Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Enfermedad de Hashimoto

Enfermedad de Hashimoto

La enfermedad de Hashimoto daña la función tiroidea. También se llama tiroiditis linfocítica autoinmune crónica.

Su tiroides libera hormonas que regulan su metabolismo, temperatura corporal, fuerza muscular y muchas otras funciones del cuerpo.

¿Qué causa la enfermedad de Hashimoto?

La enfermedad de Hashimoto es un trastorno autoinmune. La condición hace que los glóbulos blancos y los anticuerpos ataquen por error las células de la tiroides. Los médicos no saben por qué sucede esto, pero algunos científicos creen que pueden estar involucrados factores genéticos.

¿Estoy en riesgo de desarrollar la enfermedad de Hashimoto?

La causa de la enfermedad de Hashimoto no se conoce. Sin embargo, se han identificado varios factores de riesgo para la enfermedad. Es siete veces más probable que ocurra en mujeres que en hombres, especialmente en mujeres que han estado embarazadas. Su riesgo también puede ser mayor si tiene antecedentes familiares de enfermedades autoinmunes, que incluyen:

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Hashimoto?

Los síntomas de Hashimoto no son exclusivos de la enfermedad. En cambio, causa los síntomas de una tiroides poco activa. Las señales de que su tiroides no funciona correctamente incluyen:

  • Estreñimiento.
  • Piel seca y pálida.
  • Voz ronca.
  • Colesterol alto.
  • Depresión.
  • Debilidad muscular de la parte inferior del cuerpo.
  • Fatiga.
  • Intolerancia al frío.
  • Adelgazamiento del cabello.
  • Períodos irregulares o pesados.
  • Problemas de fertilidad.

Es posible que tenga Hashimoto durante muchos años antes de que experimente algún síntoma. La enfermedad puede progresar durante mucho tiempo antes de que cause un daño notable en la tiroides.

Algunas personas con esta afección desarrollan una tiroides agrandada. Conocido como bocio, esto puede causar que la parte delantera de su cuello se hinche. Un bocio rara vez causa dolor, aunque puede ser sensible al tocarlo. Sin embargo, puede dificultar la deglución o hacer que la garganta se sienta llena.

Diagnóstico de la enfermedad de Hashimoto

Su médico puede sospechar esta condición si tiene los síntomas de una tiroides poco activa. Si es así, verificarán sus niveles de hormona estimulante de la tiroides (TSH) con un análisis de sangre. Esta prueba común es una de las mejores formas de detectar Hashimoto. Los niveles de la hormona TSH son altos cuando la actividad tiroidea es baja porque el cuerpo está trabajando duro para estimular la glándula tiroides para que produzca más hormonas tiroideas.

Su médico también puede usar análisis de sangre para verificar sus niveles de:

  • Otras hormonas tiroideas.
  • Anticuerpos.
  • Colesterol.

Estas pruebas pueden ayudar a confirmar su diagnóstico.

Tratamiento de la enfermedad de Hashimoto

La mayoría de las personas con Hashimoto necesitan tratamiento. Sin embargo, si su tiroides funciona normalmente, su médico puede monitorearlo para detectar cambios.

Si su tiroides no produce suficientes hormonas, necesita medicamentos. La levotiroxina es una hormona sintética que reemplaza a la hormona tiroidea faltante tiroxina (T4). Prácticamente no tiene efectos secundarios. Si necesita este medicamento, probablemente lo tomará por el resto de su vida.

El uso regular de levotiroxina puede devolver los niveles de hormona tiroidea a la normalidad. Cuando esto sucede, sus síntomas generalmente desaparecerán. Sin embargo, probablemente necesitará pruebas regulares para controlar sus niveles hormonales. Esto le permite a su médico ajustar su dosis según sea necesario.

Cosas a considerar

Algunos suplementos y medicamentos pueden afectar la capacidad de su cuerpo para absorber la levotiroxina. Es importante hablar con su médico sobre cualquier otro medicamento que esté tomando. Algunos productos de fuente confiable que se sabe que causan problemas con la levotiroxina incluyen:

  • Suplementos de hierro.
  • Suplementos de calcio.
  • Inhibidores de la bomba de protones, un tratamiento para el reflujo ácido.
  • Algunos medicamentos para el colesterol.
  • Estrógeno

Es posible que deba ajustar la hora del día en que toma su medicamento para la tiroides cuando toma otros medicamentos. Ciertos alimentos también pueden afectar la absorción de este medicamento. Hable con su médico sobre la mejor manera de tomar medicamentos para la tiroides según su dieta.

Complicaciones relacionadas con Hashimoto

Si no se trata, la enfermedad de Hashimoto puede causar complicaciones, algunas de las cuales pueden ser graves. Estos pueden incluir:

  • Problemas cardíacos, incluida insuficiencia cardíaca.
  • Anemia.
  • Confusión y pérdida de conciencia.
  • Colesterol alto.
  • Disminución de la libido.
  • Depresión

Hashimoto también puede causar problemas durante el embarazo. Según algunas investigaciones las mujeres con esta afección tienen más probabilidades de dar a luz bebés con defectos cardíacos, cerebrales y renales.

Para limitar estas complicaciones, es importante controlar la función tiroidea durante el embarazo en mujeres que tienen problemas de tiroides. No se recomienda el cribado de tiroides de rutina durante el embarazo.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.