Día Mundial de la Fertilidad

El 4 de junio celebramos el Día Internacional de la Fertilidad. Aprovechamos este día para reflexionar sobre la importancia de los descubrimientos científicos para abordar la infertilidad y los temas aún pendientes en este campo.

El Día Mundial de la Infertilidad es el momento perfecto para destacar que, gracias a los avances científicos y a la formación de profesionales sanitarios cada vez más preparados, se ha ayudado y sigue ayudando a muchas parejas y mujeres a cumplir su sueño de ser padres.

Las soluciones a los problemas de fertilidad son hoy mucho más seguras y eficaces que hace unos años.

Muchas mujeres que temían no poder ser madres han encontrado formas eficaces de serlo mediante tratamientos de fecundación in vitro, congelación de óvulos u otras técnicas más específicas como el método ROPA para mujeres lesbianas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que, a pesar de los grandes descubrimientos de los últimos años, la infertilidad sigue siendo un problema de salud preocupante en los países desarrollados.

Las causas de la infertilidad son múltiples y, por ello, una de cada seis parejas tiene problemas para tener un hijo. Esta infertilidad afecta tanto a hombres como a mujeres.

Uno de los principales problemas que agrava la situación es el hecho de que las mujeres o las parejas tardan demasiado en acudir a un especialista. De hecho, casi el 50% de las parejas no buscan ayuda y, por tanto, no encuentran una solución a su problema.

Otro aspecto a tener en cuenta, sobre todo en los países desarrollados, es que cada vez más mujeres retrasan el embarazo.

Esto disminuye las posibilidades de éxito con el tiempo, ya que la calidad del óvulo disminuye con los años. En estas situaciones, los tratamientos de reproducción asistida se han hecho imprescindibles con la esperanza de formar una familia. Otra opción posible es la vitrificación de ovocitos para todas aquellas que, por motivos sociales o personales, decidan retrasar el momento de su maternidad.

Una sociedad cada vez más diversa

Es importante recordar que nuestra sociedad es cada vez más diversa y acoge diferentes modelos de familia. El perfil típico de los pacientes que se someten a tratamientos de fertilidad ha cambiado significativamente en la última década.

Además de las parejas heterosexuales, también acuden parejas de mujeres o mujeres sin pareja que también comparten el mismo deseo de ser madres.

En cierto modo, los tratamientos de fertilidad han abierto la puerta a personas que, por razones sociales o biológicas, no podían tener un hijo, consolidando así nuevos modelos de familia.

Artículos relacionados: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!