Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

sindrome asperger

¿Qué es el síndrome de Asperger?

El síndrome de Asperger es un conjunto de características mentales y de conducta que forma parte de los trastornos del espectro autista. Se encuadra dentro de los trastornos generalizados del desarrollo que conlleva alteraciones neurológicas en el procesamiento de la información.

Se trata de personas de inteligencia normal, apariencia normal, pero su característica más evidente es la dificultad en la interacción social. Tienen verdaderos problemas para establecer contacto social con los demás. Otras características que podemos encontrar en personas afectadas de este trastorno:

  • No saben interpretar el lenguaje, ya que lo hacen de modo literal. No comprenden las ironías, metáforas, bromas.
  • Alteraciones en la comunicación no verbal o gestual.
  • Alteraciones en la prosodia (entonación, volumen, timbre de voz).
  • Alteraciones en el contacto ocular.
  • Inflexibilidad cognitiva y comportamental.
  • Tienen dificultades para interpretar tanto sus emociones como las de los demás.
  • Tienen grandes obsesiones. Puede ser mover una cuerda repetitivamente, estudiar historia, aprenderse las capitales del mundo. Consiguen cualquier cosa que se proponen, pero se convierte en una obsesión.
  • Déficit atencional.
  • Dificultades en la coordinación motora.
  • Muestran poco interés por otras personas.
  • Dificultada para hacer amistades.

Es un trastorno difícil de diagnosticar ya que muchos educadores y personal de los centros educativos desconocen su existencia. Debido a que estos niños cuentan con una inteligencia normal, a veces incluso superior a la media, no necesitan ser excluídos de sus colegios ni educados en centros especiales. Tan solo necesitan un apoyo especial durante las clases y en situaciones de ocio, como pueda ser el recreo. El recreo puede suponer para ellos un conflicto ya que es el momento donde los niños juegan e interactúan entre ellos. Y esta es la mayor dificultad del niño Asperger. Estos niños necesitan que se les enseñe a jugar, a relacionarse con los demás.

Con el correcto apoyo, y una buena atención psicológica y educativa se puede conseguir una adaptación paulatina de estos niños al ambiente escolar. Y se pueden evitar los fracasos académicos.

Es un trastorno muy frecuente, de 3 a 7 por cada mil nacidos vivos. Tiene mayor incidencia en niños que en niñas.

Este trastorno ha sido reconocido recientemente como entidad diferenciada del autismo. Es por ese motivo aún poco conocido entre muchos profesionales.

Qué hacer si su hijo tiene el síndrome de Asperger

Si tu hijo ha sido diagnosticado con el síndrome de Asperger (trastorno del espectro autista), es importante obtener ayuda y apoyo lo antes posible.

Un programa de intervención personalizado para la primera infancia puede ayudar a tu hijo a comunicarse de manera más efectiva y sentirse menos frustrado. También puede ayudarlos a crecer y desarrollarse, a reducir el comportamiento difícil y a lidiar mejor una vez esté escolarizado.

Cómo cuidar a un niño con síndrome de Asperger

Cuidar a los niños con Asperger puede ser un desafío. Puede afectar a los hermanos u otros niños de manera positiva o negativa e interrumpir la vida familiar.

Es muy beneficio que el niño aprenda técnicas de relajación.

Una detección temprana, un apoyo escolar, un apoyo psicológico tanto al niño como a las familias son fundamentales para conseguir que se desarrollen normalmente. Por ejemplo acudir a terapia, para ayudarles a comunicarse mejor y a manejar las actividades cotidianas, ayudarles con las habilidades sociales y a regular las emociones y el estrés, etc.