¿Qué se considera una familia monoparental?

Divorcios, separaciones, viudez... Hay muchas familias monoparentales. Esta puede ser una situación difícil tanto para los padres como para los hijos, que a veces se enfrentan a dificultades económicas o a la mirada de otros.

Las familias monoparentales de hoy en día

La mayoría de las veces es una mujer la que encabeza esta tribu ligeramente diferente. Una familia se convierte en monoparental tras una separación, un divorcio o el fallecimiento de uno de los progenitores.

En el pasado, las familias monoparentales eran señaladas. Hoy, la situación es muy diferente. Sin embargo, estas familias se enfrentan a diversas dificultades. No es raro que las mujeres que crían solas a sus hijos no puedan trabajar a tiempo completo.

Existen ayudas y planes de apoyo. Dependiendo de donde se viva se pueden solicitar prestaciones de apoyo a la familia, complementos familiares, ventajas en materia de comedor, educación o vivienda.

Familias monoparentales: Cómo las ven los demás

Una de las principales dificultades de las familias monoparentales es la mirada de los demás. Con demasiada frecuencia, estas familias se asocian a la pobreza, la precariedad, el fracaso, etc. Se les mira con lástima, que no siempre está justificada. Por supuesto, la separación puede ir seguida de un periodo de malestar que puede llevar incluso a la depresión. Sin embargo, esta situación también puede ser una liberación, una nueva vida acogida con alegría y entusiasmo.

También hay que tener en cuenta que la forma de ver al padre y a la madre es muy diferente. El padre soltero suele ser visto como un hombre valiente y conmovedor. Al final, recibe más apoyo de los que le rodean y de las personas que están en contacto con sus hijos (colegios, guarderías, centros de ocio, etc.).

Niños en familias monoparentales

En las familias monoparentales, los niños ocupan un lugar especial. Son criados por uno de los progenitores, normalmente su madre. A veces la custodia se reparte entre el padre y la madre. Por lo tanto, los niños tienen dos familias monoparentales. Tanto si se trata de niños pequeños como de adolescentes, es fundamental que estén bien atendidos y acompañados durante estos cambios. Para ellos, la situación puede ser muy delicada. Los niños también se ven afectados por la separación de un familiar. A veces, esta separación conlleva una mudanza, un cambio de colegio, etc.

Cuando se está en una familia monoparental, hay que hablar de ello. En la escuela, es mejor informar a los profesores de la situación. De este modo, las evaluaciones se envían tanto al padre como a la madre. En las clases más pequeñas, los regalos que los niños preparan para Navidad o Pascua se hacen por duplicado, etc. En caso de fallecimiento de uno de los padres, las escuelas se adaptan. El Día de la Madre y el Día del Padre son sustituidos por el Día de los Padres.

Los niños de las familias monoparentales pueden estar debilitados en el momento del cambio, pero la situación es muy temporal. Muy rápidamente, encuentran nuevos puntos de referencia y disfrutan de la vida como cualquier otro niño. Los acontecimientos pueden incluso aportarles más madurez.

Familia monoparental y vida laboral

Los padres solteros que crían a sus hijos pueden tener dificultades para encontrar un trabajo. A menudo se considera que un padre soltero no es fiable debido a la carga de trabajo adicional en casa. No es raro que los empresarios dejen de lado las solicitudes de personas solteras con hijos. Asumen que habrá retrasos, ausencias o exigencias que perjudiquen a la empresa.

Cuando el progenitor soltero trabaja, también puede ser difícil para él progresar en su carrera. El empresario piensa que los hijos impedirán al empleado implicarse en el trabajo, viajar o trabajar más. De nuevo, esta es una imagen falsa. Como todas las familias, las familias monoparentales dependen de niñeras, guarderías y, a menudo, de su propia familia para cuidar de los niños.

También hay que tener en cuenta que las familias monoparentales son organizadas y saben hacer frente a los imprevistos. Estas son grandes cualidades en el mundo profesional.

La monoparentalidad con éxito

Las familias monoparentales son familias como las demás. En estas tribus hay dificultades, por supuesto, pero también muchos momentos de complicidad. No es raro que los eventos refuercen los vínculos entre hermanos y mejoren la relación entre padres e hijos. Los niños de estas familias suelen ser más maduros y más autónomos. Tienen que ganar independencia más rápidamente, lo que es beneficioso en la vida diaria, tanto en casa como en la escuela.

Hay muchas familias monoparentales. Se aceptan, pero siguen encontrando algunas dificultades. Sin embargo, aunque la situación sea delicada, la vida cotidiana mejora con el tiempo y se construye una verdadera vida familiar.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!