¿Cuáles son los mejores cuentos de Navidad para niños?

La Navidad tiene algo especial. La Navidad es la época en la que los niños de todo el mundo reciben una lluvia de regalos de sus padres, familiares y amigos. Es una de sus fiestas favoritas, ya que esperan las vacaciones, los dulces típicos, Papá Noel y los regalos, por supuesto. Desde noviembre comienzan los preparativos para la fiesta. La Nochebuena ocupa un lugar especial en las fiestas; muchas familias siguen la tradición de leer cuentos de Navidad en Nochebuena. Leer cuentos de Navidad a los niños puede ayudarles a aprender sobre la fiesta, y es una forma estupenda de pasar tiempo con la familia. Así que si quieres leer cuentos de Navidad a tus hijos, empieza con la historia del nacimiento de Jesús.

La historia del nacimiento de Jesús

La Navidad es la ocasión perfecta para narrar la historia del nacimiento de Jesús. Esta es la historia. Una joven llamada María vivía en un pueblo llamado Nazaret y estaba comprometida con un hombre llamado José. Una noche, Dios envió a un ángel llamado Gabriel a visitar a María. El ángel le dijo a María: "Dios está sumamente complacido contigo y pronto quedarás embarazada y darás a luz un niño. Ponle el nombre de Jesús porque será hijo de Dios". María tuvo miedo, pero creyó en Dios y confió en que todo saldría bien. El ángel le dijo a María que viviera con su prima Isabel y su marido Zacarías, pues pronto serían padres de un niño que prepararía el camino a Jesús. María vivió con su prima durante tres meses y luego volvió a Nazaret.

Mientras tanto, José estaba preocupado porque María tuviera un hijo antes de casarse, pero un ángel se le apareció en sueños y le dijo que María daría a luz al Hijo de Dios. También le dijo que no tuviera miedo y que tomara a María como su legítima esposa. Jesús significa Salvador y el bebé sería realmente un salvador para su pueblo. José se despertó de su sueño y al día siguiente José y María se casaron.

Tiempo después, José y María tuvieron que viajar a Belén, que estaba muy lejos de Nazaret. El bebé de María estaba a punto de llegar y por eso viajaron a poca velocidad. Cuando llegaron a Belén, no tenían dónde alojarse, ya que todas las posadas y alojamientos estaban ocupados por otras personas. La pareja se refugió en un establo con vacas, cabras y caballos, y esa misma noche nació Jesús. Después de nacer, pusieron a Jesús en el pesebre (lugar donde comían los animales) y lo envolvieron en pañales.

En las afueras de Belén, unos pastores que cuidaban de sus ovejas vieron aparecer un ángel ante ellos. El ángel les dijo: "Vuestro salvador ha nacido hoy en Belén. Está en un pesebre". Cuando los pastores volvieron corriendo, encontraron a José, María y el niño Jesús en el establo, y se sorprendieron y alegraron.

En el momento del nacimiento de Jesús, una nueva estrella brillante apareció en el cielo. Había tres sabios en un país lejano que sabían que la llegada de Jesús era una señal de la llegada de un gran rey y se apresuraron a encontrarlo. El rey Herodes se enteró de que los reyes magos buscaban al nuevo gran rey que sabía que ocuparía su lugar. El rey Herodes planeaba acabar con el bebé, pero nadie lo sabía aún.

Los tres reyes magos siguieron la estrella brillante hasta llegar al establo donde vivía la familia feliz. Lo colmaron de regalos y adoraron al Hijo de Dios. También sabían que el rey era malvado y por eso no le informaron del lugar donde estaba el niño Jesús. Un ángel advirtió a José en su sueño que el rey Herodes buscaba a Jesús con malas intenciones, por lo que era mejor que se fueran a Egipto. Allí vivieron hasta que el malvado rey murió. Como Herodes no pudo encontrar a Jesús, mandó eliminar a todos los niños pequeños de Belén.

Después de la muerte de Herodes, Jesús y María dejaron Egipto y viajaron a Israel. Se quedaron en Nazaret el resto de su vida. Esta es la historia del nacimiento de Jesús.

