¿Puedo usar Jacuzzis, hidromasaje, baños calientes en el embarazo?

¿Puedo usar un jacuzzi o bañera de hidromasaje si estoy embarazada?

Los jacuzzis pueden ser muy relajantes para las mujeres embarazadas, y pueden ser seguros siempre que el agua no esté demasiado caliente y se limite el tiempo de uso.

Demasiado calor no es bueno para el embarazo

Calentarse demasiado a lo largo de los primeros meses de embarazo puede ser poco saludable no sólo para ti, sino también para el feto. Las investigaciones actuales indican que un ligero aumento de la temperatura corporal durante las primeras etapas del desarrollo de los órganos del feto puede provocar defectos de nacimiento en el recién nacido. Esta serie de estudios académicos se llevaron a cabo en mujeres embarazadas cuyas temperaturas elevadas se debían más a una enfermedad que al uso de baños calientes.

No obstante, cuando se está embarazada, el sobrecalentamiento supone un problema, ya que a menudo se convierte en mareos. Ten en cuenta que si empiezas a sentirte débil, sal inmediatamente de la bañera. Durante el embarazo, te resultará más difícil mantener una temperatura corporal fresca, por lo que es más probable que te desmayes después de sobrecalentarte en un jacuzzi o, lo que es peor, existe la posibilidad de someter al bebé por nacer a estrés o de interferir en su desarrollo normal. A la vista de esta información, parece prudente que la futura madre evite elevar su temperatura corporal durante el embarazo.

Tomar precauciones de seguridad para el uso de Jacuzzis en el embarazo

Prepara la llegada de tu bebé con hasta un 15% de descuento ⬇⬇⬇lista de nacimiento bebe

El agua de los jacuzzis suele estar demasiado caliente si estás embarazada para sentarte en ella de forma segura durante periodos de tiempo prolongados. El agua calentada a más de 40 grados puede ser perjudicial para las células humanas en desarrollo, por lo que puede causar graves daños a tu hijo. Si entras en un jacuzzi, asegúrate de que puedes mantener el control de la temperatura a no más de 37 grados, así como de reducir el tiempo que pasas en el jacuzzi.

Se ha recomendado que la temperatura del cuerpo materno no se eleve repetidamente durante el embarazo por encima de los 38,9° C. Para las mujeres que utilicen jacuzzis u otros tratamientos con agua caliente, esta restricción significa limitar la exposición a 15 minutos en agua a 39°C, o a 10 minutos en agua a 40°C.

Como la situación de cada mujer embarazada es diferente es muy importante que consultes con tu médico antes de utilizar jacuzzis o hidromasaje durante el embarazo para que te diga si en tu caso puedes o no hacerlo.

Si entras en una bañera de hidromasaje o jacuzzi, asegúrate de que puedes mantener el control de la temperatura a no más de 37 grados y de que también reduces tu tiempo real en la bañera.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños