El miedo a Papá Noel y los Reyes Magos

¿Qué debo hacer si mi hijo tiene miedo a Papá Noel o a los Reyes Magos?

Antes de los tres años, los niños suelen quedar impresionados por estos personajes barbudos. ¿Cómo podemos evitar que queden traumatizados de por vida?

Una de las actividades típicas de las vacaciones de navidad es hacer una foto de recuerdo de los niños con los personajes que durante años han traído la ilusión y la alegría a millones de niños de todo el mundo. Pero no siempre los niños salen sonriendo en estas fotos. También puede que haya lágrimas por miedo a los elfos, Papá Noel y los Reyes Magos.

En el caso de los bebés o niños pequeños es muy probable que se asusten. Y es que no les hace ninguna gracia verse rodeados de una multitud de extraños y más si algunos de ellos llevan un atuendo diferente a lo normal. Los colores, el maquillaje, las barbas, pueden pueden inquietar a nuestros hijos.

Que nuestros hijos acepten estas tradiciones depende en gran parte de nosotros, de que le presentemos a los personajes y conozcan su historia, su atuendo, esto le dará seguridad y evitará el miedo.

En este artículo te ofrecemos algunas ideas para disfrutar de las salidas navideñas y evitar el miedo que los niños podrían sentir al encontrarse con estos personajes en la calle o en un centro comercial.

¿Cómo puede un niño superar el miedo a Papá Noel y a los Reyes Magos?

Todos sentimos miedo. Según se vayan sumando experiencias, el miedo se vencerá o surgirá en otros momentos. Es completamente normal que los menores de tres años siente miedo ante lo desconocido.

Lo más recomendable es comprender y aceptar el miedo de los niños a cualquier personaje navideño. Hay que evitar someter a los niños a experiencias desagradables para ellos. Tampoco es buena idea forzarlos a que se pongan al lado de alguien si no lo desean.

Jamás se debe obligar a un niños a dar un beso u otra demostración de cariño. El uso de la fuerza no es una solución. Nunca debes poner a tu hijo en el regazo de Papá Noel, ni siquiera para una foto de recuerdo. Si tu hijo tiene un ataque de pánico, puede querer huir, refugiarse en los brazos de una persona tranquilizadora, o puede encerrarse en sí mismo, ¡o incluso forcejear! No debes forzarlo. Recomiendo cogerle de la mano y acercarle a una distancia prudencial de Papá Noel o de cualquier otro personaje, donde no se ponga a llorar, para que pueda ver a los demás niños recibir una sonrisa, un caramelo, un regalo... Esto puede tener un efecto en cadena, haciendo que quiera hacer lo mismo que los demás y animándole a superar su miedo.

Todos los niños reaccionan y se desarrollan a su manera. En consecuencia, el comportamiento de cada niño ante Santa Claus y los Reyes Magos es diferente.

Conversar con los niños sobre Papá Noel y los Reyes Magos

Para los niños pequeños, encontrarse cara a cara con Papá Noel puede evocar fuertes emociones, especialmente entre los pequeños impresionados por su disfraz más o menos acertado. Para algunos niños Papá Noel puede ser intimidante: Tiene barba, es alto, grande, tiene una gran voz. ¿No será un ogro, en realidad? Además, está clonado. Está por todas partes, es ultra espeluznante.

De 0 a 3 años, los niños tienen miedo de su disfraz, del mismo modo que pueden sentirse intimidados por el uniforme de un policía o la bata de un médico. Por definición, los niños no deberían ver a Papá Noel, que pasa discretamente por la noche para poner los regalos bajo el árbol mientras ellos duermen. Conocerlo es desviarse del mito. Así que tenemos que decirles que no es el verdadero.

Para que tus hijos conozcan a los personajes típicos de la navidad y tengan una buena impresión de ellos, puedes contarles las experiencias que tu mismo viviste cuando tenías su edad y complementarlas con cuentos navideños.

Ver películas navideñas también puede ayudarles a superar sus temores. Es importante que conozcan la historia de Papá Noel y los Reyes Magos y del motivo de su presencia cada navidad. De esta forma comprenderán que no deben tener miedo.

No es fácil encontrar las palabras adecuadas para tranquilizar a un niño que percibe a Papá Noel como una amenaza.

¿Cómo reaccionar sin minimizar su miedo, que es real, aunque parezca irracional? Sin regañarlo ni ridiculizarlo. ¡No le digas que no llore y que actúe como un adulto! En cambio, dile que no hay que avergonzarse de tener miedo. No tiene sentido dramatizarlo. No se trata de una fobia cotidiana: ¡no te las encuentras todos los días! En cualquier caso, se le pasará cuando tu hijo tenga unos cinco años, una vez que haya comprobado por sí mismo que no hay peligro. También puedes reforzar su valentía recordándole situaciones en las que ha conseguido superar su miedo. Confiar en tus propios miedos infantiles puede fomentar el diálogo. Y antes de visitar a Papá Noel, puedes hacer dibujos, leer un cuento o proyectar una película para que tu hijo se familiarice con el personaje. Pero evita el Grinch.

Actividades y juegos con los niños

Se pueden realizar actividades donde los personajes navideños sean los protagonistas. Por ejemplo, pintarlos hará que se familiaricen con ellos y puedan reconocerlos durante las fiestas. â‡’ Dibujos Navidad

El atuendo de estos personajes también puede causar miedo en los niños. Una buena idea es jugar a disfrazarse y maquillarse como ellos.

🔆 Banco de recursos, materiales y actividades para Navidad

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!