¿Es seguro usar henna durante el embarazo?

Si estás embarazada y te preguntas si puedes utilizar la henna durante el embarazo, estás en el lugar adecuado. En el siguiente artículo, hablaremos de los pros y los contras del uso de la henna durante el embarazo.

¿Pueden las mujeres embarazadas utilizar la henna?

Sí, las mujeres embarazadas pueden utilizar la henna con seguridad. Sin embargo, se recomienda utilizar la henna pura en su forma natural y no utilizar la que tiene productos químicos. Las variantes de henna con mezcla química disponibles en el mercado pueden dar un mejor color, pero los productos químicos pueden causar problemas a ti o a tu bebé.

¿Cuándo se debe evitar la aplicación de henna en el embarazo?

Aunque el uso de la henna durante el embarazo es completamente seguro, debes evitar usarla si tú o tu hijo nacido anteriormente tienen alguna de las siguientes condiciones:

  • Deficiencia de G6DP.
  • Anemia.
  • Hiperbilirrubinemia.
  • Cualquier problema relacionado con la sangre o el sistema inmunológico.

¿Qué henna es segura en el embarazo?

La henna obtenida de la planta de henna es la forma más segura de henna que se puede utilizar con seguridad durante el embarazo. La henna natural dejará en la piel un color rojo, naranja, marrón, canela, ladrillo, café o chocolate. La henna natural nunca deja una mancha negra. Si lo hace, puede indicar la presencia de sustancias químicas y, por tanto, no debe utilizarse durante el embarazo. El color de la henna natural puede permanecer de una a cuatro semanas.

Uso de la henna para teñir el pelo

Si te gusta teñirte el pelo, es posible que tengas que prescindir de esta rutina durante el embarazo, ya que los tintes químicos pueden suponer una amenaza para tu salud o la del feto. Aunque no hay suficientes pruebas científicas que respalden esta afirmación, es aconsejable dejar de lado los tintes químicos durante el embarazo. Puedes utilizar henna pura para teñirte el pelo mientras estés embarazada. El tinte de henna pura durante el embarazo no sólo es extremadamente seguro, sino que además nutre y hace brillar el cabello. El único inconveniente es que sólo se puede teñir el pelo de un solo color y es posible que tengas que mantenerlo en el cabello durante casi cuatro horas para conseguir el color deseado.

¿Es la henna negra segura para las mujeres embarazadas?

Hay muchas variantes de henna disponibles en el mercado, y una de ellas es la henna negra. La henna negra debería estar estrictamente prohibida durante el embarazo por las siguientes razones:

  • La henna negra contiene parafenilendiamina; se trata de una sustancia química que suele utilizarse en los tintes químicos.
  • Se ha demostrado que la parafenilendiamina provoca ampollas, quemaduras y otras reacciones cutáneas y alergias que pueden ser perjudiciales para la mujer o el feto.
  • Se recomienda tener mucha precaución al elegir la henna durante el embarazo para evitar complicaciones de salud.
  • Si antes del embarazo utilizabas henna negra para teñirte el pelo, debes dejar esta práctica en cuanto te quedes embarazada. El embarazo la hace más susceptible de enfermar o de tener una reacción alérgica debido al debilitamiento del sistema inmunitario.

Precauciones al utilizar la henna

La henna es segura y no causa ninguna complicación, sin embargo, como futura mamá tienes que estar doblemente segura por el bien de tu bebé por nacer.

  • Aunque la henna natural o pura es muy segura, si eres sensible o propensa a las alergias, será una buena idea hacer una prueba de parche. Puedes aplicar la henna en una pequeña porción de tu piel durante aproximadamente media hora. Si no se produce ninguna reacción, puedes aplicar la henna con seguridad.
  • Si deseas aplicar henna en el pelo para colorearlo o acondicionarlo, se recomienda que lo hagas en un salón de belleza o que pidas ayuda a alguien. Esto se debe a que la aplicación de la henna puede resultar tediosa y puede cansarte innecesariamente.
  • Siéntate en una habitación y en una silla cómodas durante el proceso de aplicación de la henna, ya que suele llevar mucho tiempo. Puedes utilizar almohadas o taburetes adicionales para apoyar las piernas o los brazos.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños