Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

enfermedad addison

¿Qué es la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison es una enfermedad rara que afecta las glándulas suprarrenales. La edad promedio del diagnóstico es alrededor de los 40 años. Aunque tanto hombres como mujeres pueden verse afectados, existe un ligero predominio de ocurrencia entre las mujeres.

La enfermedad de Addison o la insuficiencia suprarrenal primaria fue descrita por primera vez por el Dr. Thomas Addison, un médico inglés en 1855 y así se la conoce por su nombre.

¿Qué son las glándulas suprarrenales?

Las glándulas suprarrenales se encuentran en la parte superior de los riñones y producen principalmente dos hormonas que son importantes para el funcionamiento del cuerpo. Estos son cortisol y aldosterona. Estas hormonas ayudan a regular la presión sanguínea.

¿Qué pasa en la enfermedad de Addison?

En la enfermedad de Addison, la corteza de las glándulas suprarrenales se destruye. Esto reduce drásticamente su capacidad de producir las dos hormonas esteroideas: cortisol y aldosterona.

El cortisol también se llama la hormona del estrés. Se secreta cuando el cuerpo está bajo estrés y mantiene los niveles normales de azúcar en la sangre mediante la regulación de las vías metabólicas. La aldosterona mantiene el equilibrio de sal y agua y ayuda a controlar la presión arterial.

¿Qué causa la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison es un trastorno autoinmune. Esto significa que el propio sistema inmunitario del cuerpo no reconoce las células de la corteza dentro de las glándulas suprarrenales como si fuera uno mismo y comienza a atacarlas y destruirlas.

Otras enfermedades como la tuberculosis, el cáncer y la infección por el VIH que afectan la corteza suprarrenal también pueden causar la enfermedad de Addison.

Síntomas de la enfermedad de Addison

Los síntomas pueden comenzar con cansancio, deshidratación, mareos y calambres. Con el tiempo puede haber desmayos, agotamiento y pigmentación oscura sobre la piel.

Síntomas iniciales

  • Deshidratación: este es uno de los primeros signos de la enfermedad de Addison. Esta condición se ve debido a la falta de la hormona aldosterona que equilibra la sal y el agua.
  • Fatiga y cansancio.
  • Somnolencia y letargo excesivos.
  • Debilidad de los músculos.
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso inexplicable.
  • Micción frecuente que conduce a un empeoramiento de la deshidratación.
  • Sed severa.
  • Bajo nivel de azúcar en la sangre que contribuye a mareos y debilidad.
  • Anhelar comidas saladas.
  • Caída de la presión arterial.
  • Estado de ánimo depresivo e irritabilidad.

Síntomas a largo plazo

  • Las apariciones más graves y frecuentes de los síntomas iniciales
  • Síntomas provocados cuando el paciente enfrenta una situación estresante, como una enfermedad o un accidente.
  • Disminución severa de la presión sanguínea, especialmente cuando el paciente se levanta después de estar sentado o acostado durante un tiempo. Esto se llama hipotensión postural u ortostática.
  • Mareos acompañados de desmayos.
  • Trastornos gastrointestinales como náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, etc.
  • Dolor de espalda y dolor en las articulaciones.
  • Calambres musculares.
  • Disminución del impulso sexual o la libido, especialmente en las mujeres. Las mujeres que lo padecen también pueden pasar por alto los períodos por completo o tienen períodos irregulares.
  • Fatiga crónica y depresión junto con el llanto. La psicosis u otras dolencias mentales son raras.
  • Pigmentación de la piel. Puede haber manchas de pigmentos en los labios, encías, pliegues de las palmas, puntos de presión, cicatrices, nudillos y rodillas. También puede haber sudoración excesiva.

Crisis suprarrenal

Cuando no se trata, la enfermedad de Addison puede provocar una crisis suprarrenal. Esta es una emergencia médica que puede poner en peligro la vida.

Durante una crisis suprarrenal, los síntomas de la enfermedad de Addison pueden aparecer repentinamente y pueden afectar al paciente severamente. Algunos de los síntomas de la crisis suprarrenal incluyen:

  • Deshidratación profunda.
  • Caída repentina y severa en la presión sanguínea que conduce a un shock como el estado.
  • Shock que implica el cierre completo o casi completo del flujo sanguíneo a órganos vitales.
  • Debilidad muscular extrema.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Vómitos y diarrea severos.
  • Dolor abdominal severo.
  • Confusión y desorientación debido a la pérdida excesiva de sal y agua.
  • Somnolencia y coma e incluso la muerte.

Diagnóstico de la enfermedad de Addison

El diagnóstico se hace comúnmente mediante una prueba que mide los niveles de cortisol en la sangre y la orina después de administrar una dosis de hormona estimulante sintética. En personas normales, producirá secreción de cortisol, mientras que en aquellos con enfermedad de Addison hay poca o ninguna respuesta.

Tratamiento de la enfermedad de Addison

La enfermedad de Addison se trata con medicamentos que sirven para reemplazar las hormonas que el cuerpo no puede producir. Estos fármacos, incluyendo los corticoides, reemplazarían el cortisol natural producido por el cuerpo y con la medicación regular, los síntomas pueden estar bien controlados.

Sin embargo, los síntomas pueden reaparecer cuando hay una situación estresante. Con la terapia de reemplazo, las personas con la enfermedad de Addison pueden llevar una vida normal. Sin embargo, los niveles de cortisol no tratados pueden alcanzar niveles peligrosamente bajos que conducen a una disminución severa del azúcar en la sangre y otras complicaciones. Esto se llama crisis suprarrenal y hay que acudir inmediatamente al médico.