Los mejores cuentos de Navidad para niños

Ahora ya conoces la historia del nacimiento de Jesús, así que Cuéntasela a tus hijos; estamos seguros de que les encantará escucharla. Y si quieres más cuentos de Navidad para narrar a tus hijos, lo tenemos cubierto para ti. Aquí tienes una recopilación de algunos de los mejores cuentos de Navidad que puedes leer a tus hijos.

Los elfos y el zapatero

Los elfos y el zapatero es un cuento clásico de Navidad que a tus hijos les encantará escuchar. Este cuento de los hermanos Grimm trata de dos elfos que ayudan a escondidas a un pobre zapatero. La historia trata de un zapatero que vive con su mujer en una pequeña casa. Es muy pobre y no le queda nada de dinero. Sólo le queda algo de cuero para hacer un par de zapatos. Una noche, corta el cuero para un par de zapatos que pensaba hacer por la mañana, y reza a Dios para que tenga un buen día y se va a dormir. A la mañana siguiente, el zapatero encuentra un hermoso par de zapatos sobre la mesa de su tienda y lo vende por un precio elevado.

Durante muchos días, esto continúa y el zapatero se hace rico vendiendo los zapatos hechos por los duendes. El zapatero y su mujer están contentos y deciden averiguar quiénes son sus ayudantes y expresarles su gratitud. Hacen ropa para los elfos para agradecerles su servicio. Los dos duendecillos llegan a medianoche y se alegran de ver la ropa. Se la ponen y se van para no volver nunca más. El zapatero vive una vida feliz y próspera a partir de entonces y los duendecillos también están contentos. Este es un cuento extraordinario para enseñar a tus hijos la importancia del trabajo duro. El trabajo duro siempre tiene su recompensa. Es porque el zapatero trabajó duro que los elfos vinieron a ayudarle. A cambio, también les regaló a los elfos unas maravillosas ropas nuevas hechas con amor.

Los cantantes de villancicos - The Carol Singers

Hay cuatro pingüinos llamados Micky, Fred, Rob y Eve que son aficionados a cantar villancicos ante los habitantes de la masa de hielo, donde viven. Cada vez que cantaban, recibían una estrella de oro que colocaban en su árbol de Navidad. Una noche de Navidad, Micky coge un terrible resfriado y empieza a estornudar. Les dice a sus compañeros que ese año tendrán que cantar sin él porque está enfermo. "No, eso no es posible", dicen los otros tres. Pero se dan cuenta de que los habitantes de la banquisa esperan su actuación como todos los años y se sentirán muy decepcionados si no cantan.

Los pingüinos deciden acercarse al doctor Lolo y pedirle que cure pronto a Micky. El doctor se queda pensando un rato y les dice que la única manera de que Micky se mejore era utilizando el alga dorada que se puede encontrar en el Océano Índico. Los pingüinos se dan cuenta de que el Océano Índico está muy lejos de ellos y que no les sería posible conseguir las algas en tan poco tiempo. Fred está llorando y sus lágrimas caen en el agua de abajo, que Pincho, un pez de hielo, siente en su cuerpo. Se acerca nadando a los pingüinos y les pregunta el motivo de su tristeza.

Al oír su problema, Pincho dice: "¡Espera! Si es el océano Índico, tengo una idea". Tiene amigos y familiares repartidos por todos los grandes mares del mundo y comienza a enviarles mensajes. El mensaje se transmite de un pez a otro, a través del Océano Ártico y del Océano Pacífico, antes de llegar finalmente al pez mariposa en el Océano Índico. El pez mariposa busca el alga dorada por todas partes. Cuando por fin la encuentra, la pasa hasta que llega a Pincho. Los pingüinos se alegran mucho y le piden al doctor que prepare la medicina con ella. Micky se bebe la medicina de un trago y recupera su voz original en un santiamén. El espectáculo de villancicos es un éxito, y los pingüinos cuentan a todo el mundo cómo Pincho les ayudó a encontrar las algas doradas. A través de esta historia, tus hijos pueden aprender sobre el trabajo en equipo y cómo, ayudándonos los unos a los otros, podemos conseguir la verdadera felicidad en el mundo.

