¿Qué causa los celos en la pareja?

Los celos en la pareja: Una reacción saludable en pequeñas dosis

Cuando no son patológicos, los celos, en pequeñas manifestaciones, no son necesariamente perjudiciales para la pareja. Puede ser una mirada lúcida repentina, cuando detectas el deseo de otra persona en los ojos de tu pareja. Y sería absurdo negar que estos chispazos de deseo, o deseos de seducir a otras personas, son parte integrante de una pareja siempre que se mantengan en el estadio de la fantasía.

Los celos, en estos casos, alejan la fusión de la pareja: Nos recuerdan que no lo somos todo para el otro. La persona que experimenta los celos recuerda su propia existencia independiente fuera del dúo. Este ligero sentimiento de celos o rivalidad nos recuerda la necesidad de esforzarnos por la otra persona, el deseo de complacerla. Los celos en una pareja exponen las dudas y los temores de no ser lo suficientemente seductor, de no ser suficiente... Todos estos son sentimientos normales, lúcidos y equilibrados.

Celos y sentimientos de inseguridad

Para algunas personas los celos son patológicos, por ejemplo, cuando son obsesivos o sistemáticos. ¿Tu pareja te ve coqueteando en todas partes, con todo el mundo? ¿Reprocha miradas y palabras que quizás hayas pronunciado sin darte cuenta? Puede ser una cuestión de inseguridad personal, que le lleva a interpretar todas tus relaciones comparándolas con tu relación.

Este comportamiento refleja una permanente falta de autoestima que puede ser muy difícil de manejar en el día a día. Por ejemplo, si tu pareja te pilla mirando a otro hombre/mujer, entonces se compara y se siente amenazada. Esta tendencia a devaluarse a sí mismo es psicológicamente agotadora y pone a prueba a la pareja todos los días, sobre todo porque ninguna cantidad de charla y atención será suficiente para llenar este dolor narcisista.

Aunque a veces baste con tranquilizar a una persona celosa, suele ser necesario comunicarse para poner de manifiesto el problema. De hecho, la persona que sufre de celos de forma habitual debe realizar un trabajo de desarrollo personal para ganar más confianza en sí misma y vivir mejor la relación en el día a día.

Cuando los celos rozan la paranoia

Los celos a veces adquieren la apariencia de paranoia, especialmente cuando son completamente inconscientes y, por tanto, no se reconocen. Este sentimiento puede manifestarse sin que la persona celosa se dé cuenta. Pongamos un ejemplo concreto: En cuanto alguien se acerca a ti en una fiesta, tu pareja se calla y no dice nada más.

Cuando lo confrontas después, finge estar molesta por tal o cual razón, sin mencionar nunca un sentimiento de celos. Es posible que diga la verdad: en algunos casos, efectivamente, la negación es demasiado fuerte. Freud estaba convencido de que los sentimientos de celos son inevitables en una pareja. Según él, algunas personas tienen más éxito en reprimir este sentimiento, pero nadie está libre de él. De hecho, aparte de los erotómanos, que están convencidos de que todo el mundo les quiere exactamente por lo que son, habría que estar loco de pretensión y vanidad para imaginar que es posible que a uno le quieran por lo que es, que todo lo que hay en uno es adorable.

La fricción entre las apariencias, las representaciones de uno mismo y lo que uno se imagina que es en la mente del otro contribuye a un sentimiento de inseguridad.

Miedo a perder a la otra persona

Los celos son una fuerte señal de falta de confianza en la vida cotidiana. ¿Imaginas con frecuencia que tu pareja te engaña y que por ello te dejará? Si, objetivamente, tu pareja no está poniendo en peligro vuestra relación, es fundamental que analices las causas de esos celos que los están destrozando. Pregúntate qué es lo que más te asusta en este escenario: ¿La soledad, la traición, el rechazo? Intenta indagar en tus sentimientos para entender la causa: ¿Es una tristeza lo que sientes cuando estallan los celos? ¿O es más bien ira? Sólo volviendo a las causas de tus celos podrás deshacerte de ellos. Si este sentimiento es demasiado pesado o destructivo para ti y tu relación, puede ser útil buscar ayuda profesional. La terapia puede ayudar.

Los celos tienen muchas causas, que son sobre todo la expresión de una condición psicológica por parte de la persona celosa. Los celos no son necesariamente un sentimiento negativo. Lo es cuando es incontrolable e incapacitante.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!