¿Se puede usar Bronceado en spray en el embarazo?

¿Es seguro el bronceado en spray durante el embarazo?

Para algunas personas, el bronceado en spray puede formar parte de su rutina de belleza habitual, mientras que otras lo ven como un capricho para ocasiones especiales (antes de bodas o vacaciones). Independientemente de si te has hecho uno en el pasado, es natural que tengas algunas preguntas sobre si los bronceados en spray son seguros o no cuando estás embarazada.

Probablemente puedas broncearte con spray durante el embarazo (en la mayoría de los casos) si sigues algunas precauciones de seguridad.

El bronceado en spray es adecuado para la mayoría de las mujeres embarazadas, pero siempre es necesario que hablen con sus médicos primero.

Te contamos si el bronceado con spray es seguro durante el embarazo y qué pautas deben seguirse antes de ponerte morena.

Bronceado en spray durante el embarazo

Los bronceados en spray suelen contener una sustancia química llamada dihidroxiacetona (DHA). La DHA es un
compuesto a base de azúcar que reacciona con los aminoácidos de la capa más externa de la piel (denominada estrato córneo) para provocar la coloración dorada-marrón asociada al bronceado.

Aunque el DHA se une a los aminoácidos de la piel, los estudios han demostrado que no se absorbe de forma significativa en el torrente sanguíneo, por lo que no es probable que su aplicación en la piel cause un daño significativo a la mujer embarazada o a su feto.

Cada embarazo es diferente. Asegúrate de consultar con un profesional sanitario sobre tus circunstancias si tienes alguna duda sobre el bronceado en spray durante el embarazo.

¿Es seguro para el bebé?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe

El DHA no se absorbe a través de la piel y llega al bebé, pero es importante evitar la inhalación del spray. Hay muy poca información sobre la seguridad de los bronceadores en spray cuando se utilizan en la boca, los ojos o por inhalación. Esto significa que las mujeres y sus bebés no nacidos pueden sufrir daños si inhalan productos de bronceado en spray como el DHA, o si los productos se ingieren accidentalmente. Puede ser difícil evitar la inhalación del producto cuando se está en el salón de belleza, por lo que es importante tenerlo en cuenta antes de ir a broncearse.

Si planeas dar a luz pronto, se aconseja evitar rociar zonas con las que el bebé podría entrar en contacto, como los pezones.

Medidas de seguridad

Si decides ponerte un bronceado en spray mientras estás embarazada, debes tener en cuenta algunas precauciones de seguridad.

Asegúrate de no respirar nada del spray durante el proceso de aplicación. Debido a que no hay suficiente investigación para determinar si hay peligros relacionados con la inhalación de cualquiera de las soluciones de bronceado en spray, es aconsejable evitar que entre en la boca o la nariz.

Para ello, asegúrate de mantener la boca cerrada y aguantar la respiración siempre que sea posible. En muchos establecimientos, también puede pedir un filtro nasal para evitar la inhalación de la solución de bronceado.

El riesgo de sufrir un aborto espontáneo es mayor durante el primer trimestre, por lo que siempre es una buena idea correr los mínimos riesgos durante estas semanas. Dado que puede ser imposible asegurar que no se inhale ningún spray, evita los bronceados en spray durante esta época tan vulnerable.

Si es posible que des a luz poco después de ponerte un bronceado en spray, debes asegurarte de que tu recién nacido no entrará en contacto con el producto. Recuerda que se recomienda colocar al bebé sobre tu pecho justo después del parto y que su boca estará en contacto con tu piel, sobre todo si le das el pecho.

Intenta no broncearte con regularidad. Por mucho que te esfuerces en no inhalar nada del spray, existen pequeñas partículas que pueden entrar en tu boca o nariz. Por este motivo, limitar la frecuencia con la que te bronceas te ayudará a asegurarte de que tu bebé no está expuesto al DHA.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños