¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto el implante anticonceptivo?

Discreto y eficaz, el implante anticonceptivo difunde hormonas en el torrente sanguíneo para evitar la ovulación. ¿Cómo se aplica? ¿Cómo se elimina? ¿Cuáles son sus efectos?

Debido a su larga duración de acción, el implante es un método anticonceptivo que no debe elegirse a la ligera. ¿Qué es exactamente? ¿Cómo funciona? ¿Tiene algún efecto secundario o influye en el aumento de peso? Las Respuestas.

¿Qué es el Implante anticonceptivo?

El implante es una varilla de plástico pequeña, flexible y cilíndrica, de 4 cm de longitud y 2 mm de diámetro. Una vez insertado, el implante es casi invisible y no se siente en absoluto. ¿Cómo funciona? El implante anticonceptivo es un microprogestágeno que suministra de forma continua una hormona femenina (etonogestrel) directamente al torrente sanguíneo, suprimiendo así el ciclo menstrual y la ovulación. No contiene estrógenos, a diferencia de la píldora o el parche anticonceptivo.

Eficacia del implante anticonceptivo

El implante anticonceptivo tiene una eficacia del 99,9% (el 0,1% restante se debe a raros casos de manipulación incorrecta durante la inserción) y esto durante un máximo de 3 años.

¿Qué mujeres pueden usar el implante anticonceptivo?

El implante puede recetarse a las mujeres que tienen contraindicados los anticonceptivos estroprogestivos o el DIU (dispositivo intrauterino: espiral) o que tienden a olvidar la píldora, por ejemplo. El implante está contraindicado en casos de flebitis, embolia pulmonar, tumores sensibles a las hormonas sexuales, hemorragias vaginales inexplicables y enfermedades hepáticas graves.

Cómo se coloca un implante anticonceptivo

Antes de la inserción, el ginecólogo o la matrona aplican una crema o un parche anestésico. Para facilitar la inserción del implante, debes acostarte de espaldas con el brazo ligeramente doblado en el codo y girado hacia afuera. El profesional introduce el implante bajo la piel del brazo no dominante (brazo izquierdo si eres diestra y viceversa), por encima del pliegue del codo, utilizando una aguja como si fuera una vacuna. La inserción de un implante anticonceptivo es rápida e indolora. La anticoncepción es activa 24 horas después de la inserción del implante, pero es aconsejable combinarla con otro método anticonceptivo, como el preservativo, durante los primeros 15 días. También se recomienda una visita al médico 3 meses después de la inserción para comprobar que el implante no se ha perdido en el cuerpo. Aparte de esta revisión médica, el implante no requiere ningún seguimiento particular.

Extracción del implante anticonceptivo

Al igual que la inserción, la extracción del implante la realiza un médico, un ginecólogo o una matrona, necesariamente bajo anestesia local (crema, parche anestésico y/o completada con una inyección de lidocaína, un anestésico local capaz de inhibir la transmisión de los impulsos nerviosos). A continuación, el profesional realiza una pequeña incisión por encima del implante para retirar el vástago con unas pequeñas pinzas. Recuerda que la extracción de un implante es fácil, rápida e indolora. Si experimentas náuseas u otros efectos secundarios tras la retirada del implante, no dudes en consultar a tu médico.

La regla, el acné... ¿Cuáles son los efectos secundarios?

El implante puede provocar acné en algunas mujeres y afectar al flujo de sus periodos: algunas tendrán periodos menos frecuentes, a veces más cortos o más largos de lo habitual. Por último, pueden producirse hemorragias, sobre todo durante los primeros 6 meses tras la inserción del implante, ya que la progestina también hará que el revestimiento interno del endometrio (útero) sea más fino y frágil, por lo que puede sangrar, lo que puede resultar embarazoso y agotador. Si las hemorragias son muy frecuentes, es aconsejable consultar al médico. Además, la toma de ciertos medicamentos puede reducir su eficacia: como los utilizados para tratar la epilepsia o la tuberculosis, pero también los antidepresivos a base de hierba de San Juan.

Implante anticonceptivo y aumento de peso

La reacción a los anticonceptivos hormonales, como el implante anticonceptivo, varía mucho de una mujer a otra: la liberación continua de progesterona en el cuerpo provoca un cambio en el equilibrio hormonal y puede hacer que algunas mujeres tengan hambre, mientras que otras pueden no notar ningún cambio en su hambre o peso. Sin embargo, es cierto que como cualquier anticonceptivo hormonal (parche anticonceptivo, anillo vaginal, píldora...), el implante puede provocar ciertos efectos secundarios como el aumento de peso en algunas mujeres con sobrepeso. Para las mujeres que pesan más de 80 kilos, es aconsejable cambiar el implante después de 2 años, ya que la dosis de hormonas puede ser insuficiente para proporcionar una protección óptima durante 3 años.

¿Impacto en la libido?

Todos los anticonceptivos que suministran hormonas pueden tener un impacto en la libido. Pero, de nuevo, esta disminución (o aumento, en su caso) varía de una mujer a otra. Si notas una disminución de la libido y te molesta, habla con tu médico. Si esto te resulta muy problemático, considera otro método anticonceptivo, posiblemente sin hormonas, como el DIU de cobre.

¿Hay algún riesgo?

El implante se ha asociado a riesgos de daño neurovascular en el lugar de inserción y de migración a los vasos sanguíneos y al tórax.

🔆 También te puede interesar leer:

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!