Cómo hacer el árbol de Navidad a prueba de bebés

Cuando llega la temporada navideña, la emoción corre por el aire, y los niños pequeños pueden sentir tu entusiasmo por decorar la casa, hornear y crear momentos mágicos. Poner el árbol de Navidad a prueba de bebés debería ser, sin duda, el número 1 de tu lista de tareas cuando llega la época navideña. Cuando dedicas tiempo a colocar los adornos navideños, a cuidar el árbol y a asegurarte de que todo esté perfecto, lo último que quieres es que un niño pequeño se haga daño o lo estropee todo por accidente.

Consejos para proteger el árbol de Navidad de los niños

¿Buscas consejos para montar un árbol de Navidad a prueba de niños? No te preocupes, nosotros te ayudamos. Pon en práctica los consejos que te ofrecemos a continuación y disfruta de una Navidad segura y feliz.

Instala puertas para bebés

Las puertas para bebés crean una barrera entre tu hijo y el árbol de Navidad. Son fantásticas para mantenerlos alejados y no dejar que se acerquen a él. Si quieres un árbol de Navidad a prueba de niños, así es como debes hacerlo.

Utiliza adornos navideños resistentes e irrompibles

En caso de que te preocupe que tu hijo pequeño se acerque al árbol de Navidad y se lleve los adornos a la boca, utiliza adornos navideños irrompibles y resistentes. No son un peligro de asfixia y no se rompen fácilmente. Elige adornos de plástico brillantes y coloridos que sean irrompibles. Así, aunque tu hijo los tire al suelo, no se romperán. Y no podrán morderlos. Si se trata de adornos de cristal o decoraciones preciosas, colócalos en la parte superior del árbol, donde los niños no puedan alcanzarlos.

La colocación es la clave de la prevención

La ubicación del árbol de Navidad es clave para que sea a prueba de niños. Colócalo detrás del sofá o en rincones de difícil acceso y no podrán gatear hasta él. Puedes colocar el árbol en lugares elevados a los que los niños no puedan trepar. Si lo colocas sobre una mesa o un armario, asegúrate de que esos objetos no puedan ser empujados y hagan caer el árbol de Navidad. Ten en cuenta el peso.

Evita usar espumillón

El espumillón es conocido por ser un peligro de asfixia para los bebés y los niños. Aunque se utiliza como decoración navideña para obtener un brillo extra, no es bueno para los niños. Evita utilizarlo para decorar tu árbol de Navidad, ya que supone un grave riesgo para la salud de los niños.

Cuelga tus adornos con cinta

La mayoría de los adornos para el árbol de Navidad se cuelgan utilizando ganchos con alambre y piezas metálicas afiladas. Utilizar hilos de cinta flexible es una alternativa más segura. Así sabrás que, aunque los niños toquen los hilos, no se cortarán, sangrarán o se harán daño.

Guarda los regalos hasta Nochebuena

No te recomendamos que coloques tus regalos o artículos envueltos bajo el árbol hasta el gran día. Los niños pequeños no entienden la palabra "no" y no podrán evitar arrastrarse hacia ellos. Los morderán, los romperán y, antes de que te des cuenta, toda tu habitación será un desastre.

Si te preocupa eso, no pongas los regalos debajo del árbol. Guárdalos bajo llave en otro lugar y colócalos sólo durante el día de Navidad.

Instala luces de Navidad en la parte trasera del árbol de Navidad

La mayoría de los árboles de Navidad no vienen preiluminados, lo que significa que tendrás que instalar las luces. Si vas a instalar las luces de tu árbol, asegúrate de colocarlas en la parte trasera y no en los bordes. Además, asegúrate de ponerle peso a tu árbol de Navidad para que no puedan dar tirones o volcarlo.

Sobornarlos para que no rompan cosas

Si tu hijo es lo suficientemente mayor como para comprender las palabras y entender lo que le dices, sobórnale directamente. Dile que Papá Noel no visitará las casas con cosas rotas y que si rompen o tocan el árbol, no recibirán ningún regalo. Tus hijos ejercerán la disciplina y se lo creerán a pies juntillas. Y funciona como magia cada temporada, confía en nosotros.

Pide a tus hijos que te ayuden

Si quieres que tus hijos pequeños no rompan el árbol de Navidad en el que has trabajado con tanto esmero, quizá sea el momento de invitarles a ayudar. Puedes darles unos adornos para que los cuelguen en el árbol. Anímales a que te ayuden a decorarlo y diles que tengan cuidado.

Cuando se involucran en el proceso y se esfuerzan por hacerlo bonito, es menos probable que lo estropeen. Y se divertirán mucho.

Si todo lo demás falla y te quedas sin ideas, guarda el árbol de Navidad en otro lugar hasta que llegue el gran día. No decores el árbol de una sola vez y asegúrate de decorar sólo la mitad superior hasta Nochebuena.

Y la mejor manera de evitar que los niños se metan con él es creando distracciones. Dales actividades divertidas hasta el gran día y mantén su mente ocupada. Ni siquiera notarán el árbol en la habitación cuando estén absortos en horas de diversión.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!