La historia de Robin Hood y la Flecha de Oro - Cuentos Cl√°sicos infantiles

Recursos educativos - Cuentos para ni√Īos - Cuentos Cl√°sicos

La historia de Robin Hood y la Flecha de Oro

En toda la tierra, nadie era mejor con el arco y la flecha que Robin Hood. Vivía con su banda de Hombres Valientes en el bosque de Sherwood. Ese era el bosque del Rey donde guardaba sus ciervos reales.

Unos a√Īos antes, el Rey Ricardo hab√≠a gobernado la tierra. Este rey dejaba que los pobres entraran en el bosque de Sherwood para cazar los ciervos y alimentar a sus familias. Pero hab√≠a llegado el momento de que el rey Ricardo y su ej√©rcito abandonaran Inglaterra. Y entonces el rey Juan subi√≥ al trono.

"El Rey Juan el Malo", como ser√≠a conocido este rey, no quer√≠a que nadie entrara en el bosque de Sherwood. ¬ŅPor qu√© habr√≠a de hacerlo, cuando quer√≠a poder cazar el ciervo real cuando quisiera? A partir de entonces, hizo saber a todo el pa√≠s que cualquiera que fuera visto cazando en el bosque de Sherwood ser√≠a apresado de inmediato y arrojado a la c√°rcel.
A Robin Hood no le gustaba nada eso. Por eso se trasladó al bosque de Sherwood. Se vistió de verde, desde la gorra hasta las botas, para que los árboles del bosque de Sherwood pudieran ocultarlo mientras cazaba los ciervos del rey. Otros hombres también llegaron al bosque de Sherwood. Uno a uno se unieron a Robin Hood y se convirtieron en sus Hombres Valientes.

Robin Hood y sus Hombres se escondían cuando los nobles y duques ricos pasaban por el bosque. Entonces, todos a la vez, salían y robaban a esos hombres ricos. Luego, les daban el dinero a los pobres.

Pero los hombres ricos que fueron robados no estaban contentos con ello. Le contaron al malvado rey Juan lo que estaba ocurriendo en el bosque de Sherwood. "¡Hay que hacer algo!", rugieron. El Rey puso al Sheriff de Nottingham a cargo del bosque de Sherwood. Su trabajo sería atrapar a Robin Hood, ¡de una vez por todas!

Pero el hombre de verde era demasiado rápido. Sus hombres alegres le avisaban cada vez que veían al sheriff de Nottingham o a uno de sus guardias en el bosque, y Robin Hood escapaba o se escondía.

Así que el Sheriff ideó un nuevo plan. "Convocaré un gran concurso", dijo, "para averiguar quién es el mejor de la tierra con el arco y la flecha. El ganador se irá a casa con una Flecha de Oro".

El sheriff dijo en voz baja: "Si conozco a Robin Hood, no podr√° mantenerse al margen de tal concurso. Y cuando venga, lo atraparemos".

"¬°Robin Hood, no vayas al concurso!", dijo Juancito. De todos los Hombres, era en el que m√°s confiaba Robin Hood . "¬ŅNo ves que esto es una trampa? Cuando te vean, te agarrar√°n".

Robin Hood no dijo nada. En su corazón, quería ir.

El día del concurso, diez buenos arqueros se alinearon. El blanco redondo estaba tan lejos que era casi imposible ver sus círculos negros y rojos. Uno por uno, cada joven disparó su mejor flecha. La mayoría falló. Algunas cayeron en el blanco, pero ninguna se acercó al centro.

El sheriff se volvi√≥ hacia uno de sus guardias. "¬ŅLo ves? ¬ŅEst√° aqu√≠?"

"No, Sire. Robin Hood es pelirrojo. Ninguno de los que est√°n disparando es pelirrojo".

"¬°Ese pelele!", dijo el sheriff. "¬°Me tiene miedo! No tuvo las agallas para venir".

Quedaban dos arqueros. El primero era William, el hombre del Sheriff. Con cuidado, William, apuntó. Su flecha aterrizó en el centro de la diana - ¡un ojo de buey! La multitud aplaudió a William.

Era el momento del √ļltimo arquero. √Čl tambi√©n apunt√≥ con cuidado, y su flecha tambi√©n vol√≥ por el aire. Aterriz√≥ justo en la flecha del ojo de buey de William, cort√°ndola por la mitad. En un instante, el arquero solt√≥ dos flechas m√°s. Cada una vol√≥ hacia donde estaba sentado el Sheriff, inmoviliz√°ndolo en su asiento, ¬°una flecha a cada lado!

El sheriff no sabía lo que estaba pasando. Entonces el hombre se quitó el disfraz y lo tiró al suelo.

"¡Atrápenlo, tontos!" gritó el Sheriff. "¡Es Robin Hood!"

Pero nuestro héroe saltó el muro hasta un caballo que le esperaba. Se había ido: ¡había escapado!

Este cuento es una de las muchas aventuras de Robin Hood, el héroe más querido de toda Inglaterra, y uno de los héroes más queridos de todo el mundo.

‚ô• Tambi√©n puedes leer Cenicienta y Blancanieves y los siete enanitos

Otros cuentos

Comparte este artículo!