¬ŅEs normal sentirse sola durante la baja por maternidad? posparto, soledad despu√©s del parto

Tras la llegada de un beb√©, la soledad a veces cae sobre la mujer sin que sea consciente de ello. El nacimiento suele ser un gran momento de euforia, la familia y los amigos cercanos llegan a la maternidad, todos quieren ver a ese nuevo y hermoso beb√©. Te felicitan y te miman. El personal de enfermer√≠a te ayuda a cuidar de ti y de tu peque√Īo. El regreso a casa es bastante tranquilo, las cosas se toman lentamente. Todo es nuevo, todo tiene que ser ideado alrededor de ese peque√Īo ser. El padre ha cogido el permiso de paternidad, qu√© alegr√≠a estar todos juntos... Y luego pasan los d√≠as y tiene que volver al trabajo... te quedas sola con el beb√©.

La soledad, el primer síntoma de la depresión posparto

Es a menudo en este punto donde las cosas empiezan a tomar un giro diferente. El beb√© no duerme toda la noche, est√°s cansada, no puedes hacer frente a la vida cotidiana, incluso tomar una ducha o simplemente comer en la mesa puede parecer imposible. Poco a poco, situaciones inicialmente inofensivas se vuelven problem√°ticas y te encierran a√ļn m√°s en tu soledad. Esta depresi√≥n temporal no debe tomarse a la ligera, puede aliviarse y tratarse con ayuda.

Lo primero que hay que hacer es ser consciente de esta condición y del hecho de que el baby blues no es raro. No eres un caso aislado, así que no hay necesidad de avergonzarse ni de ocultarlo. Habla cuanto antes con tu médico, que te sugerirá que busques ayuda psicológica. Hablando de ello con los demás y con los especialistas podrás deshacerte de la tristeza del bebé.

La depresión afecta a 1 de cada 3 madres. Es normal que te sientas sola, porque es muy difícil cuidar de un bebé. Pero hay que saber que es sólo una fase, que se acaba en un momento determinado. "Te pierdes durante un tiempo y luego te vuelves a construir".

Un trastorno físico y psicológico

Durante las primeras 6 semanas despu√©s del parto, el cuerpo de la mujer experimenta una retrogestaci√≥n: los tejidos que el cuerpo ha producido durante 9 meses deben ser reabsorbidos, ya sea en el coraz√≥n, los pulmones, la sangre, el √ļtero, la piel... Y todo esto mientras se produce leche. La inversi√≥n f√≠sica es necesariamente enorme.

Sin olvidar la adaptación psíquica de los nuevos padres, de la pareja, y todo lo que despierta sobre la imagen de lo que es un padre, una madre, el hecho de hacerse adulto, responsable de alguien que depende de ti. Esta adaptación se produce más o menos fácilmente.

Por lo tanto, estamos lejos de la imagen del permiso de maternidad como algo totalmente descansado.

El beb√©, un extra√Īo que pone tu vida patas arriba

El vínculo entre una madre y su hijo no nacido se presenta a menudo como visceral. Pero muchas mujeres no sienten inmediatamente esa "oleada de amor incondicional" por su bebé, lo que puede llevarles a sentirse culpables.

Despu√©s de llevar un ni√Īo durante m√°s o menos 9 meses, el cuerpo ya no es el mismo. Al mirarse al espejo, las madres j√≥venes pueden tener dificultades para reconocerse y aceptar los cambios (estr√≠as, varices, peso, etc.) provocados por el embarazo. La impresi√≥n de "vientre vac√≠o" tambi√©n puede provocar una sensaci√≥n de p√©rdida de identidad especialmente desestabilizadora.

La soledad de las madres

Algunas mujeres, después de haber sido el centro de atención durante todo su embarazo, encuentran difícil volver a un estatus más "ordinario". Tienen la impresión de que ya no interesa ahora que ha "hecho su trabajo" y ha dado a luz.

Durante m√°s o menos 9 meses, eres el centro del mundo, tanto para tus seres queridos como para el personal m√©dico. Citas m√©dicas, ecograf√≠as, cursos de preparaci√≥n al parto... ¬°La agenda de una futura madre est√° muy llena! En el gran d√≠a, estas bajo un intenso escrutinio. Todo el mundo est√° preocupado por tu dolor, tu √ļtero, tu mente.

Y despu√©s, las secuelas del parto, y luego... Hola, ¬Ņhay alguien ah√≠? Esa es la impresi√≥n que tienes. Una gran soledad, un enorme vac√≠o. Ya nadie se preocupa por tu dolor, nadie te pregunta c√≥mo est√°s. Quiz√°s, la etapa m√°s dif√≠cil de la maternidad es √©sta.

La sensación de tener que estar en todos los frentes

El posparto es una fase en la que las mujeres se encuentran solas. Ya no tienen citas médicas y el padre ha vuelto a trabajar. A menudo se encuentran con que tienen que lidiar con la lactancia materna, la pérdida del exceso de peso, la carga mental de la llegada de un bebé, etc.

Esta sensación de tener que estar en todos los frentes cuando apenas se han recuperado del parto es una verdadera causa de sufrimiento.

En la mayoría de los casos, los síntomas de baby blues desaparecen poco a poco cuando las nuevas madres descansan y se sienten apoyadas por sus seres queridos (o por un profesional de la salud).

Sin embargo, algunas mujeres (entre el 10 y el 15%) desarrollan una verdadera patología después del parto llamada depresión posparto. Mucho más grave, esta enfermedad puede poner en peligro a las madres y a sus hijos.

¬ŅPor qu√© te sientes as√≠?