El abeto

El abeto es un cuento de Hans Christian Anderson. Esta historia trata de un joven abeto que quiere crecer pronto. El árbol está obsesionado con la idea de crecer y no le gusta que alguien le recuerde su pequeñez. Un buen día, el pequeño árbol es cortado para servir de árbol de Navidad. Lo llevan a una casa y lo decoran con manzanas de colores, juguetes, caramelos y una estrella de oro en Nochebuena. Los niños vienen a jugar alrededor del árbol y lo despojan de sus caramelos. Al día siguiente, el árbol se lleva al desván y se queda solo. Las ratas vienen y se van, pero el árbol se queda solo. Por fin, en primavera, el pequeño abeto es llevado a un patio y cortado y quemado. Así es como termina la vida de un arbolito. Esta historia puede enseñar a tus hijos a apreciar las pequeñas cosas de la vida y a ser felices con lo que tienen.

El Expreso Polar

El "Expreso Polar" es un libro infantil escrito por Chris Van Allsburg. Esta historia se considera un clásico de la Navidad. La historia comienza en la noche del día de Nochebuena. Un niño se despierta en medio de la noche con el sonido de un tren, que le está esperando fuera de su casa. Sube al tren y se sorprende al ver a otros niños a bordo. El tren les lleva al Polo Norte, donde ven a los elfos de la Navidad y conocen a Papá Noel. El niño es elegido por Papá Noel para pedir primero un regalo de Navidad. Puede elegir lo que quiera: el niño pide un cascabel de uno de los arneses de los renos.

Cuando vuelve a casa, el tren se aleja, pero su campanilla se pierde. A la mañana siguiente, en Navidad, su hermana encuentra un pequeño regalo para él bajo el árbol. Al abrir el regalo, descubre que se trata de la misma campana que le regaló Papá Noel. Al agitar la campana, el niño y su hermana oyen su sonido, pero sus padres no. Pasan los años y el niño crece. El niño recuerda que, con el paso de los años, su hermana y todos los demás dejaron de oír el sonido de la campana, pero él no, y sólo fue porque su creencia en la magia de la Navidad siguió siendo la misma.

Lee esta historia a tus hijos para enseñarles que si desean algo de corazón, lo encontrarán.

Papá Noel no olvida

Este cuento trata de un niño que vive con su padre y su madre. Es amable y obediente y comparte todos sus juguetes con sus amigos. Sin embargo, tiene un defecto: siempre se olvida de hacer los recados y otros trabajos importantes que se le piden. Cada vez que se le pide que haga algo y luego se le pregunta, tiene una sola respuesta: "Me olvidé". Si le mandan al sastre para recordarle un arreglo urgente, se olvida de decírselo. Si le dan dinero para pagar la factura de la luz, su madre encontrará el dinero y la factura en su bolsillo esa noche. La razón para no hacer un determinado trabajo sigue siendo la misma. Lo has adivinado bien: "Me he olvidado".

A sus padres les preocupa que este hábito de olvidarse de hacer las cosas se extienda también a su vida adulta, lo que resultaría difícil para él. Deciden hacer algo al respecto para que se acuerde de las cosas. Se acercan las Navidades y, como otros niños, él también se dedica a preparar notas para Papá Noel, pidiéndole sus cosas favoritas. Su madre le dice: "Puede que Papá Noel se olvide de traer esas cosas para ti". Pero el niño está seguro de que Papá Noel no lo haría, ya que las pondría en sus calcetines para que no se perdiera la lista.

En la mañana de Navidad, se despierta temprano y se apresura a revisar sus medias, muy seguro de que Papá Noel habría entregado todo lo que quería. Su madre sabía lo que iba a pasar y se mantenía alejada de él. El niño se pone delante de su madre con una larga lista de todos los recados que le han pedido que haga durante el año pasado. Al final de la lista, en letras gruesas estaba escrito: "LO OLVIDÉ".

El niño tiene el corazón roto y se va a visitar a su abuelo con el resto de su familia. En el árbol de Navidad de su abuelo, el niño encuentra todas las cosas que había deseado. Aunque no cambia inmediatamente, su madre le recuerda cuando las cosas se descontrolan: "¡Santa Claus no olvida!". Poco a poco entiende por qué es tan importante recordar los deberes y responsabilidades en la vida.

