¿Por qué es tan bueno ser madre?

Momentos en los que nos decimos a nosotras mismas que hemos tomado la decisión correcta, recuerdos que nos calientan el corazón en momentos de duda, alegrías que sustituyen a todos los tentadores ascensos de los jefes, risas que reavivan el fuego en nosotras, rituales a veces divertidos que nos hacen sentir vivas, canciones que nos hacen llorar, observaciones sorprendentes que ya no veíamos con nuestros ojos de adultos, etc.

¿Por qué es tan bueno ser madre?

Porque...

  • Los besos húmedos se llevan las preocupaciones de la oficina.
  • La primera vez que oímos la palabra "mamá" pronunciada por nuestro hijo, ¡se convierte en la canción más dulce!
  • Cantar en el coche a pleno pulmón con los niños nos hace olvidar los atascos.
  • ¡La magia de la Navidad nos alcanza de nuevo!
  • La casa nunca está vacía.
  • Escuchar a nuestros hijos reír y divertirse juntos no tiene precio.
  • Podemos ver películas de princesas y caballeros con nuestros tesoros.
  • Redescubrimos la alegría de ir al parque.
  • ¡Escuchar los pequeños "te quiero" es tan dulce!
  • ¡las obras de arte de nuestros hijos ocultan la suciedad de la nevera sin culpa!
  • El sonido de los piececitos vagando y dirigiéndose directamente a nuestra cama nos hace sonreír.
  • Aprendemos a escoger nuestras batallas y lo que es realmente importante.
  • Nos abrimos un poco más al mundo, a la vida en nuestro barrio, a nuestros vecinos, etc.
  • Nos acercamos a nuestra familia y a menudo a nuestra madre.
  • ir a deslizarse a la nieve en invierno o jugar en el agua en verano, reír y no pensar en nada, ¡es mágico!
  • ¡Dar a nuestros hijos bocados en el cuello es delicioso!
  • ¡Crecemos y cambiamos gracias a ellos!
  • ¡El "eres una madre preciosa" casi borra nuestras ojeras!
  • ¡Entendemos mejor a nuestra madre y a todas las demás madres!
  • Sentimos que estamos haciendo nuestra parte para cambiar el mundo... ¡para mejor!
  • Aprendemos a confiar en los demás.
  • Entendemos el significado del término "dejar ir".
  • Amamos y somos amados incondicionalmente.
  • Todas las cenas familiares quedan grabadas en nuestra memoria.
  • Nuestro teléfono se llena de fotos de hermosos recuerdos.
  • Descubrimos puntos fuertes que no sabíamos que teníamos.
  • Ser madre nos hace sentir mejor cada día.
  • Ser madre nos hace comprender lo que significa la palabra Amor.
  • Ser madre nos da una energía insospechada.
  • Ser madre nos hace querer levantarnos por la mañana... ¡y acostarnos por la noche!

💕👩‍👦💕🤱🏻💕

  • Cuando nuestros hijos se convierte en padres a su vez, es la recompensa más hermosa.
  • ¡Ver que tu hijo te sonríe como si fueras la octava maravilla del mundo te hace mucho bien!
  • Ver crecer a tu hijo te hace redescubrir lo que es la vida.
  • Le da un sentido a nuestra vida: por la mañana, ver sus pelitos alborotados, sus hermosos y grandes ojos y sus sonrisas que te hacen desternillar, durante el día verlos maravillarse con las pequeñas cosas banales, por la noche verlos dormir como valientes conquistadores que han dado la batalla todo el día y que duermen para recuperarse para volver a empezar sus conquistas al día siguiente.
  • El nacimiento, la primera sonrisa, la primera palabra, los primeros pasos; para una madre, estos son los mayores regalos que la vida puede darte...
  • ¡Ser madre es un amor incondicional!
  • Cuando no nos sentimos guapas, nuestro hijo se levanta y nos dice "estás guapa mamá", aunque estemos desaliñadas y tengamos los ojos pegados.
  • Ser madre significa ver cómo la vida cobra todo su sentido en los pequeños gestos cotidianos de amor hacia nuestros pequeños tesoros.
  • Tener un hijo es el viaje más hermoso. Siempre hay algo nuevo.
  • Descubrimos el verdadero significado de dos palabras: vivir y amar.
  • La sonrisa de un hijo te alegra el día, cada abrazo te hace olvidar todo, incluso en los momentos más difíciles, es realmente lo más hermoso que le puede pasar a una mujer.
  • ¡Que te digan "eres la mejor mamá del mundo" hace que quieras creerlo!
  • ¡Es ser testigo privilegiado de muchas "primeras veces"!
  • Ser madre es una nueva oportunidad de revivir y rehacer nuestra propia infancia.
  • Ser madre no siempre es fácil, pero es lo más gratificante del mundo, sobre todo cuando tu hijo se queda dormido contra ti mientras enreda tu pelo entre sus dedos.

