Cabello quebradizo: ¿Qué hacer?

A diferencia de la caída del cabello, el cabello quebradizo está relacionado con un debilitamiento de la fibra que provoca una rotura del cabello.

La rotura del cabello suele estar provocada por el uso habitual de aparatos de calor o por la repetición de tratamientos químicos. Unos simples gestos cotidianos pueden ayudarte a limitar las roturas.

¿Cómo reconocer el cabello quebradizo?

Por lo general, tendemos a confundir la caída del cabello con la fragilidad del mismo. Sin embargo, se trata de dos problemas muy diferentes.

En el primer caso, el cabello se cae de forma natural al final de su ciclo de vida o en caso de alguna deficiencia en el organismo. Por otro lado, el cabello quebradizo está relacionada con un debilitamiento de la fibra que conduce a la rotura del cabello.

Haz la prueba

Coge un pelo entre el pulgar y el índice y tira de él. Si es elástica y no se rompe, está sana. Si se rompe, significa que su cabello es frágil y, por tanto, está muy dañado.

Este tipo de cabello también tiende a tener las puntas abiertas, que dan un efecto de paja. Este es uno de los signos de la fatiga capilar.

¿Por qué tengo el pelo quebradizo?

Hay muchas razones por las que el cabello puede volverse quebradizo. El uso recurrente de aparatos de secado y peinado, como secadores, planchas o rizadores, tiende a dañar la fibra.

Algunos consejos

Para limitar la rotura, desenreda siempre tu cabello antes de utilizar un aparato de peinado y espera a que esté seco. De hecho, a un cierto grado, el agua aún presente en la fibra hervirá y quemará el cabello. Los productos capilares termoprotectores también prometen proteger el cabello del calor de dichas herramientas.

El aumento de la fragilidad del cabello también puede deberse a la agresión química repetida, como la permanente, la coloración, la decoloración o el alisado. La agresividad de los productos dañará la fibra. Se recomienda la aplicación de un champú adecuado y un producto de cuidado profundo varias veces a la semana para preservar el cabello dañado.

Entre las causas que se mencionan para explicar esta rotura del cabello, también podemos mencionar:

  • Nadar repetidamente en el agua del mar o de la piscina.
  • Exposición al sol.
  • Cambios estacionales.
  • Deficiencia de nutrientes.
  • Frotar con materiales irritantes como la lana o materiales sintéticos como el poliéster.
  • Cepillarse demasiado fuerte.
  • Peinados ajustados.
  • Cambios hormonales.
  • El estrés.
  • La falta de sueño.

¿Se puede reparar el cabello quebradizo?

Ante los primeros síntomas de fragilidad, puedes optar por un champú a base de queratina para fortalecer la fibra capilar. La vitamina B6 y la biotina -o vitamina B8- utilizadas en champús o complementos alimenticios también pueden tener un efecto beneficioso sobre el estado del cabello y las uñas.

También puedes recurrir a los aceites vegetales -aguacate, pracaxi, ricino, jojoba- para fortalecer y nutrir el cabello quebradizo. Un remedio natural que debe aplicarse como mascarilla sobre el cabello seco durante al menos 30 minutos o dejarlo actuar toda la noche.

Dieta equilibrada para fortalecer el cabello

Porque la belleza también viene del plato, recuerda consumir regularmente vitamina B, hierro y zinc para mejorar tu salud capilar.

Mientras que varios complementos alimenticios ofrecen curas de belleza para el cabello, alimentos como el pescado, los huevos, las verduras verdes e incluso el chocolate te ayudarán a fortalecer tu cabello y a estimular tus papilas gustativas.

Cosas cotidianas que puedes hacer para proteger tu cabello

  • Si puedes, prescinde de las herramientas de peinado y deja que tu pelo se seque al aire.
  • Si la plancha o el rizador forman parte de tu rutina capilar, aplica un producto protector del calor a tu cabello antes de secarlo.
  • Elige tintes vegetales o naturales en lugar de colores químicos.
  • Acude a una cita con tu peluquero/a cada dos meses.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!