El regalo de los Reyes Magos

El regalo de los Reyes Magos es un popular cuento de Navidad del escritor estadounidense O. Henry, que se publicó por primera vez en el año 1905. Esta historia trata de un joven matrimonio, Jim y Della, que son pobres pero están muy enamorados. Es Navidad y Della quiere comprar un buen regalo para su marido, pero tiene muy poco dinero. Una de las posesiones más preciadas de Della era su hermoso cabello en cascada - pero como no tenía suficiente dinero ahorrado para el regalo de Navidad de Jim, corta y vende su cabello por 20 dólares y compra el regalo perfecto para Jim. Jim también vende el precioso reloj de bolsillo de oro de su abuelo -algo que llevaba en el corazón- para comprar un regalo para ella.

Al volver a casa, Jim se queda boquiabierto al ver el nuevo corte de pelo de Della. Della compra una cadena de reloj para el reloj de bolsillo favorito de Jim, y él compra unos preciosos peines para su larga melena. Al recibir los regalos, se dan cuenta de que ya no les sirven. Ambos han vendido sus preciadas posesiones para hacer feliz al otro, lo que demuestra su amor mutuo. Se sientan a cenar juntos pero no se enfadan el uno con el otro. La historia termina ahí, pero el narrador compara los regalos que Jim y Della se hicieron mutuamente con los de los Reyes Magos bíblicos. Esta historia trata de los sacrificios personales que la gente hace por sus seres queridos.

La Navidad especial de Papá Panov

Esta historia trata de Papá Panov, un anciano zapatero que vive solo en un pequeño pueblo de Rusia. Su mujer ha muerto, y sus hijos e hijas han crecido y viven lejos de su casa. Es Navidad y, como su mujer ha muerto, se sienta solo y triste en su pequeña tienda. Decide leer la Biblia y la historia del nacimiento de Jesús.

Lee la historia de Navidad, pero al leerla continuamente, se siente cansado. Cuanto más lee, más se duerme. Finalmente, se queda dormido y tiene un sueño. En su sueño, ve a un hombre en su habitación; se da cuenta de que es Jesús. El Señor le dice que puede ir a visitarlo al día siguiente. Sin embargo, Jesús no le revela su identidad. El día siguiente es Navidad. Papá Panov se despierta temprano y está emocionado por conocer al Señor en persona.

Observa a un viejo barrendero que limpia la calle con diligencia, a pesar del frío. Conmovido por su duro trabajo, Papá Panov le llama y le ofrece una taza de café caliente con un plato lleno de galletas. Más tarde, observa a una joven madre con su bebé en un estado de ánimo triste, con aspecto abatido por la vida en general. Las llama y comparte con ellas su almuerzo. Mientras esperan, hace un hermoso par de zapatitos para el bebé.

El día pasa rápidamente, pero no se ve al santo visitante que tanto esperaba. Los mendigos van y vienen, y Papá Panov les da de comer sin pensarlo dos veces. Cuando se acerca la noche, vuelve a casa, decepcionado porque Jesús no ha venido a su encuentro. Justo cuando estaba a punto de decir que era sólo un sueño, oyó la voz de Jesús. "Sí he venido a encontrarme contigo", dijo Jesús. Jesús le había visitado bajo la apariencia de todas las personas a las que Papa Panov ayudaba, desde el barrendero hasta la joven madre y los mendigos. Papá Panov está muy contento de que Jesús haya venido a visitarle después de todo.

Esta es una historia maravillosa para enseñar a los niños que es nuestro deber ayudar a los necesitados. El servicio a la humanidad es la tarea más importante de nuestra vida, y sólo a través de este servicio podemos conocer al Señor.

Leer cuentos a los niños es una forma estupenda de enseñarles las cosas buenas de la vida y la forma correcta de tratar a la gente. Así que esta Navidad, lee a tus hijos algunos cuentos interesantes de la lista anterior. Léeles estos cuentos y observa sus caras mientras se quedan absortos en la historia. Estamos seguros de que los niños, que son curiosos por naturaleza, te harán muchas preguntas sobre los personajes de los cuentos. Así que prepárate con las respuestas para alimentar la curiosidad de tus pequeños. Sobre todo, disfruta de este momento especial con tus hijos.

🔆 Más cuentos de navidad

Comparte este artículo!