Son una constante preocupación para las familias y las escuelas ya que todos los años aparece esta molesta presencia en las cabezas de muchos niños y niñas. El tratamiento de los piojos solo resulta eficaz con medidas a nivel individual. Solo llevando a cabo sencillas medidas higiénicas y tomando ciertas precauciones dentro de cada familia, conseguiremos hacerlos desaparecer.

piojos

¿Qué son los piojos?

Los piojos son unos insectos parásitos de color blanco o grisáceo que anidan en el pelo de las personas, alimentándose de la sangre que chupan al picar la piel de la cabeza, produciendo picor e irritación. Pueden vivir unos 30- 40 días en la cabeza de una persona. Durante este tiempo ponen muchos huevos (liendres), sobre todo en la zona de la nuca y detrás de las orejas. Las liendres se suelen localizar a 1 cm de la raíz del pelo. Son de color blanco nacarado, brillantes y duras. A simple vista se pueden confundir con la caspa, pero se diferencian porque la liendre está pegada firmemente al pelo y la caspa está suelta. las liendres se abren y salen las crías (ninfas) que, aproximadamente dos semanas después, se convierten en piojos adultos con capacidad para poner huevos. Los piojos se reproducen rápidamente, pasando con mucha facilidad de una persona a otra al poner en contacto las cabezas o al compartir peines, horquillas, toallas, gorras, etc.

Precauciones

Si el niño o la niña se rasca a menudo y se queja de picor,  se debe revisar su cabezabuscando liendres o piojos sobre todo por la nuca y detrás de las orejas para iniciar el tratamiento cuanto antes.
Aunque no se encuentre nada, se debe repetir la revisión una vez a la semana y prestar mucha atención a las medidas higiénicas para evitar la pediculosis, como lavar y cepillar el cabello frecuentemente y Educar a los niños para que no intercambien peines, cepillos,gorras u otros objetos personales. No usar lociones ni champús contra piojos de forma preventiva ya que favorecen la aparición de resistencias. Solo se deben utilizar para eliminar el parásito una vez comprobada su existencia.

Pasos a seguir si se descubren piojos

Revise al resto de los miembros de la familia para que todos los afectados hagan el tratamiento el mismo día y de este modo evitar que se contagien unos a otros. No es necesario rasurar la cabeza al niño o niña para acabar con los piojos. El tratamiento antiparasitario correcto (extracción manual y pediculicida) los eliminará totalmente.
Para el tratamiento inicial es preferible utilizar una loción, crema o espuma que contenga permetrina al 1%, ya que con estas presentaciones se consigue mayor eficacia. Además, la permetrina tiene menor toxicidad que otros compuestos.
Para aplicar el tratamiento elegir una loción o espuma como tratamiento y seguir lasinstrucciones del producto. Este se debe aplicar frotando suavemente e insistiendo en la zona de la nuca y detrás de las orejas. Tenga cuidado y proteja bien los ojos y mucosas. Dejar un tiempo de actuación entre 10 y 30 minutos. No cubrir la cabeza con toallas y similares ya que absorben el producto. Puede usarse un gorro de plástico. Hay que dejar secar al aire el pediculicida y no utilizar el secador, porque el calor anula el insecticida. Transcurrido este tiempo, si se ha empleado una loción o espuma, se debe lavar el cabello con el champú habitual. Si se ha usado una crema, se debe aclarar bien con agua templada. El aclarado final en ambos casos puede hacerse con agua y vinagre (2 partes de agua y 1 de vinagre) para ayudar a deshacer la sustancia que adhiere las liendres al cabello.
Una vez aplicado el tratamiento se deben retirar los piojos y liendres con la mano o peinando con una lendrera. Para ello: Desenredar con el pelo húmedo (los piojos tienen menor movilidad con el pelo mojado) y dividirlo en varios mechones para trabajar mejor. Peinar con movimientos firmes desde la coronilla hacia las puntas con una lendrera, quitando todas las liendres del peine con un pañuelo desechable después de cada pasada. Hacer lo mismo con cada uno de los mechones, manteniendo el cabello húmedo. Una vez que haya peinado toda la cabeza, enjuagar a fondo con agua tibia. Si es necesario, ayúdese de las manos para la extracción de los piojos o liendres. Tras la primera aplicación del tratamiento, revisar diariamente la cabeza, sobre todo tras las orejas y en la nuca. Eliminar los piojos o liendres que se encuentren. Hay que repetir el tratamiento a los 7- 10 días (aunque no haya piojos ni liendres visibles) para eliminar las larvas que pudieran quedar vivas, ya que los piojos abandonan las liendres a los 7- 8 días de la puesta de huevos por la hembra. Continuar peinando con lendrera durante dos semanas.

Otras recomendaciones

Los peines y cepillos se deben tratar con el mismo preparado antiparasitario, manteniéndolos sumergidos durante una hora. La ropa, toallas, etc., se deben lavar con agua caliente y detergente. Meter los utensilios y tejidos que no puedan ser lavados en bolsas de plástico cerradas durante 15 días (en este tiempo los parásitos mueren). Es recomendable lavar la funda de la almohada a diario.
En menores de dos años no se recomienda usar ningún pediculicida, solo la extracciónmanual o con lendrera.
Nunca se debe aplicar un pediculicida en menores de seis meses.
Evite champús y sprays como primer tratamiento. Se desaconsejan las presentaciones en forma de champú porque el tiempo de contacto con el cabello es corto, ya que el pediculicida queda diluido desde el primer momento y pueden quedar piojos tras su aplicación. No usar productos que contengan lindano, son muy tóxicos y producen resistencias. Si tras la aplicación correcta del tratamiento inicial no se eliminan los piojos, debe consultar con su médico o farmacéutico para que éste le recomiende un nuevo tratamiento.

No se recomienda que los niños dejen de asistir a la escuela por tener piojos y liendres, pero sí se debe empezar el tratamiento pediculicida lo antes posible para evitar la transmisión a los otros niños.

Comparte este artículo!