depresión muerte ser querido

¿Qué es la depresión?

Hay muchas cosas bellas y edificantes en la vida, pero también hay pérdidas. Perder a un ser querido puede desencadenar intensos sentimientos de dolor. Para algunas personas, este dolor puede conducir a la depresión o empeorar la depresión subyacente.

Puedes esperar llorar y sentirte triste después de una pérdida, pero los sentimientos prolongados de tristeza y desesperanza pueden significar que tienes depresión. Ya sea que experimentes dolor, depresión o ambos, existen muchos enfoques que pueden ayudarte a sanar con el tiempo.

Diferencias entre pena y depresión

Todos lloran de manera diferente. Algunas personas pueden tener síntomas que son muy similares a la depresión, como la retirada de los entornos sociales y los intensos sentimientos de tristeza. Sin embargo, existen diferencias muy importantes entre la depresión y el dolor.

Duración de los síntomas. Las personas con depresión se sienten deprimidas casi todo el tiempo. Las personas en duelo a menudo tienen síntomas que fluctúan o aparecen en oleadas.

Aceptación de apoyo. Las personas con depresión a menudo comienzan a aislarse e incluso pueden evitar a los demás. Las personas que están de duelo pueden evitar entornos sociales vibrantes, pero a menudo aceptan algún apoyo de sus seres queridos.

Habilidad para funcionar. Alguien que está de duelo todavía puede ir al trabajo o seguir estudiando. Incluso pueden sentir que participar en estas actividades les ayudará a ocupar su mente. Sin embargo, si estás deprimido clínicamente, puedes experimentar síntomas tan graves que no puedes ir a trabajar o realizar otras tareas importantes.

El duelo puede ser un desencadenante de la depresión, pero no todos la sufrirán.

¿Qué es el dolor complicado?

El duelo es un conjunto normal y esperado de emociones que pueden ocurrir después de la pérdida de un ser querido. Sin embargo, algunas personas experimentan un nivel de pena más significativo y duradero. Esto se conoce como dolor complicado.

El duelo complicado puede compartir muchos de los mismos síntomas de depresión. También puede conducir a la depresión, o empeorar la depresión en alguien que ya la experimenta.

Los síntomas de duelo complicado incluyen:

  • Problemas para pensar en otra cosa que no sea la muerte del ser querido.
  • Anhelo duradero del ser querido fallecido.
  • Dificultad para aceptar que el ser querido se ha ido.
  • Amargura duradera por la pérdida.
  • Sentir que la vida ya no tiene sentido.
  • Problemas para confiar en otros.
  • Dificultad para recordar recuerdos positivos del ser querido.
  • Duelo que empeora en lugar de mejorar.

Cómo cuidarte

Cuidar de ti mismo no es una acción egoísta cuando experimentas dolor. En cambio, puede ser parte del proceso que te ayudará a sentirte mejor mental y físicamente.

Algunas formas de cuidarse incluyen:

  • Hacer ejercicio regularmente, como caminar, andar en bicicleta, usar una máquina elíptica o tomar una clase de ejercicio (siempre consulta a tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicio).
  • Dormir al menos de 7 a 8 horas todas las noches
  • Explorar una nueva habilidad, como tomar una clase de cocina, unirse a un club de lectura o inscribirse en un seminario.
  • Llamar o ver a amigos o seres queridos que pueden ofrecer apoyo.
  • Unirse a un grupo de apoyo para aquellos que han experimentado la pérdida de un ser querido
  • Así como algunos enfoques pueden ayudar, otros no. Recurrir a sustancias o al alcohol para escapar de los pensamientos no es un comportamiento productivo, y en realidad puede hacer que te sientas peor con el tiempo.
  • Cuando llegues a una fecha importante relacionada con tu ser querido, como un aniversario o cumpleaños, no tienes que fingir que la fecha no es importante para ti. Reconoce el día. Celebra la memoria de tu ser querido o pasa tiempo con amigos y familiares que puedan ayudarte a sentirte mejor.

Cuando buscar ayuda

La pérdida de un ser querido cambia la vida y puede dejar un profundo agujero en tu vida. Consulta con el médico si tienes los siguientes síntomas:

  • Dificultad para realizar actividades cotidianas.
  • Sentirse culpable o culparse por la muerte de su ser querido.
  • Sentir que no se tiene ningún propósito en la vida.
  • Perder el deseo de participar en actividades sociales.
  • Deseando haber muerto también.
  • Sentir que no vale la pena vivir si no se tiene al ser querido.

El médico puede derivarte a un especialista de salud mental que se especialice en duelo. Este terapeuta podría sugerir varias opciones de tratamiento, como terapia de conversación, medicamentos o ambos. Estos tratamientos pueden ayudar a procesar la pérdida y controlar el dolor.

Perspectiva a largo plazo

Perder a un ser querido no significa que la vida haya terminado, pero sí significa que las cosas serán diferentes. Buscar ayuda y apoyo te ayudará a sentirte mejor.

Lo que necesitas saber sobre las etapas del duelo

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!