidades. Sólo necesitas unos cuantos lápices y papeles diferentes, unas tijeras para niños y un poco de pegamento. Y, por supuesto, piensa en reutilizar lo que tienes en casa: cajas de pañuelos, folletos, papel de regalo, cuerdas, trozos de tela o lana, cintas, etc.

Si no se siente cómodo con el arte, simplemente deja los materiales disponibles para que tu hijo los utilice y los supervise. Si quieres participar, pero no tienes talento para las manualidades, ¡no pasa nada! Un niño que compara su creación con la de sus padres puede desanimarse o querer abandonar. Así que el trabajo de tu hijo no es copiarte a ti, sino que es tu trabajo copiar a tu hijo.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!