💕👩‍👦💕🤱🏻💕

  • Oír a tu hijo decir te quiero te hace olvidar todas las pequeñas preocupaciones del día.
  • Es el regalo más bonito, es dar vida y sobre todo enriquecer la propia vida con pequeñas alegrías cada día.
  • Ser madre nos hace darnos cuenta de cuánto nos quiere nuestra madre.
  • Redescubrimos el amor en su forma más pura.
  • Ser madre es cuando vuelves del trabajo y tu hija grita "MAMÁ" y corre hacia ti, te hace olvidar las preocupaciones del día.
  • Ser madre es lo más bonito que nos puede pasar, pero hasta que no lo experimentamos, no nos lo creemos.
  • La felicidad que nos produce un pequeño ser que nos mira a los ojos, nos sonríe y nos inunda de un amor indescriptible es maravillosa.
  • Es olvidar el miedo al ridículo cuando caminamos a cuatro patas o hacemos wa wa wa con nuestro bebé, porque somos una burbuja mágica con nuestro hijo.
  • Desde que fui madre, tengo nuevas cualidades que antes no tenía... ¡ahora soy paciente y zurda!
  • Es una aventura en la que el bebé y la madre descubren, aprenden y crecen... juntos.
  • Dar la vida es querer hacer el viaje más bonito del mundo a través de los ojos de tu hijo, es tomarse por fin el tiempo de parar y apreciar cada momento de la vida y redescubrir lo esencial de la existencia, que es amar y ser amado.
  • Cuando mi hijo de dos años me mira y dice "mi mamá" y se aferra a mi cuello, el tiempo se detiene y no hay nada más que sentirlo contra mí.
  • Ser madre mantiene nuestros corazones jóvenes. Sentimos que nunca envejecemos. Nos convertimos en los ídolos de nuestros hijos y debo reconocer que es muy gratificante, sobre todo cuando nos lo dicen cuando son mayores.
  • Ser madre es el placer de volver a jugar a los maravillosos juegos de la infancia, ¡qué felicidad tan nueva!
  • Redescubrimos lo esencial de la vida a través de los ojos de nuestro hijo.
  • El olor de un bebé es el más maravilloso de los perfumes.
  • El amor que sientes cuando te conviertes en madre es una locura, no puedes imaginar amar tanto; cuando das a luz a un niño, ¡te enamoras! No nos cansamos de las pequeñas risas y sonrisas, es nuestra fuente de energía.
  • Ser madre es como aprender a caminar... Nos lanzamos a la aventura y queremos experimentarlo todo; a menudo tropezamos, pero siempre nos levantamos y cuando una de nuestras palabras o acciones arranca una sonrisa a nuestros hijos, entonces, al igual que al caminar, sentimos que hemos dado un gran paso.
  • Acunar a mi pequeño para que se duerma envuelto en una manta me hace olvidar todas mis preocupaciones. Y escuchar su pequeña respiración confirmando que está dormido me llena de confianza.
  • No hay viaje más hermoso que el que hacemos con nuestro hijo.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!