¿Cómo disfrutar de la noche de fin de año con niños?

El Año Nuevo es una de las fiestas más especiales del año. Hay muchos rituales para dar la bienvenida al Año Nuevo, pero no todos son para los niños. Aquí tienes algunas ideas para que tus hijos también formen parte de esta noche mágica.

Aquí tienes algunas ideas prácticas para celebrar la llegada del Año Nuevo y hacer que también sea una noche mágica para tu hijo. Por supuesto, no hay que esperar hasta el filo de la medianoche para empezar a divertirse y soñar. Si tu hijo está cansado y quiere irse a dormir antes de las doce de la noche, déjale que lo haga sin problemas, la fiesta seguirá su curso para el resto de la familia. ¡Da la bienvenida al nuevo año como debe ser!

Un deseo para cada mes del año.

Tu hijo puede pedir un deseo para cada mes del Año Nuevo, acompañando cada deseo con un buen propósito que se cumplirá si el deseo se hace realidad. Por ejemplo, si deciden que quieren disfrazarse de pirata en febrero, el mes del Carnaval, tendrán que comprometerse a recoger sus juguetes todos los días antes del baño y la cena. Escribe el deseo y la resolución en una tarjeta y ponla en un sobre de colores con un lazo. Cuando llegue el mes en cuestión, puedes abrir el sobre y comprobar si el objetivo y el deseo se pueden cumplir. Por último, puedes guardar los doce deseos en un bonito "cofre del tesoro".

Ropa interior roja también para tus hijos.

¿Quién dijo que los calzoncillos rojos eran sólo para los adultos? Los niños se divertirán y se sentirán mucho más partícipes de la celebración si les compras amuletos rojos, a ser posible, con diseños de sus personajes favoritos.

Aperitivos divertidos, sanos y sabrosos.

Prepara divertidos canapés con forma de animales o caras sonrientes: con queso y aceitunas negras, tomates cherry, aceitunas y zanahorias, queso fresco, jamón y orégano, "mini" pizzas... En definitiva, alimentos que le gustan a tu hijo, preparados de forma sorprendente y amigable. Esto también dará a tu mesa un aspecto festivo.

Rituales de Año Nuevo.

Si tu hijo se mantiene despierto después de las doce de la noche (hoy puedes permitirlo, si no causa demasiados problemas), puedes preparar un "ritual" especialmente para él. Por ejemplo, puedes indicarle que haga sonar las doce campanadas de medianoche con un xilófono o que las cuente una a una mientras canta en voz alta. Si eres hábil con la cámara, puedes hacer fotos muy divertidas. Se divertirán y reirán mucho juntos.

¡Feliz Año Nuevo para todos!

🔆 Banco de recursos, materiales y actividades para Navidad

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!