Los sentimientos de aislamiento y soledad no son infrecuentes en las madres que est√°n de baja por maternidad, pero no siempre se identifican como tales hasta que se miran mucho m√°s tarde. Quiz√° te preguntes c√≥mo puedes sentirte sola cuando tienes a tu beb√© a tu lado las 24 horas del d√≠a. Y lo que es m√°s, si admites que te sientes sola, o aburrida o que echas de menos tu antigua vida, ¬ŅQu√© dice eso? ¬ŅQu√© pensar√° la gente? ¬ŅEn qu√© clase de madre te convertir√≠as?

Son muchas las madres que se preguntan si lo que sienten está bien, y confiesan que, aunque adoran a su bebé, no pueden deshacerse de sus sentimientos de soledad y a menudo se sienten abrumadas por la maternidad, sentimientos que les causan mucha culpa.

El lado oculto de la maternidad

La cuesti√≥n es que, aunque ames a tu hijo con todo tu coraz√≥n, puedes sentir una terrible sensaci√≥n de aislamiento. Puede que te encante pasar tiempo con tu beb√©, pero que te abrume la monoton√≠a diaria del cuidado; las interminables tomas y cambios de pa√Īales y la agobiante privaci√≥n de sue√Īo. Puedes seguir sintiendo que la maternidad es lo mejor que te ha pasado en la vida y, al mismo tiempo, anhelar una conversaci√≥n significativa con otros adultos. Puedes sentirte bendecida por tener un hijo, pero echar de menos la vida que ten√≠as antes; echar de menos a los compa√Īeros de trabajo y sentir tristeza por los amigos que ya no te llaman. Y a veces puede sentir resentimiento porque tu pareja se "escapa" al trabajo cada ma√Īana, mientras tu te sientes atrapada en tu propia versi√≥n del D√≠a de la Marmota reci√©n nacido, con tu propia carrera en el limbo.

Sin embargo, hablar de todo esto puede parecer un poco tab√ļ.

No hay que sentirse culpable por decir que la baja por maternidad es dura, que no se disfruta cada segundo con el ni√Īo, que es un poco duro, que se echa de menos el tiempo a solas con la pareja y con uno mismo, y que a veces se encuentra la experiencia, aburrida. Est√° bien decir que amas a tu beb√©, pero que a√ļn no amas tu nueva existencia.

En efecto, para muchas mujeres, la transición a la maternidad puede llevar tiempo. Y los sentimientos que experimentan, tanto positivos como negativos, forman parte de su viaje.

Cuando las mujeres se encuentran perdidas en alg√ļn punto entre lo que eran antes de la maternidad y lo que creen que deber√≠an ser ahora, muchas se preocupan de que algo est√© terriblemente mal, cuando en realidad este malestar es absolutamente com√ļn.

Cosas que puedes hacer durante la baja por maternidad para aliviar el sentimiento de soledad:

Si estás de baja por maternidad, te sientes sola y tratas de dar sentido a tu nuevo papel de "mamá", aquí tienes algunas cosas que pueden ayudarte:

Si identificas lo que sientes como soledad, puedes empezar a abordarlo y a superarlo. Recuerda que no estás sola: hay muchas mamás que se sienten así y no pasa nada.

Los grupos posnatales pueden ser un salvavidas. Puedes consultar en la p√°gina web de tu ayuntamiento si hay centros en tu zona que los ofrezcan.

También pueden ponerte en contacto con grupos de madres de tu zona.
Si crees que no encajas en el primer grupo al que asistes, no te asustes. Por cada grupo en el que te sientas como un pez fuera del agua, encontrar√°s uno que sea perfecto para ti. Encontrar√°s tu tribu.
No tengas verg√ľenza: lo m√°s probable es que otras madres te agradezcan que hayas sido t√ļ quien se haya acercado a ellas.

Si no puedes salir, busca amistad y apoyo en Internet. Hay muchos recursos en Internet y grupos locales de Facebook en los que puedes conectar con otras madres.

Sal al exterior: El aire fresco y el sol pueden hacer maravillas en cuanto a cómo nos sentimos, así que intenta aprovecharlo mientras puedas, aunque sea media hora dando vueltas por el jardín.

Tiempo para ser t√ļ misma: puede parecer imposible cuando se est√° en medio del caos de los reci√©n nacidos, pero es importante sacar tiempo para uno mismo y para SER uno mismo. Mantener una afici√≥n durante la baja por maternidad o reunirse regularmente con viejos amigos puede ayudarte a mantener el contacto con tu antiguo yo, adem√°s de ayudarte a aceptar tu nuevo papel de madre.

Hacer videollamadas puede ser una forma muy √ļtil de mantenerse en contacto cuando los kil√≥metros os separan. Tambi√©n es una forma estupenda de que el beb√© se familiarice con la abuela o con tu mejor amigo, aunque vivan en la misma calle.

Acepta la ayuda - Si alguien de confianza te ofrece ayuda para cuidar al beb√©, ¬°di que s√≠! Tendr√°s un tiempo muy necesario para ti y ellos podr√°n mimar a tu peque√Īo. Todos contentos.

Programa tiempo en pareja, ¡y habla! Sé sincera con tu pareja sobre cómo te sientes para que pueda apoyarte en lo que necesites y evitar que se acumule el resentimiento.

Busca ayuda si la necesitas: aunque muchas mujeres experimentan sentimientos de soledad y aislamiento tras el nacimiento de un bebé, para algunas puede ser más que eso. Si te sientes sola y abrumada y no te relacionas con tu bebé como crees que deberías, habla con tu médico de cabecera.

También te puede interesar leer:

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Gu√≠a sobre el embarazo      ingl√©s para ni√Īos